Cuál es el Significado de Parte. Concepto, Definición, Qué es Parte

Definición de Parte


1. Significado de Parte

Parte, en derecho, es cada una de las posiciones que puede haber enfrentadas en un litigio (juicio, arbitraje o conciliación) o que celebran un contrato.

Derecho procesal

En derecho procesal, es la persona o conjunto de personas que actúa en el proceso judicial defendiendo su derecho o interés frente a un conflicto actual sometido a la decisión de un tribunal de justicia.
Las partes directas son el demandante y el demandado, aunque en algunos procedimientos judiciales pueden recibir un nombre diverso.
Las partes indirectas son los terceros, que intervienen defendiendo intereses armónicos, disímiles o independientes de las partes principales (como los amicus curiae). En Derecho penal, por ejemplo, existe la acusación particular o la acusación popular que pueden actuar independientemente del ministerio público).
En los actos judiciales no contenciosos, llamados impropiamente también actos de jurisdicción no contenciosa o voluntaria, la parte recibe el nombre de interesado o solicitante, porque no hay una contraparte contra la cual entablar conflicto, sino que el procedimiento comienza con una solicitud ante el tribunal respectivo.

Derecho contractual

En derecho contractual las partes son las personas físicas o jurídicas que dan su consentimiento y celebran el contrato.
Son una parte esencial del contrato, hasta el punto de que en el caso de cambiar alguna de las partes se produce la extinción del contrato, y la novación del mismo, por medio de la subrogación de una persona nueva en el lugar en el que se encontraba alguna de las anteriores.
Por otro lado, una de las partes puede estar formada por una o más personas, siempre y cuando estas actúen de forma conjunta, ya sea de forma mancomunada o solidaria.

2. Definición de Parte

El diccionario de la Real Academia Española (RAE) reconoce más de una veintena de acepciones del término parte. Este concepto, cuyo origen etimológico se halla en el latín (partis), suele emplearse para nombrar a un fragmento o una fracción de algo que constituye un todo.
Esto quiere decir que un todo puede estar formado por diversas partes. Por ejemplo: “Este regalo es apenas una parte de todas las sorpresas que preparé para tu cumpleaños”, “Creo que este muñeco está roto y le faltan algunas partes”, “Tengo salud, estoy enamorado… la única parte de mi vida que me preocupa es la laboral”.
La parte en cuestión puede ser simbólica o física. Una persona puede indicar que la parte que más le gusta de otra es su personalidad o que la parte favorita de una película es cuando el protagonista se salva de un accidente. La parte también puede ser concreta: una pata es una parte de una mesa, al igual que un teclado puede considerarse como una parte de un equipo informático.
La noción de parte también puede emplearse para nombrar a un individuo o grupo que tiene interés en un cierto asunto (“Las partes no se pusieron de acuerdo, por lo que el contrato aún no se firmó”) o a los bandos que se involucran en un enfrentamiento (“Las partes beligerantes se encontraron esta mañana a orillas del río”).
Un determinado lugar (“Vete a otra parte”), un mensaje o aviso (“El doctor todavía no me dio el parte médico de la abuela”), las divisiones de una obra artística (“La primera parte de Star Wars es mi preferida”) y los órganos sexuales (en este caso, se emplea en plural: “Me golpeó en mis partes”) son otros conceptos que se nombran como partes.