Cuál es el Significado de Hábito - Concepto, Definición, Qué es Hábito

Definición, Concepto, Significado, Qué es Hábito


Concepto de Hábito


1. Concepto de Hábito

Se denomina hábito a toda conducta que se repite en el tiempo de modo sistemático. Debe quedar claro que un hábito no es una mera conducta asidua, sino que debe ser de un grado de regularidad que se confunda con la vida del individuo que lo ostenta. Por extensión, suele denominarse hábito al modo de vida de los presbíteros.
Todas las personas tienen arraigados una serie de hábitos que tienen notable influencia en sus vidas, hasta el punto determinar los éxitos y los fracasos en diversas actividades. Es por ello que es de suma importancia fijar la atención en las conductas recurrentes que se han incorporado. Muchas de estas son totalmente inconscientes, por lo que es necesario algún grado de introspección para identificarlas. La mayoría, empero, puede vislumbrarse con facilidad, aunque es difícil tanto incorporar una como eliminarla si es necesario.
Los buenos hábitos son aquellos que encaminan la existencia personal a la consecución de objetivos que mejoran la calidad de vida. Deben determinarse en función de la satisfacción que generen a quien los posea. Así, pueden ponerse de ejemplo el hábito de estar informado, de educarse, de hacer ejercicio, de mantener la higiene, etc.
Por el contrario, los malos hábitos tienen consecuencias negativas para nuestras vidas, siendo fuente de insatisfacciones. Algunos de ellos son notoriamente dañinos y difíciles de eliminar. Pueden ponerse de ejemplo la excesiva ociosidad, el despilfarro de dinero, el fumar, el beber en exceso, etc. A muchas de estas conductas se las llega a llamar vicios.
Para finalizar cabe destacar que la responsabilidad por los hábitos que se tienen puede ser limitada. En efecto muchos de ellos son incorporados en la infancia o en edades tempranas, cuando aún no se tiene una clara idea de sus consecuencias. También puede suceder que tanto los buenos como los malos sean adquiridos por influencia del medio externo, como por ejemplo la familia. Como sea, siempre es importante prestar atención a ellos para usarlos a nuestro favor.


2. Definición de Hábito

El término hábito acepta varios usos los cuales referirán diversas cuestiones dependiendo del contexto en el cual se lo emplee.
Uno de los usos más extendidos del término es aquel que dice que hábito es un vestido o traje que visten los miembros de una corporación, ya sea militar o religiosa. Por ejemplo, la vestimenta que llevan puesta los sacerdotes y las monjas se conocen como hábitos, de ahí que popularmente se diga, cuando alguien renuncia por algún motivo a la carrera religiosa, que ha dejado o colgado los hábitos.
También, un hábito resulta ser la insignia con la cual se suelen distinguir a algunas órdenes militares y por ende el nombre que reciben cada una de estas.
Por otra parte, a instancias de la geología, se conoce como hábito cristalino al aspecto exterior que presenta un mineral, que en palabras más formales, sería algo así como el aspecto macroscópico que tiene un mineral, que a propósito, dependerá directamente de las condiciones ambientales que persistían mientras el mismo se formó.
En tanto, para la Botánica, el hábito será algo totalmente diferente a lo mencionado, porque en este contexto, un hábito será la forma general que presenta una planta, que dependerá de cuestiones como la duración del tallo, el patrón de ramificación, la textura, el desarrollo, entre otros, pudiendo distinguir entonces entre enredaderas, hierbas, liana, arbusto o árbol.
Otro de los usos altamente extendidos del término dice que hábito refiere al modo especial de conducirse que manifiesta una persona y que es la consecuencia de la repetición de actos iguales o semejantes o bien que están originados por tendencias de tipo instintivas.
Según la Psicología, que se ocupa de su estudio, un hábito es ese comportamiento que se repite y repite en el tiempo y que implica un muy pequeño o ningún raciocinio para ser llevado a cabo.
Hay hábitos que resultan parte de nuestras vidas cotidianas como por ejemplo el ducharnos y lavarnos los dientes antes de irnos a dormir, aunque también existen algunos que pueden resultar ampliamente perjudiciales para la salud porque implican procesos mentales que conllevan a la inflexibilidad conductual. En este caso podemos incluir la dependencia hacia determinadas drogas como ser el alcohol, el tabaco, la cocaína, entre otras, que ciertamente desembocan en el hábito de quien las consume.
Lo más aconsejable para alguien que manifiesta un hábito nocivo es romperlo y esto se conseguirá, ya sea repitiendo el comportamiento hasta que se vuelva por si mismo desagradable, o en su defecto separar al individuo de aquel estímulo que lo induce a una conducta incorrecta o perjudicial.

3. Significado de Hábito

La palabra hábito, deriva en su etimología del latín “habitus” que significa “tenido”, pues es el participio del verbo tener, “habere” en latín”. Se aplica por un lado a una vestimenta típica, usada siempre, como por ejemplo la de los sacerdotes, de allí el conocido refrán de que el hábito no conforma la figura del monje. Abandonar los hábitos se aplica al caso de quienes se han consagrado como religiosos, y retoman por algún motivo, la vida civil.
En Psicología el hábito es la repetición de conductas que hace un sujeto, que luego le permiten automizarlas, y aunque son conductas en general aprendidas (aunque existe una predisposición innata hacia ellas, o se adquieren por imitación de otras personas del entorno) una vez instaladas, aparecen en el sujeto de modo natural y forman parte de su personalidad.
Los hábitos pueden ser buenos, y en tal caso se presentan como virtudes, por ejemplo: el hábito del estudio, el hábito del aseo personal, el hábito del orden o el hábito de la lectura.
Algunos tienen incidencia no solo a nivel espiritual o cultural, sino físico, como los buenos hábitos alimentarios y los deportivos.
Otros hábitos son considerados socialmente malos y por lo tanto viciosos, como el hábito de robar, el hábito de mentir, de fumar, o el hábito de beber alcohol.
Existen hábitos individuales, como los que hemos mencionado, y otros sociales, que la sociedad trata de imponer a sus miembros para una mejor convivencia: el hábito de saludar, el hábito de la puntualidad o el de respetar las reglas o normas sociales y jurídicas.

4. Sinónimo de Hábito

Nos referimos a un Hábito cuando hacemos referencia a un acto que tomamos por costumbre, es una acción que alguien realiza tantas veces que “Se vuelve un habito para ella“, Los hábitos por lo general son movimientos sencillos de las personas para complementar su vida de momentos y funciones, muchas veces un hábito puede ser una distraccion para quien lo realiza, “Es natural ver a la señora de Márquez alimentar a las palomas cada día en la plaza cuando va a la panadería a comprar pan y jugo“, son costumbres, propias del ser humanas que se adaptan al entorno que los rodea. Los hábitos pueden ser los corresponsales de una manía, la cual llega a convertirse en obsesión en ciertos casos.
Desde un punto de vista más psicológico, podemos afirmar que el ser humano es capaz de acostumbrarse a una acción, al punto de necesitarla para estar bien consigo mismo. Pasa como en el siguiente ejemplo, “La maestra Laura cuando se va de viaje a pasarse unas vacaciones con su hijo fuera de la ciudad, a la semana extraña tomar café en su escritorio, pues para ella, durante tantos años es un hábito común y parte de la rutina diaria de trabajo y demás funciones. Cuando una persona cambia algún objeto al cual está habituado a usarlo, sentirá automáticamente incomodidad con lo nuevo, ya que esta cosa que reemplazo, se adaptaba a sus necesidades y gustos, a todos nos ha pasado que en lo que cambiamos el colchón de nuestras camas, la rigidez del nuevo nos hace extrañar el viejo cuya forma se amolda al cuerpo.
Cuando el ser humano se siente cómodo, no tendrá reparo en seguir disfrutando de esa comodidad, los hábitos afectivos por ejemplo, si una persona se siente cómoda con otra, nacerán sentimientos al punto que compartirá con estos el tiempo que se disponga, será un hábito vivir con esa persona, lo mismo pasa con los hábitos morales, la conducta del ser humano se basa en principios fundamentados en la sociedad, hacer el bien o hacer el mal, se puede sin problema alguno llegar a ser habitual entre ellos.