Cuál es el Significado de Hábitat. Concepto, Definición, Qué es Hábitat

Definición de Hábitat

Habitat

1. Significado de Hábitat

Hábitat es un término que hace referencia al lugar que presenta las condiciones apropiadas para que viva un organismo, especie o comunidad animal o vegetal. Se trata, por lo tanto, del espacio en el cual una población biológica puede residir y reproducirse, lo que supone la posibilidad de perpetuar su presencia.
Es importante tener en cuenta que la acción humana y los cambios de la naturaleza (como el cambio en el clima o una erupción volcánica, por ejemplo) modifican los hábitat. El lugar que hoy es el hábitat de un animal puede no serlo en el futuro y viceversa.
El hábitat puede encontrarse en los lugares geográficos más diversos. Así como una bacteria puede tener su hábitat en un pequeño charco dentro de una gran ciudad, un mamífero como el león requiere de un hábitat mucho más amplio y con otras características.
El hábitat está dado por una combinación de factores bióticos y abióticos: este ambiente se corresponde, por lo tanto, con distintas características geográficas, climatológicas, etc.
En el caso de los seres humanos, el concepto es más complejo. Se entiende por hábitat humano a un conjunto de factores materiales institucionales que condicionan el desarrollo de una comunidad humana localizada.
Cabe destacar que la destrucción del hábitat supone un grave peligro para la subsistencia de la especie que habita en dicho ambiente. La contaminación atmosférica que incentiva el calentamiento global, por ejemplo, lleva a que los glaciares se derritan. De este modo, el oso polar está sufriendo una importante degradación de su hábitat y corre riesgo de extinción.


2. Definición de Hábitat

Se le conoce como Hábitat a un determinado lugar en el que una especie en específico puede cumplir con lo que establece su naturaleza “Nacer, crecer, reproducir, morir“. El hábitat de una especie está conformado por una serie de elementos que garantizan su supervivencia en ese sitio, entre estos destaca, alimento y especies iguales de distinto sexo para la reproducción. Es importante para una especie poder preservar lo básico de su existencia en el área en la que habita, es decir, cubrir todas sus necesidades a fin garantizar que todo el proceso de vida se cumpla. Los hábitat están también estrechamente relacionados con la forma corporal de la especie, por ejemplo, el hábitat de los peces es el agua, algunos el agua salada del mar, otros en el agua dulce de los ríos y lagos.
Por definición, el ser humano es el ser vivo con más complejidad y si hacemos referencias a sus necesidades nos encontramos con que su hábitat necesita más elementos y comodidades, además de un hogar en el que vivir, su alimento es más variado y requiere de una atención más especial, su crecimiento mental y personal se ha expandido al punto de crear ciudades y sociedades pobladas en las que desarrolla su vida con total plenitud y comodidad, además de esto, el ser humano se complementa y socializa entre sí con el propósito de expandir su hábitat a otras regiones. La presencia de agentes como la diversidad cultural, modifica los ambientes en forma de hábitat para cada región, haciendo que la vida para el ser humano en ocasiones no sea muy cómoda en cada lugar.
Otro tipo de organismos no multicelulares como las bacterias o células patógenas se alojan en lugares en los que condiciones como la temperatura solamente son ideales para cumplir sus funciones en concreto. En el proceso evolutivo de las especies hasta la actualidad, se pudo observar que a medida que avanzó el tiempo, se modificó el hábitat, haciendo que las especies fueran movilizándose, convirtiéndose en nómadas hasta el momento en que fue suficientemente cómodo y practico el ambiente en el que se encontraban.


3. Concepto de Hábitat

Hábitat es una palabra latina, derivada del verbo “habitare”, que designa las características ambientales del lugar donde una especie de organismos vivos desarrolla fructíficamente su existencia. Así el hábitat propio o natural de las ranas son las lagunas y los charcos, el de los leones, la selva, y el de los cactus, los desiertos. El nicho ecológico comprende el hábitat o lugar geográfico más el conjunto de los factores bióticos (organismos vivos y las competencias e interacciones entre ellos) y abióticos (condiciones del ambiente) que caracterizan a ese lugar. Implica no solo el lugar y sus características (hábitat) sino también la relación y competencia entre las distintas especies que lo habitan.
El hábitat es un concepto de raigambre ecológica que remite al lugar apto para que una especie crezca y se perpetúe. Los hábitats son particulares y diferentes para cada especie o grupos de especies, siendo el hábitat que posee la mayor biodiversidad, la selva, como bioma. Las especies pueden tener mayor o menor adaptabilidad hacia los hábitats y hasta modificar sus características físicas para adaptarse a ellos.
Son hábitats naturales aquellos que no han sufrido o solo en poca cuantía la intervención humana, y son objeto de protección legislativa en defensa del medio ambiente, como el caso de las áreas naturales protegidas.
El hábitat humano es donde un grupo de personas desarrolla su existencia, ya sea en una zona rural o urbana, conteniendo el concepto no solo condiciones naturales sino también arquitectónicas e institucionales, pues el ser humano desarrolla su vida en sociedad, y cada individuo dentro de ella debe contar con las condiciones de vida adecuadas para su propio desarrollo personal, en pos del crecimiento y mejora