BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Cuál es el Significado de Impuesto. Concepto, Definición, Qué es Impuesto

ADS BY GOOGLE


Definiciones y Conceptos de Impuesto

Definición de Impuesto

El impuesto es una clase de tributo (obligaciones generalmente pecuniarias en favor del acreedor tributario) regido por derecho público. Se caracteriza por no requerir una contraprestación directa o determinada por parte de la administración hacendaria (acreedor tributario).
Los impuestos en la mayoría de legislaciones surgen exclusivamente por la "potestad tributaria del Estado", principalmente con el objeto de financiar sus gastos. Su principio rector, denominado "Capacidad Contributiva", sugiere que quienes más tienen deben aportar en mayor medida al financiamiento estatal, para consagrar el principio constitucional de equidad y el principio social de la libertad
Los impuestos son cargas obligatorias que las personas y empresas tienen que pagar para financiar al estado. En pocas palabras: sin los impuestos el estado no podría funcionar, ya que no dispondría de fondos para financiar la construcción de infraestructuras (carreteras, puertos, aeropuertos, eléctricas), prestar los servicios públicos de sanidad, educación, defensa, sistemas de protección social (desempleo, prestaciones por invalidez o accidentes laborales), etc.
En ocasiones, en la base del establecimiento del impuesto se encuentran otras causas, como disuadir la compra de determinado producto (por ejemplo, tabaco) o fomentar o desalentar determinadas actividades económicas. De esta manera, se puede definir la figura tributaria como una exacción pecuniaria forzosa para los que están en el hecho imponible. La reglamentación de los impuestos se denomina sistema fiscal o fiscalidad.

Concepto de Impuesto

El impuesto es la prestación de dinero regido por derecho público, que se pagan al estado de acuerdo a lo establecido por la ley, con el objetivo de satisfacer las necesidades comunes de todos los ciudadanos.
Es a través de esta prestación como se obtiene parte del ingreso público para costear necesidades colectivas de cualquier administración.
Los impuestos son cargas obligatorias que las personas y empresas que tienen un mayor ingreso, deben pagar para financiar el estado. El estado maneja estos fondos para financiar la construcción de infraestructuras (carreteras, puertos, aeropuertos, eléctricas), prestar los servicios públicos de sanidad, educación, defensa, sistemas de protección social (desempleo, prestaciones por invalidez o accidentes laborales), etc.
La reglamentación de los impuestos se denomina sistema fiscal o fiscalidad.
Tipos de impuestos:
• Directos: Son todos aquellos impuestos que gravan o afectan directamente lo que se recibe como ingreso.
• Indirectos: Son todos aquellos impuestos que gravan o afectan a lo que se consume o se gasta, como el IVA.
Clases de impuestos:
• Tipos impositivos máximos y mínimos: Son calculados con base en porcentajes, llamados tasas de impuestos o alícuotas, sobre un valor particular, la base imponible.
• Un impuesto Ad Valorem: Es aquel para el cual el impuesto base es el valor de un bien, servicio o propiedad.
• Impuestos progresivos y regresivos: Los sistemas de impuestos varían a medida que aumenta la base imponible a la que se aplica el impuesto.
Según la variación de la cuantía porcentual del impuesto se clasifican en:
• Impuesto plano o proporcional: El porcentaje no es dependiente de la base imponible o la renta del individuo sujeto a impuestos.
• Impuesto progresivo: Mayor ganancia o renta, mayor es el porcentaje de impuestos sobre la base.
• Impuesto regresivo: Cuando a mayor es la ganancia o renta, menor es el porcentaje de impuestos que debe pagarse sobre el total de la base imponible.

Definición de Impuesto

Se designa con la palabra impuesto a aquel tributo o carga que los individuos que viven en una determinada comunidad o país le deben pagar al estado que los representa, para que este, a través de ese pago y sin ejercer ningún tipo de contraprestación como consecuencia del mismo, pueda financiar sus gastos, en una primera instancia y también, de acuerdo al orden de prioridades que impulse y promueva, por ejemplo, obras públicas tendientes a satisfacer las demandas de los sectores más pobres y sin recursos, entre otras cuestiones. De esto se desprende, entonces, que el objetivo básico de los impuestos será el de financiar los gastos de un determinado estado.
El principio rector de los impuestos es el de capacidad contributiva, esto quiere decir que el valor del impuesto estará determinado por los ingresos que la persona reciba, es decir y en orden a lo que establecen los principios constitucionales de equidad y solidaridad social, a mayores ingresos, el individuo deberá pagar más y por el contrario, cuanto menos dinero ostente una persona, menor será el gravamen que deberá pagarle al estado.
Lamentablemente, hoy por hoy, es muy difícil que esto exista, ya que en muchas naciones estos principios no son para nada tenidos en cuenta, priorizándose otras cuestiones por sobre los mencionados preceptos constitucionales como ser: la de aumentar la recaudación, boicotear la compra de un determinado producto o desalentar determinadas actividades económicas.
Se pueden distinguir entre dos tipos de impuestos, directo e indirecto. El directo será aquel que gravará las fuentes de capacidad económica como la renta o el patrimonio y por otro lado, el indirecto, que grava el consumo y el gasto.
Un impuesto consta de los siguientes elementos: el hecho imponible, que será aquella circunstancia que origina la obligación tributaria de acuerdo a lo que establece de antemano la ley, el sujeto pasivo o la persona natural o jurídica que es aquella obligada a pagar de acuerdo a sus posibilidades, la base imponible, que es la valoración y la cuantificación del hecho imponible, el tipo de gravamen, que se trata de la proporción que se aplica sobre la base imponible para calcular cuánto debe pagarse de impuesto, la cuota tributaria, que será la cantidad que representa el gravamen y la deuda tributaria que será el resultado de reducir el importe con deducciones o de incrementarse con recargos, por ejemplo, cuando nos pasamos de la fecha de vencimiento estipulada para tal o cual impuesto, entrará a correr esta última cuestión.

Definición de Impuesto a las ganancias

El impuesto a las ganancias o sobre la renta es un tributo que se aplica sobre los ingresos percibidos por personas, empresas o cualquier entidad legal como medio de recaudación estatal.
Entre los diversos impuestos que regulan el normal funcionamiento de las sociedades del mundo, se encuentra el muy comúnmente conocido impuesto sobre la renta o de ganancias. Este impuesto tiene el propósito de concentrar una proporción variable de los ingresos y ganancias que obtienen personas y entidades legales sujetas al pago de impuestos. Normalmente, de acuerdo con el tipo de actividad y la suma total de las ganancias, los organismos fiscales suelen calcular un porcentaje (a menudo variable) de dinero que el involucrado deberá pagarle al gobierno o a la entidad correspondiente por cada cierto estipendio económico que perciba.
Los impuestos sobre las ganancias son distintos. Por ejemplo, puede tratarse de un tributo progresivo, cuando el porcentaje aumenta de acuerdo con el incremento de los ingresos de la persona o institución. El impuesto plano es un tributo constante que no varía de acuerdo con las condiciones de cada momento. El regresivo, por otra parte, es aquel impuesto que, a medida que los ingresos de la persona disminuyen, éste también se reduce, procurando tener un impacto menor sobre la economía del individuo.
Si bien se trata de un impuesto altamente difundido en todo el mundo, no por eso ha generado menos polémica entre los distintos clasificados como pasibles de percibir el cobro de este impuesto. Por ejemplo, muchas celebridades y millonarios a nivel internacional deben abonar sumar exorbitantes en materia de impuestos a las ganancias y, por ello, es sabido que en ocasiones destinan parte de sus fortunas a obras solidarias o caritativas a fin de que el tributo percibido sea menor. A su vez, individuos y empresas del mundo pueden optar por no declarar las ganancias recibidas y operar por fuera del marco legal.

Concepto de Impuesto al Valor Agregado

El impuesto al valor agregado (IVA) es un impuesto o tasa que se cobra sobre la adquisición de productos y servicios o sobre otras operaciones en distintos países del mundo.
El IVA o impuesto al valor agregado es una tasa común en países de Hispanoamérica y Europa que tiene lugar en la compra de bienes y servicios como una forma recaudatoria por parte del Estado sobre el consumidor final.
Se trata de un impuesto indirecto, en la medida en que la entidad fiscal correspondiente no lo percibe de forma lineal o directa, sino que depende de la paga de este tributo por parte de cada uno de los intermediarios que intervienen en la venta de un producto. En otras palabras, cada miembro de la cadena de valor debe pagar al miembro inmediatamente anterior una carga o impuesto que se adhiere al precio del producto y lo percibe luego en su forma proporcional por el miembro sucesor. El consumidor o usuario final es, en definitiva, el que se hace cargo del impuesto. El resto de los actores deben rendir cuentas ante el organismo fiscal del IVA pagado (o crédito fiscal) y el IVA cobrado (o débito fiscal), de forma de liquidar la diferencia entre ambos.
Calcular el IVA que pesa sobre un producto es una operación matemática sencilla. Con saber el porcentaje que se le agrega a la adquisición del mismo, por ejemplo 10 ó 15%, el consumidor simplemente debe multiplicar el precio del producto por el valor y luego dividirlo entre 100. De esta manera, obtiene el importe del tributo que debe pagar.
De todas maneras, en la mayoría de las adquisiciones y precios finales el impuesto al valor agregado ya se encuentra incluido.
De acuerdo con el país en el que uno se encuentre el IVA puede diferir en su proporción y forma de pago.

Concepto de Impuesto

La palabra impuesto tiene su origen en el término latino impositus. El concepto hace referencia al tributo que se establece y se pide según sea la capacidad financiera de aquellos que no están exentos de abonarlo.
Las agrupaciones guerrilleras o terroristas, por su parte, suelen hablar del impuesto revolucionario para hacer referencia a un sistema que les permite conseguir financiación mediante extorsiones y amenazas.
El impuesto tiene la particularidad de no basarse en una contraprestación determinada o directa por parte de quien lo reclama. Su objetivo es financiar los gastos del acreedor, que generalmente es el Estado.
La capacidad contributiva supone que quienes más poseen, mayores impuestos deben abonar. Sin embargo, esto no siempre se cumple, ya que muchas veces se priorizan otras causas: el incremento de la recaudación, la disuasión de compra de un cierto producto, el fomento de determinadas actividades económicas, etc.
Entre los elementos de un impuesto, aparecen el hecho imponible (la situación que motiva la obligación tributaria de acuerdo a la ley), el sujeto pasivo (la persona, ya sea natural o jurídica, que tiene la obligación de pagarlo), la base imponible (la cuantificación y la valoración del hecho imponible), el tipo de gravamen (la proporción que se debe aplicar en función a la base imponible para establecer el cálculo del gravamen), la cuota tributaria (la cantidad correspondiente al gravamen) y la deuda tributaria (el resultado de reducir la cuota con deducciones o de incrementarse con recargos).
Según expresó el economista Bielsa, que los impuestos consisten en esa parte de la riqueza que el Estado establece y exige a los contribuyentes cuyo objetivo es recaudar fondos para emplearlos en los gastos públicos. Por su parte, Fleiner expresa que son prestaciones que el Estado y ciertas entidades de Derecho Público exigen a los ciudadanos para satisfacer sus necesidades económicas.
La primera clasificación del impuesto establece que existe un impuesto directo cuando se evalúa la situación económica, como sucede con el patrimonio o las rentas, y uno indirecto cuando lo que se grava y se condiciona es el consumo o los gastos efectuados en un determinado periodo. Esta clasificación se realiza teniendo en cuenta sobre quién recae el impuesto y es la más utilizada.
Existe una segunda clasificación de los impuestos, en proporcionales (la cuota se establece en un porcentaje fijo, como el IVA o el Impuesto al territorio) , regresivos(a medida que aumenta el valor sujeto a un impuesto, se establece una tasa que va disminuyendo) y progresivos (la tasa varía creciendo o disminuyendo en relación al aumento o disminución del monto imponible. El impuesto a la herencia o el global complementario, por ejemplo).
Lista de algunos impuestos
Existen impuestos a diversas actividades, todos ellos se encuentran citados en la Constitución Nacional de cada país. Algunos impuestos pueden ser:
Impuesto sobre la renta: se aplica sobre aquellos ingresos que tengan personas físicas o morales, residan en el país o en el extranjero. De acuerdo a cada país el porcentaje a pagar varía, pero es un impuesto que se halla presente en casi todas las naciones de régimen capitalista.
Impuesto al valor agregado: de acuerdo a la actividad que realiza cada ciudadano y a las ganancias recibidas por la misma, deberá pagar un porcentaje a la recaudación fiscal. En la constitución se establecen los porcentajes de acuerdo a cada actividad que se desempeñe.
Impuesto sobre la producción y servicios: Es el que aplica sobre determinados productos, como bebidas alcohólicas, tabaco, aguas envasadas. También se encuentran incluidos en este tipo de impuestos los servicios de comisión, agencia y consignación que hayan sido declarados en la ley.
Impuesto al activo: aquellas personas que realizan actividades de tipo empresariales deben pagar este impuesto en relación a los bienes que posean que puedan tener un valor monetario.
Además existen impuesto sobre la tenencia de vehículos, prestación de servicios telefónicos, adquisición de inmuebles, entre muchos otros.
Para terminar definiremos un concepto fundamental al hablar de impuestos, el crédito fiscal. Se entiende por crédito fiscal a todo el dinero y los bienes que se encuentran vinculados con la ley tributaria. La recaudación de ciertos impuestos, como el que se imprime sobre la Renta o el Valor Agregado, tienen el carácter de créditos fiscales.

Definición de Impuesto

Es una facultad del Estado, autorizada legalmente, de imponer gravámenes a la población, generalmente en dinero, sin ninguna contraprestación de su parte, que sea específicamente dirigida al contribuyente, sino que esos fondos se destinan a satisfacer necesidades comunes de la población como la de brindar educación pública gratuita, seguridad, justicia y salud, en este último caso, a través de hospitales del Estado.
El aporte del sujeto pasivo que debe soportar la carga debe basarse (aunque no siempre sucede) en su capacidad contributiva, y es un medio de concretar la redistribución de la riqueza, aportando más lo que más tienen, para que los que no puedan satisfacer sus más elementales necesidades tengan igualdad de oportunidades.
El bien o actividad gravados con el impuesto, se denomina hecho imponible. La cantidad de dinero sobre la que se valúa el importe a pagar, se llama base imponible. Por ejemplo, en un inmueble, la propiedad de éste es el hecho imponible; su valor, es la base imponible. El impuesto será un porcentaje sobre ese valor.
Son impuestos, el IVA (Impuesto al Valor Agregado), el impuesto a las ganancias, el impuesto inmobiliario, el impuesto automotor, etcétera. El primero es un impuesto indirecto, pues lo paga el que consumidor final; los restantes son directos, pues los abona el generador de la actividad o el dueño de los bienes.
Se usó en todos los Estados desde la antigüedad, y los romanos tenían para ello funcionarios especiales llamados decuriones, que si no lograban cobrarlos de los contribuyentes debían pagarlos ellos con sus propios bienes. En la argentina a nivel nacional funciona la AFIP (Agencia Federal de Ingresos Públicos).
No hay que confundir los impuestos con las tasas, ni con los servicios, ni con las contribuciones, pues en todas ellas el que las paga recibe una contraprestación directa por lo que abonó.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS