BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Cuál es el Significado de Bioética - Concepto, Definición, Qué es Bioética

ADS

Definición de Bioética


Concepto de Bioética

1. Concepto de Bioética

Se conoce con el nombre de Bioética a aquella rama de la Ética que se ocupa de promulgar los principios que deberá observar la conducta de un individuo en el campo médico. Aunque, la bioética, no solamente se reduce o limita a entender en lo que respecta al campo médico, sino que además suele entender, también, en aquellos problemas morales que se suscitan en el transcurrir de la vida cotidiana, extendiéndose entonces su objeto de estudio y atención hacia otras cuestiones como ser el correcto y debido trato a los animales y al medio ambiente, por ejemplo.
Aunque son cuestiones acerca de las cuales el hombre ha indagado bastante durante su historia, la bioética es una disciplina relativamente nueva y su denominación se la debe al oncólogo norteamericano Van Rensselaer Potter, quien lo utilizó por primera vez en el año 1970 en un artículo que se publicó en la revista de la Universidad de Wisconsin.
La bioética se encuentra sustentada por cuatro principios: de autonomía, beneficencia, de no maleficencia y de justicia.
El de autonomía supone básicamente el respeto hacia todas las personas, asegurándoles la autonomía necesaria para que actúen por si mismas, es decir, como dueños de sus propias decisiones, aún tratándose de personas enfermas. Actuar con autonomía siempre implicará responsabilidad y es un derecho irrenunciable, como les dije, aún en la enfermedad. En el contexto médico, entonces, el profesional de la medicina, siempre deberá respetar los valores y preferencias del enfermo porque se trata de su propia salud.
El principio de beneficencia le señala al médico la obligación de actuar siempre en beneficio de los otros, la cual asume inmediatamente de convertirse en tal. La beneficencia implica promover el mejor interés del paciente pero sin tener en cuenta su opinión, porque claro, este no tiene los conocimientos necesarios para resolver su estado como si los tiene el médico.
Por su lado el principio de maleficencia establece el abstenerse intencionadamente de realizar acciones que puedan causar daño o perjudicar a otros. Puede ocurrir en algunas circunstancias que en la búsqueda de esa solución para el paciente se incurra en un daño, en este caso, entonces, no hay una voluntad de hacer daño, el tema pasará por evitar perjudicar innecesariamente a otros. Esto implicará al médico ostentar una formación técnica y teórica adecuada y actualizada, investigar acerca de tratamientos, procedimientos y terapias nuevas, entre otras cuestiones.
Y finalmente el principio de justicia que implicará el brindar un trato igual a todos para de esta manera reducir las desigualdades sociales, económicas, culturales, ideológicas, entre otras. Aunque no debería ser así, es sabido, que a veces, el sistema sanitario de algunos lugares del mundo privilegia la atención de unos y desmerece la de otros tan solo por una situación social o económica, entre las más recurrentes, entonces, esto es a lo que apunta este principio de justicia.
Los principales temas en los cuales entenderá la Bioética serán el trasplante de órganos, la eutanasia, la reproducción asistida, el aborto, la fertilización in vitro, la manipulación genética, los problemas ecológicos, del ambiente y de la biosfera.


2. Definición de Bioética

Se denomina con el término de Bioética a aquella rama de la Ética que se encuentra abocada a la consecución de los principios de conducta humana de la vida, en otras palabras menos románticas, la Bioética estudia los aspectos éticos de los avances y métodos, tanto de la medicina como de la Biología.
Pero la Bioética no se limita para nada al ámbito médico y biológico, sino que en su campo de acción y de estudio también incluye todos aquellos problemas morales que atañen a la vida en general, ocupándose entonces también de aquellas cuestiones relacionadas con el medio ambiente y la defensa de los animales.
Si bien uno podría decir que las preocupaciones que ocupan a la ética no son para nada nuevas y que desde hace mucho, mucho tiempo el hombre se ha ido ocupando de ellas para resolverlas, como disciplina es relativamente nueva y la denominación como tal se le debe al oncólogo Van Rensselaer Potter, quien la nombró así por primera vez en un artículo publicado en el año 1970 en la revista de la Universidad de Wisconsin.
Entonces, básicamente, la Bioética se ocupará de entender en todas aquellas cuestiones que surgen en las relaciones entre nutrición, derecho, política, medicina, filosofía, sociología, antropología y teología y el criterio ético fundamental regidor de la disciplina será ante todo el respeto al ser humano y a sus derechos inalienables.
En tanto, la Bioética se encuentra regida por cuatro principios: autonomía, no maleficencia, beneficencia y justicia.
El de autonomía es aquel principio que le garantizará a todas las personas, incluso a aquellas que se encuentren enfermas, las condiciones necesarias para que puedan actuar de manera autónoma, salvo en casos extremos como ser los de pacientes en estado vegetativo o con daños cerebrales irreversibles.
Por su lado, el principio de beneficencia, supone la obligación de actuar siempre en beneficio del otro, promoviendo sus legítimos intereses y suprimiendo todos los prejuicios que puedan suscitarse.
El principio de no maleficencia, tal como nos anticipa su denominación, sostiene que habrá de abstenerse de desarrollar intencionadamente acciones que puedan ciertamente perjudicar o dañar a otros. Este es más que nada una obligación que deben observar sí o sí todos los profesionales médicos, porque con una práctica rigurosa y actualizada y la correspondiente formación teórica, el médico podrá resolver coherente y eficientemente todas las situaciones que se le presenten.
Y el principio de justicia, tal como es fácil de suponerse, propone la disminución de las situaciones de desigualdad de cualquier tipo, cultural, social y económica. Si bien a veces este principio será de muy difícil concreción en un ciento por ciento, por lo menos, a lo que se aspira es a reducir al máximo posible la desigualdad que generalmente se da en los contextos médicos.
Algunos de los temas en los cuales entiende la Bioética son: drogas, eutanasia, aborto inducido, clonación humana, derechos de los animales, genética, inseminación artificial, SIDA, trasplante y suicidio.


3. Significado de Bioética

La Bioética es aquel compromiso con la moral y todo sentido ético y humano presente en la Biología. La Bioética tiene el impacto necesario en el medio ambiente, en la acción del hombre sobre la tierra, el animal y la planta. Inicialmente se trataba con mucha popularidad en la rama el término “Ética Médica” pero se sabe que la Biología y la ciencia médica se han trascendido mediante su propia historia a la demás áreas en la que se relacione la vida directamente. De esta manera, se desarrolla la Bioética, un principio moral en el que se busca preservar la vida del ecosistema, desde un aspecto muy genérico.
Las campañas de concientización son emanadas de los principios de la bioética, pongamos el siguiente ejemplo, Latinoamérica es un importante pulmón vegetal en términos globales, sin embargo, este bosque fértil se ha visto comprometido todo el tiempo con el surgimiento de ciudades, la explotación minera y la deforestación. La conciencia que se ha tenido en la sociedad gracias a los principios de la Bioética ha permitido una increíble conservación de los bosques como el Amazonas. La bioética es un acto de agradecimiento que el ser humano puede tener con la naturaleza. Se han desarrollado en conjunto con organizaciones protectoras de la fauna y de la flora planes y programas de preservación medio ambiental en el mundo entero, atendiendo también las masas de población desprotegidas y en extrema pobreza.
Preservar la vida por encima de cualquier mal intención es uno de los principios de la Bioética, sin embargo, los estudiosos de la materia se han dedicado a sintetizar la tesis de la Bioética en 4 principales puntos, el primero de ellos es la autonomía, a un paciente de una enfermedad lo rodearan siempre características muy particulares en torno a sus costumbres y religiones que practique, de esta forma se debe tener mucha precaución con las acciones que se tomen en torno a situaciones de intercambio de opiniones entre médicos y pacientes. El segundo consiste en que cada quien debe tener la obligación de actuar en beneficio de todo y todos, siempre se debe buscar cual es la mejor opción que beneficie. “Primum non naceré” es el tercer principio, basado en la no actuación que perjudique a cualquiera, las probabilidades que suceda esto por mala praxis son muy altas, basadas fundamentalmente en la potencia de las cuestiones en torno al objeto en estudio y quien lo estudia. Por último la Justicia, es este tal vez el que abarca más características y actitudes, la igualdad de género, la correspondencia en derechos para cada quien, el otorgamiento de valores a cada cultura y más aún la defensoría del pueblo y de los bienes materiales y naturales de cada quien.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS