BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Cuál es el Significado de Bolsillo - Concepto, Definición, Qué es Bolsillo

ADS

Definición de Bolsillo


Concepto de Bolsillo

1. Concepto de Bolsillo

Etimológicamente, un bolsillo es un pequeño bolso.
El bolsillo típico es un trozo de tela en forma de bolsa cosido por dentro a una ranura de una prenda de vestir; la ranura puede ser simple o estar protegida con un cubrebolsillos o una solapa. También puede proveerse de un sistema de apertura y cierre, como la cremallera, el botón o su análogo prehistórico, el cuerno que impiden que salgan con facilidad los objetos guardados por sí mismos o por intervención de los "amigos de lo ajeno".
La función principal del bolsillo es guardar objetos de pequeño tamaño de manera que estén a mano cuando se necesiten; esto último está muy ligado al propio concepto de bolsillo, que suele tener el tamaño de aproximadamente una mano, y estar al alcance de ésta.
Otro tipo de bolsillo consiste en una bolsa cosida a la ropa por fuera, sin ranura en la misma. Este tipo de bolsillo típicamente es más cómodo al sobresalir de la silueta, sin comprimir la tela de la vestimenta el contenido del bolsillo contra el talle de su dueño. También los de tamaño menor, con el fin de alojar unas monedas, un encendedor...

Objetos de bolsillo

Existen multitud de objetos denominados "de bolsillo", por tener como característica unas dimensiones y diseño orientado a guardarlo en éstos, caber en la palma de una mano o portarse con uno mismo con facilidad. Entre otros están:
• Los ordenadores, calculadoras, radios de bolsillo
• Los libros, cuadernos, agendas, calendarios de bolsillo
• Los relojes, encendedores de bolsillo
• Las armas, herramientas de bolsillo
El protegebolsillo
El protegebolsillo es un pequeño capuchón cóncavo de material resistente y flexible (típicamente plástico no rígido o hule), destinado a proteger, normalmente, el bolsillo del pecho de la camisa de pintadas de bolígrafos y plumas.


2. Definición de Bolsillo

¿Quien inventó el bolsillo?

Hay cosas tan sencillas de las cuales se han perdido un poco su historia y se desconoce cuando surgieron o quién fue su inventor; quizás esas cosas importen a pocos a pesar de su gran utilidad como ha sucedió, por ejemplo, con el bolsillo literalmente "bolso pequeño", todos sabemos exactamente qué es un bolsillo y cómo tanto en pantalones y camisas nos sirven para acarrear monedas, billeteras, objetos para escribir y libretitas u otros accesorios; para los niños es imprescindible para guardar los tesoros encontrados en las calles de la ciudad o a la orilla del mar: caracoles, piedritas, conchas, caguaras, tornillos, tuercas etc.
¿Quién, en algún punto de la historia del diseño de vestuario, se le ocurrió ese aditamento interno, aportó ese elemento prácticamente imprescindible, parte de nuestra cultura por muy desapercibido que haya pasado; su sutil incorporación a nuestra cotidianidad sólo le notamos cuando está ausente; si nos ponemos una ropa sin bolsillos y necesitamos guardar algo nos damos cuenta de qué incómodo es no tener bolsillos... se aplica aqui lo de “nadie sabe lo que tiene hasta que no lo pierde”. Conste que no quiero establecer competencia con la cartera de mujer pero definitivamente el bolsillo, por ser menor en tamaño es infinitamente menos complicado, la cartera de mujer es un laberinto portátil merecedora de un extenso ensayo, por cierto suele contener también bolsillos...
He pensado también en cómo ha variado el contenido de los bolsillos; quizás su primera utilidad fue la de guardar monedas, joyas u otros valores de intercambio sustituyendo a esa bolsita generalmente oscura y con un cordón para cerrarla que vemos en las películas de época si bien ya existían los bolsillos como vemos en las casacas de los soldados de esas mismas películas. Esa bolsita aparece en esas películas cuando se hace un pago por servicios de dudosa honestidad rememorando la traición de Judas tan arraigada en nuestra conciencia y suele ser lanzada al aire por quien paga para denotar su deseo de no hacer contacto con el otro despreciable personaje y este último suele hacerse de la bolsa con gesto de avaricia.
Regresando al bolsillo este ha sido portador de todas las versiones del dinero: las monedas, los billetes, las chequeras y las tarjetas de crédito. Me remito a mi experiencia personal y de aquella remota etapa de las piedritas y los tornillos de la cual no tengo nostalgia pues aún la rememoro recogiendo aún que otro objeto interesante, veo cómo mi bolsillo. además de dinero y documentos de identificación, estas dos últimas cosas contenidas, por supuesto, en una billetera, ha sido fiel de depositario del ya prehistórico beeper y más adelante el teléfono celular o portable si bien a estos últimos se le inventó desde su aparición accesorios para cargarlos fuera del bolsillo; personajes importantes de mi bolsillo es el la mencionada billetera y el llavero; ambos han ido creciendo con el tiempo, a más edad más responsabilidades, más llaves y más papeles en la billetera: tarjeta del seguro del auto, identificaciones adicionales de lugares adonde nos afiliamos y las odiosas tarjetas de membresía a diferentes tiendas que si no están en la billetera se incorporan en versión reducida al llavero. y este además de las llaves de casa y del auto, con su alarma claro, puede incluir alguna adicional de la casa de los hijos o la madre o del trabajo... todo va al bolsillo; en el trabajo temporalmente puedo tener en el bolsillo plumones, bolígrafos, borradores, cintas adhesivas, hasta una tijeras, aclaro que uso los bolsillos de un delantal para esto.
El bolsillo ha resistido estoicamente el paso del tiempo y de todo aquello que ha sido puesto en él: tabaco en polvo, cigarros, mate u otra yerbas o polvos menos aceptados por la sociedad; también todo aquellos para el consumo de lo anteriormente mencionado como pipas o cachimbas, fosforeras, fósforos pequeñas cucharas y jeringas, cánulas de absorción nasal etc.; además el bolsillo puede contener libretas de teléfono (sustituidas ahora por la memoria del teléfono portable), sacacorchos, cuchillas, accesorios escolares, libros (de bolsillo, valga la redundancia), periódicos, recibos de compra, sortijas de compromiso inconvenientes subrepticiamente deslizadas del dedo o, por el contrario, cajitas con aquella sortija virgen esperando ser sacada a la luz ante el rostro conmocionado de una mujer amada; por supuesto todo tipo de método anticonceptivo suele pasar por el bolsillo antes de cumplir su misión, también píldoras para cualquier fin, curativo o lúdico, incluyendo caramelos, gomas de mascar... la lista se alarga con nuevos accesorios electrónicos como los USB en sus múltiples formas, capacidades y nombres: mémory stick, pen driver, flash driver, travel driver etc.
Sólo me resta decir que se debería instituir un dia del año para homenajear a este pequeño receptor temporal de nuestras intimidades.


3. Significado de Bolsillo

El bolsillo es uno de los elementos más comunes de algunas prendas como ser los jeans, las camisas, las remeras, las polleras, entre otros. Consiste de un pedazo de tela que es cosido en el interior a una abertura de la prenda, del mismo material de la misma.
Está dedicado al guardado de pequeños objetos, aunque, en algunos otros casos también dispone de una motivación estética.
En el caso de la primera función, la idea es que podamos colocar en el bolsillo esos pequeños elementos que necesitamos disponer bien a mano en algunos momentos, como ser la llave de entrada a la casa, un bolígrafo, un papel con una anotación, entre otros.
Cabe destacarse que la ranura puede presentarse simple o bien estar protegida a través de una solapa. Otro rasgo característico adicional es que puede aportársele un sistema de apertura y de cierre, por ejemplo con un cierre, un botón, velcro, entre otras alternativas.
Por caso, existen una gran cantidad de objetos, elementos que disponen de justamente un tamaño de bolsillo: libros, relojes, celulares, armas, lápices y bolígrafos.
Por otro lado, también se denomina como bolsillo a aquella bolsita en la cual guardamos dinero.
En tanto, en el lenguaje coloquial se usa la palabra para expresar que alguien ha afrontado un gasto con sus ahorros o bienes. La fiesta la he pagado de mi bolsillo nadie me regaló nada.
También existen muchas expresiones populares que contienen a esta palabra tal es el caso de: aflojar el bolsillo (cuando a alguien le causa malestar afrontar algún pago), de bolsillo (la usamos para expresar que algo dispone de un tamaño pequeño. Por ejemplo, hay libros que se imprimen con un formato reducido y por caso se los llama edición de bolsillo, porque caben en él), meterse a alguien en el bolsillo (cuando alguien por su carisma o acciones se gana el favor o el afecto de alguien) y rascarse el bolsillo (cuando alguien gasta dinero pero no quiere hacerlo. Se suele aplicar a los tacaños).

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada