Cuál es el Significado de Patrocinio. Concepto, Definición, Qué es Patrocinio

Definición de Patrocinio


1. Significado de Patrocinio

Patrocinio, del latín patrocinĭum, es un auxilio, amparo o protección. El concepto puede entenderse desde el punto de vista de la religión o de la economía.
A nivel religioso, el patrocinio es la advocación de una figura que asume una determinada organización. Esto quiere decir que, al establecer el patrocinio, dicha organización (como un hospital o una escuela) se encomienda a la figura religiosa y pide su protección.
El patrocinio puede estar protagonizado por un santo, el Espíritu Santo, la Virgen María u otras figuras religiosas.
Se conoce como catedrales bajo patrocinio a aquellas que están dedicadas a un santo o a un acontecimiento sagrado. La Catedral de Santa María en Valencia (España), la Catedral de la Asunción de la Virgen María en la Ciudad de México y la Catedral de San Patricio en Melbourne (Australia) son algunos ejemplos.
Para la economía, el patrocinio es un apoyo que una empresa otorga a un artista o deportista. Suele tratarse de un apoyo económico que se presta a cambio de publicidad: la empresa paga al protagonista para que éste publicite, de una forma u otra, a dicha empresa. Así, una compañía de alimentos puede patrocinar a un equipo de fútbol pagándole una determinada suma de dinero para que la camiseta que utilizan los jugadores lleve el logo de una marca.
El patrocinio también puede ser desinteresado: en ese caso, suele hablarse de mecenazgo. Un empresario puede patrocinar una campaña ecologista porque considera que es correcto ayudar a la preservación del medio ambiente.
Significado de Patrocinio publicado en: Patrocinio

2. Definición de Patrocinio

Un Patrocinio es una estrategia publicitaria en forma de convenio en la que ambas partes involucradas reciben un beneficio. El patrocinio implica una publicidad en un determinado lugar, el dueño de este sitio o cosa permite que la publicidad sea colocada en encima, a la vista de todo espectador, cliente. Este tipo de publicidad tiene un impacto favorable en el consumidor, ya que para él es inevitable no sentirse atraído por la presencia de la marca en algún objeto que para él es de preferencia. El patrocinio es común en deportes como los automovilísticos (Formula 1, GP2, Nascar), en estos es donde más propaganda del tipo patrocinio se observa, sin embargo, en cualquier deporte oficial es visto y común la inserción de publicidad en los uniformes o en los laterales de la cancha en donde se juega.
Esta estrategia de fomenta una especie de publicidad de alta productividad, el consumidor se ve altamente atraído por la marca de su preferencia en un concurso o competencia de alto renombre, por lo que accederá a adquirir el producto o servicio ya que considera que si tiene ese tipo de patrocinio es porque se trata de un producto de calidad. Las empresas buscan es abarcar en la medida de lo posible la mayor cantidad de espacio, no solamente en los medios de comunicación latentes en la actualidad, también en la calle con vallas y anuncios. Es importante para las empresas, tener presencia en los espectáculos deportivos y culturales donde halla gran cantidad de espectadores.
El patrocinio puede ser visto como una inversión, un negocio en el que la empresa al colocar su marca en el uniforme de un beisbolista realiza un pago a este o al equipo para que tengan la presencia, pero sin embargo, el desempeño del equipo es un factor importante, inclusive, existirán casos en los que el equipo se compromete con sus patrocinadores a ganar la copa, promesa con resultados inciertos pero que de cierta manera al ser el equipo campeón, el espectador se sentirá atraído inevitablemente por la marca, por el producto o por el servicio. Es relativo para un patrocinador la aceptación de esta modalidad de publicidad, puesto que varía desde la forma de expresión hasta la calidad del producto.


3. Concepto de Patrocinio

La palabra patrocinio puede tener dos utilidades principales que si bien están relacionadas con un significado similar, son frecuentes para situaciones diferentes entre sí. Una de las formas más comunes en las cuales se usa el concepto de patrocinio es cuando se hace referencia a algún tipo de protección o acompañamiento que una persona o institución puede hacer a otra persona o institución para que la segunda alcance objetivos que por su cuentan no podría lograr tan fácilmente. Del mismo modo, el otro uso que se le da a la palabra patrocinio tiene que ver con la publicidad que determinadas marcas o empresas realizan sobre deportistas o artistas para ayudarlas económicamente a poder alcanzar sus objetivos. En este segundo caso, el patrocinio se vincula mucho más a apoyo económico y puede muchas veces ser criticado ya que supone la pérdida de la independencia o autonomía de aquel que es patrocinado al ser apoyado por grandes empresas.
El patrocinio es un fenómeno que existe desde tiempos inmemoriales, siempre que algún grupo social requirió la ayuda de otro sector más poderoso a nivel político, social, económico o cultural. El patrocinio fue muy común en la época inmediatamente posterior al cierre de la Edad Media, cuando artistas florentinos y de otras ciudades italianas requerían el apoyo y el acompañamiento de mecenas (personas poderosas a nivel político y económico) para poder desarrollar sus carreras.
Hoy en día, el patrocinio puede ser dado en diferentes esferas, por ejemplo cuando una persona requiere el patrocinio intelectual, moral o profesional de una universidad para realizar su tesis o trabajo de investigación. También, tal como se dijo, puede darse cuando un deportista o artista requieren el apoyo de empresas o personas poderosas a nivel económico que financien su llegada a eventos como los Juegos Olímpicos o que les permitan realizar exposiciones que por su cuenta no podrían hacer. El patrocinio siempre supone cierto nivel de compromiso con aquel que apoya la causa (al nivel que sea) porque es gracias a él (persona o institución) que se pueden finalmente obtener los objetivos planeados.