Cuál es el Significado de Filosofía. Concepto, Definición, Qué es Filosofía

Definición de Filosofía



Definición de Filosofía

La Filosofía es la ciencia que se ocupa de responder los grandes interrogantes que desvelan al hombre como ser el origen del universo o del hombre, el sentido de la vida, entre otros, con el fin de alcanzar la sabiduría y todo esto se logrará a través de la puesta en marcha de un análisis coherente y racional que consistirá en el planteamiento y la respuesta de cuanta cuestión se nos ocurra, por ejemplo, qué es el hombre, qué el mundo, qué puedo conocer, qué puedo esperar de tal cosa.

En relación con el origen de esta disciplina (y confiando en lo que Isócrates, contemporáneo de Platón, sostuvo en su momento), la filosofía tuvo su nacimiento en Egipto, aunque serían aquellos grandes pensadores de la época de oro de la Grecia Antigua, como Sócrates, Platón y Aristóteles los que más se han destacado en los diversos debates filosóficos que se suscitaban por ese entonces; para ellos, la razón de ser del filosofar era por el asombro que generaban algunas circunstancias. Se destaca el trascendente aporte de Santo Tomás de Aquino, quien buscó sistematizar la filosofía de Aristóteles en el marco del pensamiento cristiano. Luego, ya en tiempos modernos, vendrían a ampliar las bases René Descartes con su duda metódica como método respuesta a los grandes interrogantes de la humanidad y Jaspers, quien en un lugar de oposición a todos estos, impuso el filosofar a partir de la sucesión de situaciones límites como puede ser la muerte. Y claro, la larga lista siguió a través de la historia con Kant, Hegel, Marx y Wittgenstein, entre los más destacados.
Entonces, al no ocuparse de un único tema, sino de varios, la filosofía está dividida en varias ramas que se ocuparán especialmente de darle respuesta a las problemáticas puntuales.
Así por ejemplo la metafísica se ocupa exclusivamente del ser, sus principios, fundamentos, causas y propiedades, la gnoseología, por su lado, del conocimiento, su naturaleza, alcance y origen, la ética, de la moral y la acción humana; la estética, de la esencia y la percepción de la belleza y por último la lógica que intenta echar luz sobre los razonamientos correctos y los que no lo son. Además de estas ramas diversas que enfocan a la filosofía sobre variados aspectos del saber humano, existen escuelas filosóficas surgidas de las diversas grandes culturas de la Tierra. Así, es posible señalar que, además de nuestra reconocida filosofía occidental, las civilizaciones del Asia han dado lugar a grandes filósofos con menor o mayor repercusión en los actuales tiempos de la globalización. Tanto China como India han aportado líneas de pensamiento existencial. Del mismo modo, las grandes religiones, en especial el cristianismo, han aportado escuelas filosóficas completas de variado impacto en el pensamiento moderno, en muchas ocasiones excediendo el marco propio de cada una de esas religiones.
Lejos de ser una ciencia reservada para “elegidos” o estudiosos específicos, la filosofía es una disciplina abierta y destinada al público general. Al igual que otras variantes de las ciencias modernas, la difusión de los conceptos generales de la filosofía por medio de la divulgación científica consiste en la manera más apropiada de hacer llegar estos conocimientos a todos los interesados.
Se ha debatido sobre el componente subjetivo de la filosofía y, por consiguiente, por la posibilidad de no respetar la sistematización propia de las ciencias. Sin embargo, a pesar de que la experiencia personal y los conocimientos previos son pilares para el estudio y la profundización de esta disciplina, la filosofía no está exenta de la rigurosidad que vale aplicar a la totalidad de las ciencias sociales y del hombre; en este contexto, se advierten numerosos puntos en común con la sociología, la psicología y otras ramas similares.
Pero y a pesar de las divisiones, que encuentran su sentido únicamente en una cuestión práctica y de ordenamiento, la filosofía, en esa característica típica de constante indagación, será en realidad la que provocará cada uno de estos cuestionamientos, dirigidos a lograr una visión más amplia y contextual del ser humano en su entorno personal, biológico y social.

Concepto de Filosofía

La palabra filosofía tiene un origen griego, significa “amor a la sabiduría”. Es la ciencia que trata de la esencia, propiedades, causas y efectos de las cosas, así como, es el resultado de un conjunto de ideas, pensamientos o reflexiones sobre algo, de buscar explicaciones a enigmas de nuestro mundo.
Los filósofos son las personas consideradas con actitud filosófica, desde el principio de nuestra historia, éstos pretendían desarrollar una concepción racional del mundo y ofrecer una explicación de la realidad. Poco a poco fueron incorporándose diversos problemas filosóficos: la contradicción entre la apariencia y realidad, la existencia de una finalidad trascendente del orden universal y un ser supremo creador del mundo, la certeza o falsedad del conocimiento humano, las cuestiones éticas, etc.
En conclusión, los problemas filosóficos surgen de dos puntos principales: el hombre y su relación con el universo. La filosofía ha intentado siempre saber y ofrecer una explicación de la existencia, una visión justa de la realidad, e incluso cuando ha negado la posibilidad de alcanzar tal conocimiento, ha pretendido fundar en argumentos dicha opinión. El carácter crítico constituye, pues, un elemento decisivo del pensamiento filosófico que quiera considerarse como tal.
Los primeros filósofos que existieron en la historia, los cuales estaban asombrados por la perfección del universo fueron los griegos, entre ellos se encuentran Sócrates, Aristóteles y Platón. Con el transcurso del tiempo fueron aparecieron diferentes filósofos en la Edad Media y Renacimiento, hasta llegar a la filosofía moderna, quienes destacan Descartes, Spinoza, Locke, Hume, Berkeley, Kant, Fichte, Schelling, Hegel, Husserl, entre otros.
La filosofía se divide en varias ramos de investigación: ontología y metafísica (análisis crítico de la estructura de la realidad); teoría del conocimiento, epistemología o gnoseología (estudio del origen, estructura y alcance del conocimiento); lógica (exploración del razonamiento o argumento válido); ética (análisis de la acción humana y de sus valores); y estética (teoría de la belleza y del arte).