Cuál es el Significado de Anglicanismo - Concepto, Definición, Qué es Anglicanismo

Definición, Concepto, Significado, Qué es Anglicanismo


Concepto de Anglicanismo

1. Concepto de Anglicanismo

El término anglicano, y su derivado anglicanismo, provienen del latín medieval ecclesia anglicana, que significa iglesia inglesa, se utiliza para describir a las personas, las instituciones e iglesias, como asimismo a las tradiciones litúrgicas y conceptos teológicos desarrollados tanto por la Iglesia de Inglaterra, en lo particular, como por las provincias eclesiásticas de la Comunión Anglicana. También se utiliza en lo referente a las iglesias anglicanas sin comunión con el arzobispo de Canterbury (en el Reino Unido) y muchas otras completamente independientes.
La Iglesia Anglicana nació en 1534, tras la negativa de Clemente VII a declarar nulo el matrimonio de Enrique VIII con Catalina de Aragón; el rechazado de su pedido por el Papa llevó al monarca a emancipar a la Iglesia de Inglaterra de la Iglesia Católica Romana y autoproclamarse Jefe Supremo de la Iglesia de Inglaterra.
Muchos de quienes se opusieron a la política religiosa de Enrique VIII fueron depuestos de sus cargos y algunos torturados y ejecutados, entre los cuales cabe destacar el caso de Tomás Moro.
Tras el relativamente breve reinado de Eduardo VI y el período de restauración católica encabezado por la reina María I, la Reforma anglicana se consolidó definitivamente durante el reinado de Isabel I.
La Comunión Anglicana, una fraternidad amplia de 38 provincias autónomas e interdependientes que están en plena comunión con el Arzobispo de Canterbury, es una de las comuniones cristianas más numerosas del mundo, con aproximadamente 77 millones de miembros.1
La Comunión Anglicana se considera parte plena de la Iglesia Cristiana: una, santa, católica y apostólica, y se declara Católica y Reformada, al respecto, es interesante la frase del Deán Henry Forrester (México, 1906): «Católica, aunque no romana y Evangélica, aunque no protestante».
Para muchos anglicanos, representa también una forma de catolicismo no-papal, y para otros, una forma de protestantismo sin figuras fundadoras tales como Martín Lutero o Juan Calvino.2
Pero en la línea del anglicanismo clásico, los planteamientos del teólogo isabelino del siglo XVI Richard Hooker en Essays on Ecclesiastical Polity, siguen expresando la identidad anglicana como prudente combinación entre estas dos tradiciones cristianas, una Via Media entre ambas, mediante una aplicación equilibrada de tres criterios esenciales de fe y ética:
1. La Sagrada Escritura,
2. la Tradición apostólica y
3. la Razón.
Así entonces, con algunas diferencias de énfasis doctrinal y litúrgico, las iglesias de la Comunión Anglicana mantienen su unidad a través, principalmente, de la comunión sacramental con el Arzobispo de Canterbury, y la celebración de la liturgia conforme a las diferentes versiones autorizadas del Libro de Oración Común.

2. Significado de Anglicanismo

Recibe el nombre de anglicanismo la nueva religión inglesa que surgió de la reforma a la religión católica, adoptándose el calvinismo, de la mano de una fuerte monarquía, y a pesar del apoyo a la iglesia católica de la mayoría de la población, formándose iglesias nacionales. Esto ocurrió en el reinado de Eduardo VI, aunque un importante antecedente podemos encontrarlo en el divorcio entre Catalina de Aragón y Enrique VIII donde se rompió el vínculo con el Papa de Roma.
Enrique VIII quien gobernó Inglaterra entre 1509 y 1547, al principio fue crítico de la doctrina luterana, siendo calificado y dignificado como “defensor de la fe”, pero luego se distanció del catolicismo tradicional, viendo la inmensa posibilidad de contar con una iglesia nacional para robustecer su poder y apoderarse de los bienes de la iglesia católica.
Estaba casado con la hija de los Reyes católicos españoles, Catalina de Aragón, de la que quiso divorciarse para casarse con Ana Bolena. El Papa se opuso a concederle el divorcio, ante lo cual el rey desconoció la autoridad del Sumo Pontífice. Esto ocurrió en 1531, actitud que le valió ser excomulgado dos años después.
En 1534 se sancionó la Ley de Supremacía por la cual el rey nombraba a los obispos. Secularizó los bienes eclesiásticos y fue auto proclamado como jefe de la iglesia nacional.
Eduardo VI, su hijo y sucesor, que reinó entre 1547 y 1553 hizo que la iglesia anglicana se acerque al calvinismo. Hubo una restauración del catolicismo con el reinado de María I, pero finalmente el anglicanismo se impuso con Isabel I, que gobernó entre 1558 y 1603, recibiendo los calvinistas ingleses el nombre de puritanos.
Actualmente la iglesia anglicana es la de Inglaterra y las que nacieron de ella, como en Estados Unidos, la Iglesia Episcopal. Cada iglesia es independiente pero está en comunión con el resto de las iglesias anglicanas. En total suman setenta millones de fieles, y es una religión católica pero reformada, considerándose herederos de San Agustín de Canterbury.
El jefe de la iglesia es el rey y no el Papa. Hay jerarquías. Creen en la Biblia como Libro Sagrado y dos sacramentos son considerados fundamentales: el Bautismo y la Eucaristía. No aceptan la adoración de imágenes, pero sí la Santísima Trinidad.

3. Definición y Qué es Anglicanismo

El anglicanismo es reconocido como una de las expresiones religiosas que se integran al Cristianismo pero que son derivadas del cisma que representó la Reforma Protestante en el siglo XVI. A diferencia de lo que sucede con otras formas de protestantismo, el anglicanismo es característica y casi exclusiva de Inglaterra ya que la misma surgió como un interés particular de Enrique VIII (el entonces monarca de Inglaterra), quien buscó separarse de la Iglesia Católica y establecer así su propia religión.
El origen del anglicanismo puede insertarse en un período de crisis religiosa como lo fue el siglo XVI en Europa. Junto a esta expresión religiosa, la Reforma Protestante llevada a cabo por personajes como Lutero y Calvino tuvo como objetivo dejar de lado los dogmas de la Iglesia Católica que parecían anticuados e inapropiados para ese momento histórico. En este ambiente, Inglaterra no fue menos que Europa continental y la crisis religiosa también alcanzó sus orillas.
Enrique VIII de Inglaterra buscaría delimitar el poder de la Iglesia Católica en su territorio. Si bien el conflicto comenzó por un tema de índole privada y personal del rey (quien quería divorciarse de su antigua esposa para casarse nuevamente con Ana Bolena), esta situación derivaría en una crisis de raíces mucho más profundas que tenía que ver con la jurisdicción que la Iglesia Católica tenía en Inglaterra y con los límites que este rey buscó desde entonces imponerle a esta tradicional institución. Bajo la idea de que las iglesias inglesas debían ser parte del poder estatal y estar organizadas por el rey, Enrique VIII desarrolló lo que entonces se conocería como la Reforma Inglesa que culminaría en ese mismo siglo con el surgimiento del anglicanismo como expresión religiosa característica de Gran Bretaña.
Se considera hoy en día que el anglicanismo es una postura intermedia entre el catolicisimo y el protestantismo, ambas vistas como posturas extremas dentro de una misma religión. Los anglicanos siguen sin embargo muchas de las tradiciones y de las celebraciones católicas ya que le dan especial importancia a los textos escritos, aunque cuentan con uno propio sobre el cual se realizan los diferentes rezos. El Bautismo y la Eucaristía son de especial importancia para los anglicanos ya que son considerados como muestras de la Gracia divina del Señor en nuestras vidas. De todos modos, uno de los principales elementos que alejan al anglicanismo del catolicismo es el hecho de que para el primero no es otro que el monarca inglés el representante máximo del poder de Dios en la Tierra y no así el Papa.