Cuál es el Significado de Paratexto. Concepto, Definición, Qué es Paratexto


Que es: "Paratexto" ‒Definiciones y Conceptos‒

1. Concepto de Paratexto en la Wikipedia Encyclopedia

El término paratexto designa al conjunto de los enunciados que acompañan al texto principal de una obra, como pueden ser el título, subtítulos, prefacio, índice de materias, etc.
El paratexto está destinado a hacer presente el texto, asegurar su presencia en el mundo, su recepción y consumo. El paratexto establece el marco en que se presenta el texto como forma de comunicación. Se distingue el paratexto de su autor y el paratexto editorial. El primero es producido por el autor (su nombre, epígrafe, prefacio, dedicatoria, nota al pie de página,etc..) y el segundo al editor (tapa, catálogo, copyright, etc.). Pero esta distinción está permanentemente amenazada, sobre todo en el caso de los textos (literarios, filosóficos) que se consumen en períodos muy largos y que, por lo tanto, son reciclados permanentemente. Hay autores que dividen el paratexto en peritexto y epitexto. El primero es la parte del paratexto inseparable del texto (título, índice de materias). El segundo, por el contrario, circula fuera del texto; puede ser editorial (publicidades, catálogos) o de autor y, en caso, público o privado. La entrevista radiofónica de un autor muestra el epitexto de autor público, en tanto que un borrador o un diario íntimo muestran el epitexto.

2. Definición de Paratexto

Aunque la noción de paratexto no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE), su uso es frecuente en el ámbito de la lingüística. Se conoce como paratexto a aquellos mensajes, postulados o expresiones que complementan el contenido principal de un texto. Su finalidad es aportar más información sobre la obra en cuestión y organizar su estructura.
El título y los subtítulos de un libro son considerados como paratextos, al igual que un prólogo, las dedicatorias, un índice, las notas al margen y otros enunciados. Estos paratextos son creados por el propio autor.
Supongamos que un autor escribe una novela de 120 páginas sobre un niño que quería visitar la Luna. En todas esas páginas desarrolla su historia: aparte, incluye paratextos como el título (“Sueños que escapan del mundo”), subtítulos (“El nacimiento de una ilusión”, “Preparativos para el vuelo”) y una dedicatoria (“A mi esposa Fátima y mis hijos Romeo y Luis”).
La editorial, por otra parte, también puede incluir paratextos, independientemente de los incluidos por el propio autor. Así aparecen textos en solapas (“John Kuclick, nacido el 18 de marzo de 1940, es un autor norteamericano que comenzó su carrera literaria cuando tenía 18 años de edad…”), el lomo (“Sueños que escapan del mundo, de John Kuclick”) y en otros sectores del libro.
Cuando la obra en cuestión es una investigación, es habitual que el autor mencione las fuentes que consultó en la bibliografía. También es probable que, si el libro es de carácter técnico, se presente un glosario. Ambas secciones (bibliografía y glosario) forman parte de los elementos paratextuales.