Cuál es el Significado de Parangón. Concepto, Definición, Qué es Parangón


Conceptos y Significados de Parangón

1. Significado de Parangón

La palabra parangón, antiguamente paragón, viene del griego napaicovâv {parakonan - piedra de toque), compuesta con el prefijo napa- {para- - junto a, como en: parábola, paradigma y parafernalia) y aKOváu) (akonao - yo afilo). La piedra de toque es una piedra negra que usan los joyeros para determinar la calidad de la plata o oro.
El verbo qkovôv viene de la palabra c(Kóvr) (akone - piedra para afilar) y esta de la raíz indoeuropea (*ak-, agudo, afilado), que nos dio palabras como acre, acrimonia y aguja.
Los alquimistas comparaban\os metales preciosos con la "piedra de toque", a la que denominaban paragón, y nuestro paragonar(S. XVI) deriva así del verbo italiano "paragonare"(" comparar"), que a su vez provenía del griego "parakonein"(afilar, sacar punta: aguzar) pues provenía de "akone"(la piedra de afilar). Con el tiempo y el uso apareció la "n": parangón/parangonar.
Modernamente, en los laboratorios se denomina parangón a la barrita de un metal dispuesta como "muestra para ser comparada". En ese sentido lo podíamos decir de la barra de platino-iridio que está en la "Oficina Internacional de Pesos y Medidas" (BIPM, en Sèvres, París, Francia) y que hasta 1960 fue el "patrón métrico". El "metro" empezó siendo un cálculo realizado sobre un meridiano terrestre (la medición acabó en Barcelona, España) y, tras varios avatares, ha acabado definiéndose como una fracción determinada de la velocidad de la luz, que se tiene como "constante universal")
Así que cuando decimos de algo "que no tiene parangón" (o, abreviando, que es "algo sin parangón*) estamos afirmando que ese algo es incomparable al no haber nada con qué compararlo".

2. Definición de Parangón

Parangón es un término que se emplea como sinónimo de cotejo o similitud. Un parangón, por lo tanto, surge al comparar dos realidades, sucesos, objetos, etc.
Por ejemplo: “La decisión del presidente establece un parangón entre ambos países”, “Por los logros conseguidos a su edad, Lionel Messi no tienen parangón con ningún otro jugador en la historia”, “Esta festividad acarrea rituales sin parangón”.
El origen etimológico de parangón está vinculado a un concepto griego que suele traducirse como “piedra de toque”. Esta piedra era empleada por los alquimistas y los joyeros para realizar comparaciones con los metales preciosos y así juzgar la calidad de éstos.
El uso más habitual del concepto en la actualidad se encuentra en la expresión “sin parangón”. Dicha frase se emplea para hacer referencia a aquello que, por sus características extraordinarias, no puede compararse con otra cosa.
Si alguien expresa que la belleza de las playas del Caribe es algo “sin parangón”, estará indicando que no existen otras playas capaces de competir con las caribeñas en cuanto a sus atractivos naturales. Esta expresión, por supuesto, es subjetiva.
La ausencia de parangón, de todos modos, es más bien simbólica: dos cosas del mismo tipo siempre pueden ser cotejadas o comparadas, aún cuando sus particularidades sean disímiles. A lo que se refiere la frase es a la poca pertinencia de la comparación: los éxitos obtenidos por Michael Jordan, por ejemplo, pueden calificarse como “sin parangón”, ya que este ex jugador suele ser considerado como el mejor basquetbolista de la historia. Comparar los logros de Jordan con los de otros basquetbolistas, pues, tiene poco sentido.