Cuál es el Significado de Concubinato - Concepto, Definición, Qué es Concubinato

Definición, Concepto, Significado, Qué es Concubinato




1. Concepto de Concubinato

El concubinato es una unión de hecho estable entre personas de distinto sexo (en algunos estados se acepta entre homosexuales) a la que la ley en ciertos casos, y luego de cierto tiempo, le concede efectos jurídicos. Son personas que conviven haciendo vida marital pero no se hallan unidos en matrimonio. En algunos países se inscribe esta situación en un registro como constancia de la unión. En los que no existe ese registro, se debe probar con testigos.
Fue reconocido el concubinato por el derecho romano pues en esta cultura personas de distinta condición social no podían unirse en matrimonio. Debía tratarse de personas púberes y que no hubiera entre ellas prohibiciones para casarse, como la de ser parientes o ya estar casados. Para ellos de los dos elementos que contenía el matrimonio: uno de hecho dado por la cohabitación y otro espiritual al que llamaban “affectio maritalis”, el concubinato solo poseía el primero.
Con la adopción del cristianismo por parte de imperio romano el concubinato fue perdiendo su reconocimiento como institución legal, pues se consideraba que afectaba a la institución matrimonial que era un sacramento. En el siglo IX se prohibió el concubinato.
El concubinato igualmente siguió subsistiendo, y en la actualidad se le reconocen varios efectos jurídicos que varían según los países, como la posibilidad de ser beneficiarios de un seguro de vida, gozar de la obra social del concubino y el derecho a pensión en caso de muerte del concubino, requiriéndose en todos los casos un mínimo de tiempo de convivencia, que se reducen si la pareja hubiera procreado.

2. Significado de Concubinato

Se denomina como concubinato a la unión de pareja, sentimental, sexual, entre dos personas, ya sean hombre-mujer, mujer-mujer, hombre-hombre, y que se caracteriza porque la unión se da fuera del marco matrimonial.
Este tipo de unión es tan antigua como la misma humanidad y tambien resulta ser muy actual, dado que en nuestros días, es habitual que las parejas se unan de este modo. Muchas de ellas jamás se casan y hay otras que primero prueban la unión de esta manera y tras algunos años o cierto tiempo deciden unirse en matrimonio, es decir, darle un marco más formal a su relación.
Si bien el matrimonio genera que los cónyuges dispongan de los mismos derechos y obligaciones ante la ley, en muchas partes del mundo, al encontrarse tan extendida la unión de parejas en concubinato, asimismo, la pareja se encuentra alcanzada por una serie de derechos y obligaciones.
A las personas que mantienen una relación de concubinato, o sea no están casadas, se las denomina concubinas/nos.
En la antigüedad y en algunas culturas actuales de oriente, la figura de la concubina es muy recurrente. Por ejemplo, los hombres que disponían de una destacada posición económica y de poder, además de su esposa formal, también tenían una variedad de concubinas,
generalmente éstas procedentes de una clase social inferior. Esta unión en concubinato les garantizaba a estas mujeres una mejora en su condición de vida y asimismo les aseguraba a sus familias una mayor protección económica y social.
Por su parte, en la Antigua Roma, se llamaba concubino a aquel individuo varón que era elegido por su amo para que se convierta en su amante. Mientras tanto, en la misma cultura, existía la concubina, que era aquella mujer ilegítima, aunque en la práctica gozaba de ciertos beneficios con excepción del nombre y de la dignidad que se le atribuía.
El matrimonio sería la contracara del concubinato, ya que se trata de una unión de pareja formal, avalada por la ley civil y por la cual los cónyuges gozarán beneficios y de derechos.

3. Definición de Concubinato

Concubinato es un término que procede del latín concubinātus y que refiere a la relación marital que mantiene una pareja sin estar casada. A los integrantes de estas parejas se les conoce como concubinos aunque, en ciertas culturas, la concubina era una mujer de menor posición social que el hombre en una relación del tipo matrimonial.
Por ejemplo: “Marta y yo vivimos en concubinato ya que no creemos en el matrimonio”, “El concubinato de la actriz y el futbolista finalizó en medio de un escándalo”, “Ezequiel me propuso un concubinato, pero yo le dije que sólo me iría a vivir con él si nos casamos por Iglesia”.
El concepto de concubinato se remonta a la Antigua Roma y a tiempos bíblicos. Por lo general, el concubinato era voluntario (ya sea por un acuerdo entre el hombre y la mujer o entre el hombre y la familia de la mujer) ya que se consideraba que esta relación aportaba seguridad económica a la mujer. Existía, de todas maneras, el concubinato servil que suponía la esclavitud sexual de la mujer.
En el Imperio Romano y en la Antigua China, el concubinato tenía un estatus legal inferior al matrimonio. Esto quiere decir que un hombre podía tener una esposa y una concubina de manera simultánea. Las leyes occidentales, en cambio, sólo admitían el matrimonio monógamo y dejaban a la concubina fuera de cualquier protección legal.
En la actualidad, en cambio, el concubinato se asocia a una pareja de hecho que convive de forma estable y que mantiene una relación análoga a la matrimonial o conyugal. Por eso, muchos Estados han incluido a estas parejas dentro de un marco legal para evitar el desamparo de alguno de sus miembros en caso de enfermedad o muerte.