Cuál es el Significado de Símil - Concepto, Definición, Qué es Símil

Definición, Concepto, Significado, Qué es Símil


Simil

1. Concepto de Símil

La palabra símil está vinculada a aquello semejante por lo cual se lo emplea para establecer una comparación entre dos elementos. Tu peinado es símil al afro look que se usaba en la década del setenta del siglo pasado.
Y por otra parte, símil es el nombre que recibe una popular figura retórica empleada a instancias de la Literatura, más precisamente en las poesías o epopeyas clásicas y que consiste en la comparación expresa entre una cosa y otra con la misión de así dar una idea concreta respecto de una de ellas. La atribución de comparación por semejanza lo que hará es trasladar las características simbólicas o físicas de uno a otro.
Cabe destacar que el símil se diferencia de la metáfora porque apela a elementos de relación tales como: que, como, cual.
Sus ojos azules son como el cielo en un día despejado. Esta frase está claramente estableciendo un símil entre los ojos color azul de un individuo con el color azul del cielo aquellos días en los cuales ninguna nube se interpone en ese color.
En tanto, los símiles pueden ser reversibles (se disponen los dos términos sucesivamente en diferente orden), graduados (inferioridad, igualdad o superioridad) o en su defecto, aparecer asociados a otras figuras (alegoría, antonomasia)
La presencia de los símiles en la literatura es bastante frecuente ya que a través de esta figura los autores pueden transmitir un mensaje que además le aporta a su texto un rasgo estético que lo hará, sin dudas, singular frente al resto.
De todos modos, los símiles no resultan ser un patrimonio exclusivo de los escritores formales, sino muy por el contrario, ya que es bastante frecuente el uso de esta figura en nuestras conversaciones cotidianas cada vez que queremos realizar una comparación entre dos cuestiones, elementos, entre otras.

2. Significado de Símil

Símil, proveniente del latín “Simĭlis” es un término que hace referencia a una comparación entre dos objetos de diferente naturaleza pero que tienen características parecidas. La etimología de la palabra nos describe una serie de transformaciones del término en el habla hispana que no difieren las unas de las otras, al contrario de esto, representan más bien un modismo del término para cada región, por ejemplo, similar y similitud. El término símil puede ser utilizado como adjetivo que describe la presencia de dos elementos que coinciden en alguna característica apreciable por los sentidos del ser humano. Símil y sus derivaciones, nos adentran a uno de los millones términos aplicados a la vida cotidiana para señalar, denotar y hacer una referencia grafica de algo que es parecido pero no exactamente igual.
El Símil, como adjetivo comparativo abunda en la sociedad, ya que la conducta del ser humano, aprecia y desprecia constantemente lo que tiene alrededor. En cierto punto del tema, resulta inevitable para una persona que se encuentra rodeada de tantas cosas que le llaman la atención, no hacer un símil con algo o alguien de una determinada cuestión. Es una respuesta automática de los sentidos enunciar que existe un símil entre dos o más cosas. El cerebro humano, gracias a su complejidad, puede crear patrones de comparación entre cosas realmente ajenas a la voluntad de lo que se intenta comparar, por ejemplo: Existe una grandísima similitud entre las alas de la mariposa y las hojas de la rama en la que se encuentra parada, de esta forma y tal vez conscientemente, la mariposa se encuentra en un estado de camuflaje para así evitar ser presa de un depredador de la naturaleza.
Así como se protegen, muchos animales utilizan el camuflaje para hacer un símil con el entorno que los rodea pero en esta ocasión para cazar a sus víctimas. Hoy en día, la moda también utiliza mucho el símil de forma más deliberada, con el fin de hacer un contacto más directo con la naturaleza, la ciudad o el universo de posibilidades que hay alrededor. Es decir, encontraron la manera de hacer moda a través del símil y la comparación.

3. Definición de Símil

Símil es un término con origen en el vocablo latino simĭlis que hace referencia a lo semejante. El concepto, por lo tanto, se utiliza para establecer una comparación entre dos cosas. Por ejemplo: “Paula tiene un peinado símil perro de raza cocker que resulta muy simpático”, “Tengo un coche símil batidora: al andar, se sacude para todos lados”, “Ten cuidado con esos frutos símil rosa mosqueta ya que son tóxicos y no pueden comerse”.
En la literatura, símil es una figura retórica que consiste en la comparación expresa entre una cosa y otra, para dar una idea eficaz de una de ellas. Al establecer la comparación por semejanza, se trasladan las características simbólicas o físicas de uno a otro.
A diferencia de la figura de la metáfora, los símiles apelan a elementos de relación como “que”, “como” o “cual”. La frase “Sus ojos como dos esmeraldas brillaban en la noche” es un símil que traza un paralelo entre los ojos de color verde y las piedras preciosas.
Los símiles aparecen en obras literarias como una manera de transmitir un mensaje y de aportar un rasgo estético distintivo: “Las intrincadas calles como un laberinto demoraron al viajero, quien no lograba encontrar la dirección que le habían indicado”, “Sus puños como misiles se estrellaron en la pared ante la trágica noticia”, “El linyera era acompañado por perros como ángeles guardianes que custodiaban sus pasos”.
Cabe destacar que los símiles también se utilizan en la vida cotidiana de manera espontánea: “Ten cuidado si sales de noche que la calle está oscura como boca de lobo”, “Fabio está alto y flaco como un poste de luz”.