Definición de Biblia ‒ Significado de Biblia

Definición, Concepto, Significado, Qué es Biblia


Biblia – Definición de Biblia, Concepto de Biblia, Significado de Biblia

1. Concepto de Biblia

Palabra que proviene del griego “biblos” cuyo significado es libros. Es el término con que cristianos y judíos designan el conjunto de sus libros sagrados canónicos, es decir, los que comunican un mensaje de salvación de Dios a los hombres.
La Biblia, tanto para judíos como para cristianos es un libro inspirado por Dios; a través de sus autores, enseña la existencia de un único Dios, justo y providente, principio y fin de todo lo existente y que ha establecido una alianza con la humanidad para ofrecer al hombre la salvación final.
La Biblia está compuesta por dos partes: el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. El núcleo fundamental del Antiguo Testamento es la creación del mundo por Dios y la alianza de Dios con el pueblo elegido de Israel, representante de la humanidad, y la historia de la fidelidad de Israel a esta alianza.
Por otro lado, encontramos en el Nuevo Testamento (no aceptado por el pueblo judío) la propuesta de una nueva alianza de Dios con los hombres: la salvación por los méritos de la pasión y muerte de Jesús, hijo de Dios.
Los libros del Antiguo Testamento redactados en hebreo o arameo, abarcaron un largo período que probablemente se extendió desde el siglo X a.C. Se han advertido grandes diferencias en su denominación y ordenación, ya sea en lo que atañe al texto hebreo admitido por el judaísmo como en las versiones griegas de los Setenta o latina de la Vulgata.
Los manuscritos de la Biblia más antiguos se descubrieron en la región de Qumran, al noroeste del mar Muerto. Fechados en el siglo I a.C., son muy valiosos para el estudio del Antiguo Testamento.
Los más conocidos y completos son los manuscritos griegos de los siglos IV-V d.C.: Codex Sinaiticus, que contiene casi todo el Antiguo Testamento y algunos escritos de los cristianos primitivos; Codex Vaticanus y Codex Alexandrinus.


2. Definición de Biblia

Para quienes creen en una religión determinada, la Biblia es el sustento del dogma y de las enseñanzas que se impartieron teniendo su redacción un orígen de Inspiración Divina, siendo escrita lógicamente por hombres que difundieron un mensaje enfocado hacia la Espiritualidad por sobre todas las cosas, dando además una visión religiosa de los Orígenes de la Humanidad y como los dioses crearon el mundo y posteriormente al hombre y todos los seres que lo habitan.
En estas narraciones se hace referencia a La Palabra de Dios, que las leeremos en los distintos Libros Canónicos que forman parte de La Biblia, utilizada tanto para la Religión Católica como también en el caso de la Religión Judía, solo que en esta última se considera a la parte del Nuevo Testamento como sin validez, ya que este fragmento se encarga de narrar la Vida, Muerte y Resurrección de Jesucristo, además de estar enfocado exclusivamente a la religión cristiana y sus Primeros Precursores.
En este conjunto de Libros Canónicos se nos brindan distintas enseñanzas acerca de una Vida Espiritual, con narranciones que enuncian la relación de Dios con el Hombre, contando como éste ha caído en el Pecado, y posteriormente fue otorgada su Salvación, contando con relatos canónicos que se difundieron de acuerdo a una tradición o un dogma determinado.
En lo que respecta a la Biblia en su análisis méramente como libro, no solo es uno de los más vendidos, sino el más traducido, encontrándose en más de 2.302 idiomas, siendo difundido originalmente a través de Encuadernaciones Manuscritas, y posteriormente aplicándose la evolución tecnológica que significó la introducción de la Imprenta Moderna, creada por el alemán Johannes Gutenberg (documento que es conocido como La Biblia de Gutenberg) dando origen a la impresión masiva de textos, estimándose que unas 180 copias de la misma fueron difundidas por el mundo (45 en Pergamino, las restantes en papel)

3. Significado de Biblia

Se conoce como Biblia al conjunto de libros canónicos o fundacionales de las religiones judaica y cristiana. Para los creyentes, la Biblia es la palabra de Dios. Este término viene del griego y es el plural de papiro, rollo o libro, constituyendo un conjunto de libros o volúmenes.
Actualmente, se conoce que la Biblia es el libro más leído (y más vendido) de toda la historia, y ha sido traducido a más de 2.000 idiomas. Es conocido en los cinco continentes y se lo considera, con justa razón, el “libro de los libros”.
La Biblia se divide, entonces, en libros o grupos de escrituras. Por citar un ejemplo, el libro de los Salmos, formado por 150 oraciones. Existen diferentes “versiones” de la Biblia. Mientras que la hebrea o Tanaj se divide en tres secciones (los libros de Moisés, los libros de los profetas hebreros y otros libros conocidos como las Escrituras), la cristiana reconoce a la hebrea como Antiguo Testamento y la distingue de su Nuevo Testamento, que narra la vida de Jesús. Este Nuevo Testamento se divide en 4 Evangelios, Hechos de los Apóstoles, Cartas (de los apóstoles Pedro, Pablo, Santiago y Juan) y el Apocalipsis, escrito también por San Juan.
En números, la Biblia tiene 1189 capítulos, de los cuales 929 pertenecen al Antiguo Testamento y 260 al Nuevo.
En general, cuando se habla de la Biblia se hace referencia a la Biblia cristiana, pero para los distintos grupos de fieles esto difiere, e incluso también existen divergencias respecto de los textos considerados como apócrifos, es decir, textos falsos o no considerados auténticos por la Iglesia Católica. La definición de los libros incluidos en la Biblia fue formulada en los primeros tiempos del cristianismo, con fuerte influencia de San Jerónimo, quien tradujo los textos del Antiguo Testamento (escritos en su totalidad en hebreo antiguo) y del Nuevo Testamento (todos redactados en griego en su versión original, con la excepción del evangelio de San Mateo, escrito en arameo) al idioma más difundido de ese entonces, esto es, el latín. La versión de esa época se denomina Vulgata y es el fundamento de las traducciones a todos los idiomas de la Tierra que ocurrieron en los siglos subsiguientes. Existen variaciones en la traducción y los comentarios entre los distintos credos cristianos de la actualidad, si bien la homología entre los textos de las diferentes ramificaciones suelen ser relativamente similares entre sí.
Es interesante destacar que el libro conocido como “la Biblia de Gutenberg” fue uno de los trabajos más célebres impresos con el sistema de tipos móviles que se le atribuye al inventor alemán Johannes Gutenberg en el siglo XV. Este trabajo dio lugar a lo que se conocería como “Edad de la Imprenta”, que puso al alcance de las masas populares volúmenes de todo tipo, por ejemplo, como este documento religioso.
Vale señalar que los textos bíblicos constituyen, además, el basamento universal de numerosas leyes de los primeras naciones cristianas, en especial en los estados surgidos a partir de la desaparición del sistema feudal en el Medioevo europeo. Por otra parte, los contenidos de la Biblia forman parte integral de la liturgia de hebreos y cristianos, en sus distintas variantes. Para los creyentes, existe un antiguo aforismo que señala que “la oración es la voz del hombre para que Dios escuche, mientras que las Escrituras (esto es, la Biblia) es la voz de Dios para que sea el hombre quien la escuche”.