Cuál es el Significado de Desahucio - Concepto, Definición, Qué es Desahucio

Definición de Desahucio


Desahucio: Definición, Concepto, Significado, Qué es Desahucio

1. Concepto de Desahucio

Desahucio es la denominación que recibe el aviso de terminación de ciertos contratos de tracto sucesivo, tales como el arrendamiento y el contrato de trabajo.
En España, el término jurídico desahucio se utiliza cuando se procede a privar al inquilino de la posesión (uso del inmueble) mediante una resolución judicial por un incumplimiento del contrato de arrendamiento (falta de pago de la renta o cualquier otro incumplimiento contractual).
En ocasiones desahucio se utiliza como sinónimo de desalojo o de la indemnización por despido, dado que una orden judicial de desahucio tiene como finalidad el desalojo de los arrendatarios de una vivienda. En España, el término desahucio se utiliza para hacer referencia en exclusiva al desalojo de los inquilinos de una vivienda o local comercial por orden judicial.
El acto que consiste en desalojar físicamente a los ocupantes de la vivienda o local, se llama lanzamiento. A él acuden: el propietario junto con una representación del Juzgado y un cerrajero, para volver a tomar posesión del inmueble, procediendo a entrar en el inmueble (si es necesario por la fuerza y cambiar la cerradura o el candado).

Desahucio Exprés

En noviembre del 2009 entró en vigor el Desahucio Express, una modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos y la Ley de Enjuiciamiento Civil. La nueva ley se crea con el objetivo de promover el alquiler en un contexto de crisis inmobiliaria creando mecanismos más rápidos y efectivos en caso de morosidad o impago del alquiler del inmueble. Las ventajas que otorga el Desahucio Express son:
• El tiempo de espera desde que el casero hace el requerimiento fehaciente de pago al inquilino (mediante burofax) hasta la presentación de la demanda baja de dos meses a uno.
• El casero puede incluir en su demanda de desahucio por falta de pago o expiración de contrato su compromiso a perdonar toda o parte de la deuda y costas a cambio del desalojo voluntario. El plazo mínimo que se puede dar para que abandone la vivienda desde la notificación de la demanda es de 15 días, antes era un mes.
• Se facilita la notificación de la demanda. Si no se puede entregar al inquilino la demanda de desahucio por impago o expiración de contrato o reclamación de rentas o cantidades debidas, se procederá, sin más trámites, a anunciar la citación en el juzgado.
• La reclamación de rentas o cantidades debidas sigue los trámites del juicio verbal sin tener que unirla a la petición de desahucio.
• La sentencia de desahucio por impago o expiración de contrato fijará la fecha del lanzamiento y será suficiente para desalojar en el día y hora señalados en la sentencia o en la fecha fijada en la citación al demandado. Antes había que poner una demanda ejecutiva para hacerlo efectivo.
• Antes el casero sólo podía reclamar el piso antes de cumplir los cinco años de alquiler si lo necesitaba para uso propio, ahora también lo podrá pedir para sus padres, hijos o ex-cónyuge en caso de divorcio o nulidad matrimonial. Debe hacerse constar en el contrato.
• Recientemente con la Ley 37/2011, han sido introducidas variaciones al proceso de desahucio que lo único beneficioso que han logrado es que se evite la celebración de muchos juicios, pero que en general supone perjudicar los derechos del arrendador, para más información os recomiendo la lectura de el siguiente enlace sobre Desahucio Expréss


2. Significado de Desahucio

El Desahucio es un término estrechamente vinculado con la economía pero desde el punto de vista del arrendamiento. El desahucio consiste en desalojamiento de un de inquilino de una residencia, local o establecimiento físico que sea considerado en calidad de alquiler. Existen países que contemplan leyes para que el desahucio no sea una medida arbitraria, por el contrario se le ofrecen a ambas partes una medida de solución para que la disolución del contrato sea relativa a las necesidades de cada quien, sin embargo, paises con serias depresiones economicas no han podido controlar la situación. El desahucio por representar de manera genérica un decaimiento de la estabilidad en la persona desde el punto de vista habitacional y económico, también se emplea en un coloquio que en ciertos lugares para hacer mención de una persona sin fuerza por consecuencia de una enfermedad.
El desahucio inmobiliario en Europa es uno de los más nombrados en todo el mundo. En años pasados, países como España, Portugal e Italia se han visto involucrados en serias crisis económicas, a las que se suman crisis inmobiliarias con el desahucio como medida por parte de los caseros que exigen en la mayoría de las veces por incumplimiento de pago el desalojo inmediato de las residencias, esto, a traído una fuerte ola de protestas por los mencionados países en las que se exige al gobierno local y las organizaciones que monitorean la economía mundialmente a buscar soluciones para las masas desprotegidas de personas que pierden sus empleos por culpa de los quiebres de la economía y muchas acciones más.
Los desahucios son considerados un atentado contra la humanidad, en Europa se han reportado casos de suicidios, asesinatos de los caseros y cientos de detenciones, la desesperación de alguien que quede en la calle, por una medida ajena a cualquier culpa es verdaderamente irónica. Muchas personas en calidad de desahuciados se encuentran viviendo en refugios y apartamentos aportados por instituciones religiosas o de caridad para personas sin amparo, las mujeres y los niños tienen cierta preferencia mientras a los hombres se les asigna una tarea para ganarse el techo por una noche, tal vez horas, lo cierto es que el desahucio es uno de los males de la sociedad más latentes en los últimos 20 años.


3. Qué es Desahucio

desahucio s. m.
1 Expulsión legal de la persona que ocupa una casa o un terreno.
2 Consideración por parte del médico de que un enfermo no tiene ninguna posibilidad de curación.
________________________________________
desahucio
m. DER. Acción por la cual el dueño, usufructuario o poseedor real de un inmueble, despide o lanza al ocupante del mismo, mediante justa causa reconocida por la ley.