Definición de Decencia ‒ Significado de Decencia

Decencia – Su Definición y Conceptos  


Decencia – Definición de Decencia, Concepto de Decencia, Significado de Decencia

1. Concepto de Decencia

Decencia, del latín decentĭa, es el recato, la compostura y la honestidad de cada persona. El concepto permite hacer referencia a la dignidad en los actos y en las palabras. Por ejemplo: “No me gustan los espectáculos que trascienden los límites de la decencia”, “Encontrar un político con decencia es tan difícil como hallar una aguja en un pajar”, “Si el entrenador tuviera decencia, ya debería haber renunciado”.
Puede definirse a la decencia como el valor que hace que una persona sea conciente de la propia dignidad humana. Por eso, prefiere guardar su cuerpo, pensamientos y sentidos para evitar exponerlos a la morbosidad.
La decencia suele asociarse a la desnudez o a la provocación sexual. La persona indecente se muestra sin ropa o con vestimenta inadecuada en público y mantiene una actitud provocativa más allá de la intimidad: “Mira esa mujer, es evidente que no tiene ningún sentido de la decencia”, “Disculpa que te lo diga, pero ese traje de baño no guarda tu decencia”, “Tal vez no haya ascendido en la empresa porque siempre conservé mi decencia y no visité la casa del jefe”.
Al tratarse de una noción algo abstracta, puede resultar complicado explicarle a un niño que es la decencia e instruirlo al respecto. Los psicólogos afirman que la decencia debe enseñarse en todo momento a partir del ejemplo propio, tanto en conversaciones como en los gestos, las actitudes y la vestimenta. Es importante trabajar en la difusión de este valor ya que los pequeños no tienen conciencia sobre las consecuencias de un comportamiento indecente.

2. Definición de Decencia

Se llama decencia al aseo, compostura y adorno correspondiente a cada persona o cosa y en sentido más particular al acatamiento externo a las convivencias sociales y a las buenas costumbres.
Es, en primer lugar, una denominación abstracta, que cifra la cualidad de las acciones humanas realizadas en su substancia y circunstancias según pide la persona, cuyas son: podría decirse que es la de menos comprensión pero más trascendente de cuantas califican las acciones morales no defectuosas, el límite último que encierra las que están bien a la naturaleza racional. Y esta es precisamente la idea que refleja en su etimología, que toma del latín decentia y de su verbo decet, que significa sentar bien, parecer bien, diciéndose propiamente en sentido moral.
Coherente con esta acepción es la aplicación que se hace de la palabra cuando se atribuye a las personas, diciendo que son de gran decencia o se portan con ella y en tal caso o se mantiene la significación en el grado de generalidad que va indicado o se toma como sinónimo de recato, honestidad y modestia, refiriéndose a la particular que en estos se expresa.
La decencia se decencia es uno de los valores mas importantes para darnos a respetar.

3. Significado de Decencia

La palabra decencia es un término que empleamos con frecuencia en nuestro idioma y que usamos para referir diversas cuestiones.
Cuando un individuo actúa y se comporta en diferentes situaciones con recato y respeta las convenciones sociales establecidas en su comunidad o en el contexto en el cual se halle, se dirá que se destaca por su decencia. Para la celebración de su santidad se pide que los fieles vistan con decencia.
Por otra parte, cuando se emplea el concepto a instancias de un contexto sexual es para referir el respeto a la moral sexual. Que mantengas relaciones sexuales con tu novia atenta contra la decencia propuesta por esta familia.
De esto se desprende que lo opuesto a esta referencia es el deshonor, que implica la pérdida de respeto, de estima y de honor y por tal cuestión es que situaciones como la provocación sexual y la desnudez se considerarán opuestas a la decencia.
Por ejemplo, aquellos contextos o sociedades que se caracterizan por ser muy conservadores impulsarán y promoverán acciones y pensamientos en orden a la decencia, mientras que se mostrarán contrarios a aquellas acciones que se enmarcan en la provocación.
Asimismo, cuando alguien actúa y piensa con honestidad, también se hablará de su decencia. Mario es un periodista que se destaca por la decencia de sus opiniones.
La deshonestidad es la acción que está en la vereda de enfrente de este sentido. La deshonestidad se caracteriza por la ausencia de honestidad, de ética, de honradez y de rectitud en cuanto al pensar y al actuar.
Cabe destacarse, que la decencia, en la mayoría de las culturas del mundo está considerada como un valor notable.
Otro uso que también se le atribuye a la palabra decencia es como sinónimo de aseo.
El aseo implica la limpieza, el cuidado y el esmero con el cual alguien trata algo o bien con el cual se presenta. El concepto que se contrapone a este sentido es el de suciedad, porque justamente indica la impureza y la falta de aseo que dispone algo o alguien.