Cuál es el Significado de Mediante. Concepto, Definición, Qué es Mediante


Conceptos y Significados de Mediante

1. Significado de Mediante

La función de mediar, que desempeña lo que está (el medio) o actúa (el mediador) en un momento intermedio de un proceso y hace posible el paso de un estado anterior a otro posterior.
En el ámbito del Derecho, se considera que tanto la mediación como la conciliación jurídica son métodos de resolución alternativa de conflictos, como medio de acceso a la justicia que evita y descongestiona procesos administrativos tradicionales del poder judicial. Están basados en la democracia, la pacificación social, el diálogo, el respeto, y el consenso para la conviviencia. Dos de las diferencias más evidentes entre la mediación y la conciliación consisten en que: 1) El mediador se rige por el principio de neutralidad, buscando un acuerdo consensuado y aceptado por las partes, que siguen siendo las protagonistas del proceso, mientras que el conciliador se rige por los principios de imparcialidad y justicia, y decide unilateralmente un acuerdo que es aceptado por las partes (el conciliador es el protagonista principal del proceso); 2) El acuerdo logrado en un proceso de mediación no es vinculante jurídicamente para las partes (es decir, si las partes lo incumplen, no tienen consecuencias judiciales), mientras que el acuerdo logrado a través de un proceso de conciliación, sí tiene consecuencias jurídicas, y su incumplimiento puede derivar en un proceso de demanda judicial.
Un beneficio claro de este sistema es que hay mayores posibilidades de cumplimiento voluntario y colaborativo de la decisión tomada, a comparación de una sentencia de un juez. En este sentido, mediación descomprime el trabajo de los juzgados, que sólo intervendrán en caso de no llegarse a un acuerdo.


2. Concepto de Mediación

La Directiva 2008/52/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles, en su artículo 3 define a la MEDIACIÓN como un procedimiento estructurado, sea cual sea su nombre o denominación, en el que dos o más partes en un litigio intentan voluntariamente alcanzar por sí mismas un acuerdo sobre la relación de su litigio con la ayuda de un mediador.

Con esta definición de la mediación, podemos enumerar cuales son sus características y objetivos que la definen:

-Ofrecer un espacio neutral.

-Facilitar o restablecer la comunicación.

-Ayudar en la toma de decisiones.

-Minimizar costes emocionales y temporales, evitando procedimientos legales contenciosos.

-Ofrecer información jurídica y orientación psicológica y social.

-Las partes tienen la oportunidad de ser escuchados.

-Permite desahogar las emociones.

-Las partes mediadas tienen control sobre el proceso.

-También, las partes tienen control sobre los resultados.

-Reporta percepción de equidad sobre los resultados.

-Prestar una ayuda y una asistencia en el ejercicio de la autonomía de las partes, en la gestión de conflictos.

-Ayudar a las partes a crear soluciones razonables y factibles a sus problemas.

-Modelar conductas para una gestión efectiva de futuras disputas.

-Ampliar las opciones con relación a los procedimientos judiciales formales.

Para el desarrollo de un proceso de Mediación, debemos de tener en cuenta cuáles son los Principios Fundamentales que lo rigen. Estos son los siguientes:
-Voluntariedad. En principio, son las partes en conflicto quienes deciden si quieren o no involucrarse en un proceso de Mediación. Pueden poner fin a la Mediación cuando lo deseen, y también puede hacerlo el mediador cuando lo considere que no es posible avanzar o que ese conflicto en particular requiere de alguna otra forma de resolución.

-Procedimiento flexible. Siempre que en la mediación se respeten los principios fundamentales vinculados a la voluntariedad y la confidencialidad, las reglas de procedimiento pueden aplicarse con libertad.

-Confidencialidad. Uno de los objetivos principales del proceso de mediación es detectar los intereses de las partes y cualquier otro escollo para logar el acuerdo.El requisito de la confidencialidad es crucial para el éxito de la mediación, porque es la única forma de lograr que se expongan con sinceridad los múltiples aspectos del conflicto.

-Respeto al Derecho. La Mediación no puede ser utilizada para contravenir la legislación o evitar fraudulentamente su aplicación.

-Debate contradictorio. Se deberá potenciar un trato equitativo entre las partes, garantizando una intervención equilibrada entre ellas.

-Buena fe, colaboración y mantenimiento del respeto entre las partes.

-Autodeterminación. Requiere que el mediador confíe en la capacidad de las partes para llegar a un acuerdo comunitario.

-Neutralidad. Un mediador mediará sólo en aquellos casos en que pueda mantenerse neutral, teniendo claro el concepto de imparcialidad para otorgar un trato similar a las partes, si es incapaz de conducir el proceso por alguna razón, está obligado a retirarse.
Existen varios tipos o ámbitos de la mediación:
• Mediación Familiar
• Mediación Escolar
• Intercultural y Comunitaria
• Mediación Laboral
• Mediación Penal
• Mediación Sanitaria.


3. Definición de Mediante

La palabra mediante la usamos con asiduidad en nuestro idioma y presenta varias referencias.
Cuando queremos expresar que algo se realizó, se efectuó, es decir, llegó a buen término o concreción por medio de algo, una estrategia, una acción determinada, entre otras alternativas, lo expresamos en términos de mediante. A Laura la trajeron a la fiesta mediante mentiras que le aseguraban que se trataba de un trabajo especial que había pedido su jefe. Mediante una laparoscopia le detectaron la presencia del tumor.
En el ámbito de la música nos encontramos con una referencia para esta palabra, dado que a través de ella y a instancias de una escala musical, mediante, será la tercera nota musical. Corresponde a un acorde de tónica. Cabe destacarse que la misma se erige como la más importante en lo que respecta a la modalidad de la escala en cuestión, dado que a partir de ella se determinará si se trata de una escala mayor, o por el contrario, menor.
Y otro uso muy habitual que presenta la palabra que nos ocupa es para referirse a aquella persona que desempeña una función de mediadora ante dos partes en disputa, por ejemplo, o bien que intercede en favor de alguien en una situación o causa.
La acción de esta función la conocemos popularmente como mediar y justamente refiere la intercesión o el pedido de algo a favor de otro.
En situaciones en donde existen dos o más partes que no consiguen ponerse de acuerdo es usual que nos encontremos ante la extrema necesidad de llevar a cabo la acción de mediar para así encontrarle una solución al conflicto y podes ponerle punto final a la discusión de las partes implicadas.
Cabe destacarse que la persona que se ocupe de desplegar la tarea de mediador deberá disponer de una capacidad natural a la hora de atemperar los encontronazos que puedan darse entre dos individuos en pleno conflicto y por supuesto de conocimientos en la materia en discusión para así abrir camino lo más rápidamente posible hacia el acuerdo.