Cuál es el Significado de Mineral. Concepto, Definición, Qué es Mineral


Conceptos y Significados de Mineral

1. Significado de Mineral

Mineral es aquella sustancia natural, homogénea, inorgánica, de composición química definida (dentro de ciertos límites).
Estas sustancias inorgánicas poseen una disposición ordenada de átomos de los elementos de que está compuesto, y esto da como resultado el desarrollo de superficies planas conocidas como caras. Si el mineral ha sido capaz de crecer sin interferencias, pueden generar formas geométricas características, conocidas como cristales.
La importancia de los minerales
Los minerales tienen gran importancia por sus múltiples aplicaciones en los diversos campos de la actividad humana. La industria moderna depende directa o indirectamente de los minerales; se usan para fabricar múltiples productos, desde herramientas y ordenadores hasta rascacielos.
Algunos minerales se utilizan prácticamente tal como se extraen; por ejemplo el azufre, el talco, la sal de mesa, etc. Otros, en cambio, deben ser sometidos a diversos procesos para obtener el producto deseado, como el hierro, cobre, aluminio, estaño, etc. Los minerales constituyen la fuente de obtención de los diferentes metales, base tecnológica de la moderna civilización. Así, de distintos tipos de cuarzo y silicatos, se produce el vidrio. Los nitratos y fosfatos son utilizados como abono para la agricultura. Ciertos materiales, como el yeso, son utilizados profusamente en la construcción. Los minerales que entran en la categoría de piedras preciosas o semipreciosas, como los diamantes, topacios, rubíes, se destinan a la confección de joyas.
Los minerales son un recurso natural de gran importancia para la economía de un país, muchos productos comerciales son minerales, o se obtienen a partir de un mineral. Muchos elementos de los minerales resultan esenciales para la vida, presentes en los organismos
Clasificación de los minerales
Los minerales se solían clasificar en la antigüedad con criterios de su aspecto físico; Teofrasto, en el siglo III a. C., creó la primera lista sistemática cualitativa conocida; Plinio el Viejo (siglo I), en su "Historia Natural", realizó una Sistemática Mineral, trabajo que, en la Edad Media, sirvió de base a Avicena; Linneo (1707-1778) intentó idear una nomenclatura fundándose en los conceptos de género y especie, pero no tuvo éxito y dejó de usarse en el siglo XIX; con el posterior desarrollo de la química, el químico sueco Axel Fredrik Cronstedt (1722-1765) elaboró la primera clasificación de minerales en función de su composición; el geólogo estadounidense James Dwight Dana, en 1837, propuso una clasificación considerando la estructura y composición química. La clasificación más actual se funda en la composición química y la estructura cristalina de los minerales. Las clasificaciones más empleadas son las de Strunz y Kostov.

2. Definición de Mineral

Un mineral es una sustancia natural que se diferencia del resto por su origen inorgánico, su homogeneidad, composición química preestablecida y que corrientemente ostenta una estructura de cristal. Entre sus funciones principales se cuenta la de ser un componente decisivo y fundamental para la conservación y la salud de los seres vivos, ya que su presencia resulta determinante para la actividad de las distintas células.
Pero además de la conservación y contribución que realizan para que las células se mantengan activas, los minerales tienen una segunda razón de ser no tan importante como la de contribuir a la vida, pero sí de vital importancia para que la industria siga viva y coleante en todos los países que integran este planeta, ya que es ampliamente utilizada en la fabricación de productos que nos rodean y que constituyen una parte fundamental en nuestra vida cotidiana: desde herramientas, pasando por la computadora desde la cual les estoy escribiendo esta reseña, siguiendo por las refinadas joyas que a veces adornan nuestros cuerpos, hasta sofisticadas estructuras como ser edificios.
En tanto, por esta razón que les comentaba, al ser productos de primera necesidad para el funcionamiento y desarrollo de la industria, es que su existencia es uno de los principales recursos naturales con los que puede contar un país para fortalecer su economía y ampliar su riqueza.
Sin embargo, no podemos olvidar que los minerales son recursos naturales no renovables, y por esto, su extracción debe ser mesurada, puesto que al extraer determinada cantidad de un cierto mineral, éste no volverá a regenerarse. Por eso es más que necesario que los gobiernos de cada país legislen la extracción minera, y pongan límites a las empresas extractoras, con el fin de no sobreexplotar las áreas con presencia de minerales.
Existen una amplia gama de minerales: azufre, talco, sal, hierro, estaño, mica, cuarzo, ámbar, cobre y aluminio, entre otros; y también variadas tipologías de clasificación.
Las rocas, las que vemos en todas partes, son el ejemplo más convencional de mineral, aunque también el agua puede considerárselo. Claro que, por ejemplo, entre las rocas o “piedras” están aquellas que, por su composición tienen en el mercado y para la industria un valor más alto que aquellas que podemos encontrar, por ejemplo, en el patio de nuestra casa. Las llamadas “piedras preciosas” como el rubí, acquamarine, esmeralda, entre otras son menos frecuentes y se las encuentra en zonas montañosas. Al ser su composición menos común que las demás, deriva entonces en el alto valor con el cual cotizan, y a partir de ellas se fabrican anillos, pulseras, colgantes o aros (en general, se utilizan para artículos de joyería). Otras piedras como la hematite también se utilizan con estos fines, aunque por su composición y por encontrarse en más cantidad que las nombradas anteriormente, su valor es menor.
En la antigüedad se los clasificaba de acuerdo a su aspecto físico primero, luego otra corriente los empezó a clasificar de acuerdo a su composición química y en nuestros tiempos se los clasifica de acuerdo a un criterio más elaborado, que atiende tanto a su estructura cristalina como a sus compuestos químicos.
Los minerales, más allá de lo industrial, no olvidemos que dijimos que su presencia contribuye al equilibrio vital del planeta, y también es una gran fuente vital para nuestro cuerpo. Junto con las vitaminas y las proteínas, minerales como el yodo, calcio, magnesio, potasio, fósforo o zinc son esenciales para nuestro bienestar corporal y de salud. Muchos de ellos podemos encontrarlos en los alimentos, y por eso es que siempre los profesionales de la nutrición aconsejan sostener dietas variadas en cuanto a tipo de alimentos. Pero también, ante situaciones específicas donde la incorporación de variedades de alimentos no sea suficientes (como en casos de desnutrición o anemia, por ejemplo) podemos recurrir a productos desarrollados por la industria farmacológica, como lo son los complementos vitamínicos que incorporan a nuestro cuerpo todos aquellos minerales, vitaminas y proteínas necesarias para el equilibrio metabólico.
En la actualidad, aquellos productos “minerales” están relacionados con lo natural, con poca o nula presencia de productos químicos derivados o transformados. Por ejemplo, el agua embotellada mineral suele tener sabor diferente a otras que no lo son, y son catalogadas como “más naturales”. O también los maquillajes minerales suelen ser más recomendados por su composición libre de aceites y químicos agregados.

3. Concepto de Mineral

Los minerales son cuerpos naturales químicos, inorgánicos y homogéneos, que pueden hallarse en la superficie de la Tierra, formados en ella en forma espontánea. En general poseen estructura cristalina, dada por el enrejamiento de los átomos, y la composición química difiere de unos a otros. Poseen caras, o sea superficies planas, pues sus átomos se disponen en forma ordenada. Hay pocos minerales integrados por un solo elemento, como el oro y la plata; la mayoría, son compuestos químicos. Su estudio corresponde a la mineralogía.
El calcio, el potasio y el magnesio son metales; el fósforo, el azufre y el carbono, son no metales.
Los minerales compuestos se agrupan entre otros, en: 1. Sulfuros, como la pirita o la colcosina, donde se combinan elementos no metálicos con metálicos; 2. Óxidos, como la magnetita o el rutilo, donde los metales o no metales se combinan con oxígeno, sin carácter salino. 3. Alogenuros, como la fluorita, que resultan de la combinación de un halógeno con un metal. También hay sulfatos, nitratos, fosfatos, silicatos, etcétera.
Para distinguir un mineral de otro, podemos observar su color, su sensibilidad al tacto, o su sabor, como en el caso de la sal; y sobre todo su dureza. El mineral más blando es el talco, y el más duro, el diamante.
Las rocas son aglomeraciones de minerales, generalmente de un mismo tipo, de manera natural. Del estudio de las rocas se ocupa la petrografía.
En Biología, son minerales ciertos nutrientes indispensables para el organismo, como el boro, el cobre, el calcio, el flúor, el sodio, el yodo o el zinc, entre otros. Se obtienen a través de una equilibrada dieta.


4. Qué es Mineral

Un mineral es una sustancia natural caracterizada por ser sólida y estable a ciertas temperaturas, además de poseer una estructura atómica ordenada. Es diferente de una roca por el hecho de que estas pueden se un agregado tanto de minerales como no minerales, además de que no poseen una composición química específica. Al estudio especializado se los minerales se le conoce mineralogía, que es a su vez una rama de la geología.
Existen cerca de 4,900 minerales conocidos en el planeta Tierra, y de esos, cerca de 4,660 han sido aprobados por la Asociación Mineralógica Internacional, que agrupa a varios organismos alrededor del mundo para promover el estudio de los minerales y regular la nomenclatura de todos ellos. La abundancia y disponibilidad de los minerales está controlada por la química terrestre. Así, por ejemplo, la corteza terrestre está formada en un 75% por Silicio y Oxígeno, lo que se traduce en una abundancia de los llamados minerales silicatos. La abundancia de los silicatos es tal que se suele dividir a los minerales en dos tipos principales: silicatos y no silicatos. En el segundo grupo encontramos a los minerales orgánicos, los óxidos, los carbonatos y los sulfatos, entre otros.
Los minerales se describen de acuerdo a una serie de características físicas específicas, como su dureza, color o gravedad específica, aunque existen pruebas más específicas como su resistencia al ácido, magnetismo o radioactividad. La clasificación de los minerales es bastante variada, con algunos pudiendo ser clasificados con una simple prueba y otros requieriendo pruebas complicadas y costosas, tanto en términos de tiempo como de dinero.
Los minerales se caracterizan por poseer una serie de propiedades físicas interesantes, como la estructura cristalina, que resulta de la formación de patrones de átomos geométricos ordenados a lo largo de todo el mineral. Otra propiedad es la dureza, que se define como la resistencia del mineral a sufrir rayaduras. En la actualidad, el diamante es el mineral más duro sobre la Tierra.

5. Definición de Mineral

El mineral es un elemento o compuesto químico que se encuentra en la naturaleza, de composición definida y estructura atómica determinada, formado mediante procesos naturales e inorgánicos.
Una roca puede estar compuesta por uno o varios minerales; por ejemplo, el granito es una roca ígnea compuesta por tres minerales: feldespato, cuarzo y mica. Ademas de encontrar los minerales como parte de la composición de las rocas, éstos también se pueden encontrar puros en cantidades suficientes que se explotan en las minas o yacimientos.
Se conocen actualmente más de 3.000 especies de minerales, la mayoría de los cuales se caracterizan y se clasifican por su composición química, su estructura cristalina y sus propiedades físicas (dureza, tenacidad, color, brillo, diafanidad, refracción, entre otros).
Según su estado o su estructura, los minerales pueden ser: amorfos, en los cuales las partículas elementales (átomos, iones o moléculas) no se hallan ordenadas regularmente, o cristalinos, en los que las partículas están ordenadas y determinan una estructura interna, que si transciende una configuración externa y poliédrica forman cristales.
Los minerales suelen estar clasificados por su composición química en ocho grupos: a) elementos nativos, b) sulfuros y sulfosales, c) halogenuros o haluros, d) óxidos e hidróxidos, e) boratos, nitratos y carbonatos, f) sulfatos, cromatos, volframatos y molibdatos, g) fosfatos, arseniatos y vanadatos, y h) silicatos.
Hoy en día, los minerales tienen una gran importancia por sus múltiples aplicaciones en diversos campos. En la industria, son muy indispensables ya que sin ellos no se podrían elaborar algunos productos; por ejemplo, los fertilizantes son fabricados por derivados de fosfatados o nitratados; el cemento requiere calcita para su obtención; algunas medicinas, cosméticos, pigmentos y pinturas incorporan muchos minerales; hace falta cuarzo para producir vidrio, el diamante o el rubí se emplean para elaborar pulseras, anillos y otras joyas.