Cuál es el Significado de Parestesia. Concepto, Definición, Qué es Parestesia

Que es: "Parestesia" ‒Definiciones y Conceptos-

1. Concepto de Parestesia en la Wikipedia Encyclopedia

La parestesia se define como la sensación anormal de los sentidos o de la sensibilidad general que se traduce por una sensación de hormigueo, adormecimiento, acorchamiento, etc., producido por una patología en cualquier sector de las estructuras del sistema nervioso central o periférico.
El entumecimiento y hormigueo son sensaciones anormales que se pueden producir en cualquier parte del cuerpo, pero son más usuales en las manos, pies, brazos y piernas.
Este fenómeno puede recibir otros nombres, como: pérdida de sensibilidad, pérdida de las sensaciones, sensación de hormigueo y entumecimiento, adormecimiento o ardor, o pérdida de la sensibilidad superficial y profunda.
La parestesia también suele aparecer cuando esta dañada la Mielina (células de glía que forman vainas alrededor de los axones neuronales y permiten el aislamiento y el paso del impulso nervioso)
Generalmente, la persona no se da cuenta facilmente de cuando sucede. La parte afectada se entumece y se queda rigida pero flexible, siendo muy dificil poner en funcionamiento normal partes que se mueven gracias a las articulaciones. Se presenta una sensación de aumento de densidad muscular, seguida de un hormigueo continuo, agudo y que se vuelve mordaz al apoyar la zona afectada sobre una superficie dura o blanda y que se extiende a todo un pie, mano, brazo o pierna del cuerpo. Cuando empieza a desaparecer, lo que se logra esforzándose en hacer funcionar la extremidad, las sensaciones de sobredensidad y hormigueo se reducen hasta desaparecer, seguidas de una sensacion de frio que se extiende por los terminales nerviosos y que gradualmente se reajusta a la temperatura del resto del cuerpo.


2. Definición de Parestesia

Parestesia
Se conoce como parestesia a las sensaciones fuera de lo normal que sienten en su piel las personas aquejadas por ciertos trastornos circulatorios o del sistema nervioso. Dichas sensaciones pueden ir desde un entumecimiento hasta un cosquilleo o prurito.
Lo habitual es que la parestesia se experimente en las extremidades, ya sean superiores o inferiores, aunque la sensación puede extenderse a todas partes del organismo. Existen distintos tipos de parestesia según cómo se presenta.
En ocasiones, el sujeto no advierte con facilidad qué le sucede, aunque reconoce que no puede utilizar sus manos o sus piernas con normalidad. La sensación de la parestesia se incrementa cuando la extremidad se apoya sobre algún cuerpo. Para eliminar estas sensaciones anómalas, la persona puede mover la extremidad en cuestión para tratar de recuperar su funcionamiento habitual.
Entre los posibles motivos de la parestesia, se encuentran las lesiones en un nervio, los problemas en la irrigación de sangre, las hernias, los ACV y diversas enfermedades (esclerosis múltiples, hipotiroidismo y otras).
La parestesia también puede aparecer por una intoxicación, la carencia de ciertas vitaminas, un ataque de pánico o hasta por el simple de hecho de mantener una misma posición durante mucho tiempo.
Es posible, por lo tanto, experimentar la parestesia si permanecemos sentados sin movernos durante varias horas. Cuando intentemos incorporarnos, probablemente sintamos que las piernas están “dormidas” y que, si tratamos de moverlas con normalidad, aparece un hormigueo. Dicha sensación desaparecerá poco a poco, a medida que volvamos a mover las piernas y que intentamos caminar con normalidad.


3. Definición de Parestesia


Parestesia. Sensación anormal de los sentidos o de la sensibilidad general que se traduce en una sensación de hormigueo, adormecimiento, acorchamiento, etc., lo cual es producido por una patología que se puede manifestar en cualquier sector de las estructuras del sistema nervioso, tanto el central como en el periférico.
La Parestesia se caracteriza por el entumecimiento y hormigueo son sensaciones anormales que se pueden producir en cualquier parte del cuerpo, pero son más usuales en las manos, pies, brazos y piernas.
La parestesia es pues, el entumecimiento que conlleva la pérdida de sensibilidad o sensación anormal en cualquier parte del cuerpo. La sensación de que una extremidad se queda dormida, puede deberse a que la irrigación de sangre no se realiza con efectividad. Esto se puede producir cuando mantenemos la misma postura durante mucho tiempo.
Los episodios recurrentes de una pérdida parcial o total de la sensación en una zona, sin embargo, suelen estar acompañados de un trastorno neurológico subyacente. A pesar de que cualquier parte del cuerpo puede verse afectada por esta condición, las personas suelen experimentar más entumecimiento y hormigueo en las manos o las extremidades inferiores. El adormecimiento facial y hormigueo o parestesia facial, como también se le conoce, no es tan común como la pérdida de la sensibilidad en las manos o los pies.
Generalmente, la persona que padece de parestesia no se da cuenta fácilmente de cuando sucede. La parte afectada se entumece y se queda rígida pero flexible, siendo muy difícil poner en funcionamiento normal ciertas partes del cuerpo que se mueven gracias a las articulaciones.
Se presenta una sensación de aumento de densidad muscular, seguida de un hormigueo característico continuo, agudo y que se vuelve mordaz al apoyar la zona afectada sobre cualquier tipo de superficie que se extienda a todo un pie], mano, brazo o pierna del cuerpo. Cuando esta sensación de molestia empieza a desaparecer, lo cual se logra esforzándose en hacer funcionar la extremidad, las mismas se reducen hasta desaparecer, seguidas de una sensación de frío que se extiende por los terminales nerviosos y que poco a poco se reajusta a la temperatura corporal del individuo.
Cuando se producen en la región de la cara, estas sensaciones se atribuyen a la irritación de los nervios de esa región. Si el nervio facial que controla los músculos situados a ambos lados de la cara se ve afectado debido a una condición médica, también se puede sufrir este problema. Una de las condiciones neurológicas más habitual es la neuralgia del nervio trigémino, este nervio es el sensorial principal de la cara que envía impulsos desde el cerebro hasta la piel; también envía impulsos a los músculos durante la masticación. Si se pellizca o se comprime, se puede sufrir una pérdida parcial o total de la sensibilidad en la cara.
La neuralgia del trigémino es una patología asociada a un dolor facial severo; se trata de un trastorno neuropático que puede ser causado por la esclerosis múltiple.