Cuál es el Significado de Acoso Escolar. Concepto, Definición, Qué es Acoso Escolar

Definición de Acoso Escolar


1. Significado de Acoso Escolar

El acoso escolar (también conocido como hostigamiento escolar, matonaje escolar, matoneo escolar o por su término inglés bullying) es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en el aula y patio de los centros escolares. Los protagonistas de los casos de acoso escolar suelen ser niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia (12-14 años), siendo ligeramente mayor el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas.
El acoso escolar es una forma característica y extrema de violencia escolar.
El acoso escolar es una especie de tortura, metódica y sistemática, en la que el agresor sume a la víctima, a menudo con el silencio, la indiferencia o la complicidad de otros compañeros.
Este tipo de violencia escolar se caracteriza, por tanto, por una reiteración encaminada a conseguir la intimidación de la víctima, implicando un abuso de poder en tanto que es ejercida por un agresor más fuerte (ya sea esta fortaleza real o percibida subjetivamente) que aquella. El sujeto maltratado queda, así, expuesto física y emocionalmente ante el sujeto maltratador, generándose como consecuencia una serie de secuelas psicológicas (aunque estas no formen parte del diagnóstico); es común que el acosado viva aterrorizado con la idea de asistir a la escuela y que se muestre muy nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana. En algunos casos, la dureza de la situación puede acarrear pensamientos sobre el suicidio e incluso su materialización, consecuencias propias del hostigamiento hacia las personas sin limitación de edad.


2. Definición de Acoso Escolar

El acoso escolar es una problemática muy común hoy en día. Es, además, una problemática que no distingue según región, sector social, nivel educativo o económico. Se entiende por acoso escolar al maltrato que una persona (normalmente un niño o niña) puede sufrir en el ámbito educativo escolar. El maltrato puede manifestarse de muchas maneras distintas, aunque por lo general la violencia física y verbal están incluidas. Otras formas de maltrato son la discriminación, la indiferencia, etc.
Los especialistas entienden que el acoso escolar puede tener muchas significancias y causas, pero normalmente se relaciona con el hecho de que vivimos en una sociedad altamente violenta, competitiva e individualista en muchos sentidos y espacios. Es común que aquel niño que agrede a otro o le genera algún tipo de daño probablemente sufra también él mismo algún tipo de sufrimiento físico o psíquico en su propia realidad íntima. Por otro lado, la falta de valores tales como la solidaridad, el compañerismo y la participación en un grupo están tan presentes en la sociedad que es difícil para la escuela (quien además también genera los valores de competitividad, éxito y fracaso) revertirlos.
Es común escuchar o conocer casos de niños que ocupan roles de liderazgo en un grupo y lo llevan al mismo a cometer acciones perversas contra otros niños más indefensos o débiles y es esta misma violencia y maltrato permanente los que han causado grandes tragedias escolares, perpetuadas por aquellos niños o adolescentes cansados de sufrir el maltrato, la indiferencia y la discriminación de sus compañeros.
La violencia y el acoso escolar no son problemas que se resuelvan de un día para otro si no que tienen que ver con una forma de comunicarnos a nivel social y general que se basa en el uso de la agresión, la violencia, la intolerancia y la falta de respeto. Los adolescentes y los niños suelen discriminar y agredir a aquellos que consideran distintos sin realmente conocerlos, generando sentimientos de miedo, temor, sufrimiento, tristeza e incluso depresión que muchas veces son difíciles de revertir y que marcan a la persona de por vida impidiéndole llevar una vida normal y plena.


3. Concepto de Acoso Escolar

Un niño ingresa al aula o salón de clases y comienza a escuchar risas. Al sentarse, advierte que han pegado goma de mascar (chicle) en su silla. Cuando se levanta para limpiarse, le arrojan una tiza que golpea en su cabeza. Un grupo de sus compañeros, mientras tanto, se sigue riendo. Es indudable: el pequeño es víctima de acoso escolar.
El acoso es una conducta de hostigamiento que genera una incomodidad en la víctima. Escolar, por otra parte, es un adjetivo asociado a la escuela y a los estudiantes. El acoso escolar, por lo tanto, es la persecución o el acorralamiento que uno o más niños llevan a cabo contra otro u otros dentro del establecimiento educativo.
Este tipo de acoso, también denominado bullying (por su nombre en inglés), puede incluir distintas formas de agresión que se mantienen en el tiempo. El maltrato contra la víctima puede ser verbal (con burlas e insultos) o físico (golpes). En cualquier caso, el niño acosado puede sufrir trastornos psicológicos ante la presión y la violencia.
El acoso escolar puede tener lugar en distintos sectores de la escuela, como el salón de clases, el patio, el gimnasio o los pasillos. Es habitual que se desarrolle de manera silenciosa, a la vista de otros compañeros (que suelen ser cómplices o, al menos, indiferentes) pero sin que las autoridades del establecimiento o los padres tomen conocimiento de la situación.
Para tratar esta problemática, que en sus casos más extremos pueden llevar a la víctima al suicidio, se necesita de la intervención de los docentes, las familias y un equipo de psicopedagogos.