Cuál es el Significado de Carga Social. Concepto, Definición, Qué es Carga Social

Definición de Carga Social


1. Significado de Cargas Sociales

Cantidades que dedica la empresa al pago de la seguridad social. Social security contributions.
La expresión cargas sociales designa las sumas que todo empresario debe depositar —según la ley— en un organismo oficial para cubrir las necesidades sociales. Estas cargas guardan relación con la cuantía global de los salarios aportados. El salario se beneficia de otros ingresos no nominales. Este ingreso suplementario (denominado, en consecuencia, ingreso
social) es, la mayoría de las veces, independiente de la cantidad de trabajo prestado.
Las cargas sociales se diversifican, y su cuantía aumenta en función de los progresos de la política social. Según los países, suelen comprender un impuesto a la formación profesional (cuyo ingreso se destina a las actividades de formación de mano de obra), las cotizaciones a los organismos que suministran las prestaciones (seguros sociales, asignaciones familiares, garantías contra accidentes de trabajo), entregas de dinero para indemnizaciones por despido o contribución para mejora de la vivienda. En las firmas que cuentan con jurado de empresa, esta última debe aportar una subvención que puede cargar al capítulo de obras sociales.
Además de las cargas obligatorias, las empresas de ciertos países pueden aportar cargas facultativas cuyo producto se destina a guarderías infantiles, colonias de vacaciones, comedores de empresa, actividades deportivas y culturales, cooperativas de consumo, retiros suplementarios, etc. El montante de esas cargas —a nivel de empresa— representa, de hecho, un porcentaje inferior en virtud del tope salarial impuesto para la percepción de las cotizaciones sociales.
La suma total de las cargas y su relación con los salarios varía según las ramas de actividad. Su cuantía será tanto mayor (en porcentaje) cuanto mayor sea la proporción de asalariados que ganen por debajo del tope salarial. Las industrias punta emplean a trabajadores con un alto nivel de cualificación (y, en consecuencia, son bien remunerados) y el nivel de porcentaje de las cargas obligatorias disminuye en relación con la masa de salarios. Tales empresas (química, petrolera) han desarrollado de manera considerable las tareas de asistencia que figuran en el capítulo de las cargas benéficas.
5 Las cargas sociales, al incrementar el costo de la mano de obra, inciden en el precio de fábrica de un producto o de una prestación. Los países de legislación social avanzada, corren el riesgo (si disponen de un aparato de producción suficiente) de ser superados en el proceso de la división internacional del trabajo. Italia, donde las cargas sociales han sido durante mucho tiempo inferiores a las de otros países del Mercado Común, se ha beneficiado de esta situación, sobre todo en el sector textil y en las industrias gráficas. Esta ventaja sólo puede ser temporal, puesto que si las capacidades productivas se utilizan en su totalidad, las reivindicaciones sociales experimentan un rápido ascenso.


2. Definición de Cargas Sociales

Una de las acepciones que presenta la palabra carga dice que la misma es un impuesto o gravamen, en tanto, el término social se aplica para referirse a aquello que es propio o relativo a una sociedad.
Mientras tanto, ambas referencias unidas se usan para denominar a la cantidad de dinero que una empresa tiene que abonar al estado en concepto de seguridad social por los empleados que dispone contratados. Es decir, una empresa, o un empresario, cada mes, deberán depositar, ante un organismo estatal, una suma de dinero establecida para cubrir de ese modo las necesidades sociales de sus empleados, entre ellas la obra social por ejemplo.
Cabe destacarse que las cargas sociales que se abonan se encuentran en estrecha vinculación con el salario que se paga y las mismas también pueden ser diversas dependiendo de la política social vigente.
Por otro lado y dependiendo de la legislación en la materia, en la nación que corresponda, las cargas sociales pueden implicar un gravamen a la formación profesional el cual se destina a la enseñanza de mano de obra, entre otras actividades.
Si bien la que mencionaremos a continuación es una cuestión que también puede fluctuar de país a país, por ejemplo, en algunos lugares del mundo, las cargas sociales, serán notables en número, cuanto más alta sea la cantidad de trabajadores que perciben un salario por debajo del considerado en el tope salarial.
Por otra parte, vale considerar que siempre las cargas sociales a abonar incidirán en el costo de mano de obra, aumentándolo, por supuesto, y por caso, ello tenderá a aumentar también el precio de fábrica que se le asigne a un producto o a un servicio.
Para aclarar mejor el concepto vamos a un ejemplo concreto, en un consorcio, hay cuatro empleados, entonces, cada mes, cuando se liquidan las expensas, los propietarios e inquilinos abonan por estos no solamente los sueldos sino también el importe correspondiente a las cargas sociales que cada uno representa y que como dijimos está asociado al monto del salario que percibe cada cual.