Cuál es el Significado de Chiste. Concepto, Definición, Qué es Chiste

Definición de Chiste


1. Significado de Chiste

Un chiste es un dicho u ocurrencia aguda y graciosa. Es una corta serie de palabras o una pequeña historia hablada o escrita con fines cómicos, irónicos o burlescos, contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa. Muchas veces se presenta ilustrado por un dibujo, y puede consistir solo en este.1
Se debe distinguir de la broma, que consiste en crear una situación cómica a partir de una persona, una situación o un evento reales, mientras que un gag difiere del chiste en que el humor no es verbal sino visual (por ejemplo lanzar una tarta de nata a la cara de alguien).
Estructura de un chiste
La mayoría de los chistes tiene dos partes: la introducción (por ejemplo, "Un hombre entra a un bar...") y una gracia, que unida con la introducción provoca una situación graciosa que hace reír a la audiencia.
Tipos de chistes
Hay chistes que han cruzado las fronteras de los países, incluso han sido modificados para acomodar la cultura donde se exprese, dígase el nombre del personaje principal del chiste o el pueblo al que el chiste hace referencia (dicho por alguien perteneciente al mismo pueblo).
También los chistes se han clasificado informalmente dependiendo de su “color”, o sea su grado de picardía o vulgaridad contenida. Por ejemplo, los “chistes blancos” (o chistes de salón) son aceptables por “puros” y sin ningún tipo de ofensa verbal, mientras que los “chistes rojos” (o “chistes verdes”) mencionan un contenido sexual u obsceno.


2. Definición de Chiste

La palabra chiste proviene del verbo chistar, que significa emitir cualquier sonido con la intención de hablar. La característica principal de los chistes es que son dichos que intentan causar risa a la persona que los escucha o lee. Los chistes pueden venir en varios formatos, como en pregunta y respuesta, en una historia completa o incluso en una sola palabra utilizada en un contexto determinado. Para conseguir su objetivo, los chistes se valen de recursos como el sarcasmo, la ironía o los juegos de palabras.
Los chistes han formado parte de la expresión oral y escrita desde hace milenios. Se tienen registros de chistes escritos cerca del año 1900 AC, y de la Antigua Grecia, se conserva una obra conocida como Philogelos, que cuenta con cerca de 260 chistes de la época.
El porque los chistes nos parecen graciosos ha sido sujeto de estudios académicos durante varios años. Algunos autores, como el médico Edward de Bono, sugieren que el cerebro funciona mediante la creación de patrones para situaciones familiares. Así, cuando escuchamos o leemos una historia que posee un final inesperado o nuevo, nuestro cerebro genera la risa como reacción a la creación de un nuevo patrón. Esto, según de Bono, explicaría el porque un chiste nos parece cada vez menos gracioso a medida que lo escuchamos varias veces.
En 2002, Richard Wiseman, de la Universidad de Hertfordshire, realizó un estudio para tratar de encontrar el chiste más gracioso del mundo. El ganador, por votación de personas alrededor del mundo, fue el siguiente.
Dos cazadores se encuentran en el bosque, y de repente uno de ellos colapsa. No parece estar respirando, y sus ojos están vidriosos. El otro sujeto saca su teléfono y llama al servicio de emergencias. Él dice: "¡Mi amigo está muerto! ¡¿Qué puedo hacer?!". El operador dice: "Cálmese. Puedo ayudarlo. Primero, hay que asegurarse de que esté muerto.". Por un momento hay silencio, y luego se escucha un disparo de arma. El sujeto vuelve al teléfono, y dice: "Muy bien, ¿ahora qué?"


3. Concepto de Chiste

Un chiste es un dicho corto o una muy pequeña historia, casi siempre imaginada, en pocas ocasiones resulta ser real, que puede expresarse o comunicarse de manera escrita o hablada y que tiene como principal misión provocar la risa en el oyente o en el lector de la misma.
Siempre la finalidad del chiste será la de entretener y hacer reír a las personas y tal como mencionamos puede tratarse de un dicho corto que involucra personajes y hechos tanto reales como irreales, aunque también suele ser muy común encontrarse con chistes que presenten connotaciones o referencias políticas, sociales y de rivalidad deportiva. Por ejemplo, el humor político es un género que ha cobrado a través de los años muchos adeptos, especialmente desde las tiras cómicas que presentan la mayoría de los periódicos, en ellos es regular la mención de chistes que se ríen de los principales defectos y errores de los políticos.
Al chiste normalmente se lo puede calificar de dos maneras, como chiste bueno o como chiste malo, es decir, de acuerdo a la recepción que causan en el público es que se lo podrá determinar como bueno o malo, si no causa gracia será malo y si por el contrario despierta muchísimas risas estaremos ante un chiste de los buenos.
Aunque, también, es posible que la cuestión de buenos y malos la determine la forma en la cual se lo haya contado, porque si un chiste es contado por alguien con mucha gracia seguramente la respuesta será positiva en contraposición a su relato de una manera poco atractiva.
Los chistes en su mayoría constan de dos partes, la introducción y luego la gracia, la cual unida a la primera es la que provocará la situación graciosa que generará la risa en los espectadores o lectores.
Existen diversos tipos de chistes, incluso muchos hasta logran trascender las fronteras de su propio origen y son transformados y adaptados a las tradiciones de otras culturas y aún continúan generando gracia.
La clasificación regular se basa en colores para diferenciar a los chistes, por ejemplo, los chistes verdes son aquellos que presentan alusiones obscenas o sexuales, los chistes blancos, resultan ser los que no presentan ningún tipo de ofensa y los chistes negros son aquellos que buscan hacer reír a partir de cuestiones que no son para nada graciosas sino más bien todo lo contrario, que rozan la tragedia, por ejemplo, reírse de alguien que le falta una pierna, de alguna enfermedad o directamente de la muerte.