Cuál es el Significado de Jerarquía. Concepto, Definición, Qué es Jerarquía

Definición de Jerarquía


1. Significado de Jerarquía

La palabra jerarquía proviene del vocablo griego “hieros” identificándose con ese término al orden sagrado.
Al hablar de jerarquía aludimos a un orden cualitativo o cuantitativo, a valores diferentes, a seres o cosas superiores e inferiores. Ordenar en jerarquía supone escalonar por grados diferenciales una serie de cosas animadas o inanimadas, donde la que se halla en un escalón más arriba es considerada mejor, más fuerte, más idónea, con capacidad de mando etcétera, según el caso de la naturaleza de la cosa de que se trate, con respecto a la posicionada por debajo. Estar en la misma jerarquía significa tener todos, el mismo grado de importancia.
Los animales en el orden natural establecen jerarquías según su poder de dominación. De esta manera podemos decir que el león ocuparía la cúspide de la jerarquía, considerado como el rey de la selva, el que ejerce pleno dominio sobre los demás, situados en jerarquías inferiores.
En el sistema solar podemos decir que el sol ocupa la mayor jerarquía pues a su alrededor giran todos los planetas.
En las sociedades humanas la jerarquía social fue una constante entre los pueblos de la antigüedad ,del medioevo y de la modernidad, donde ciertas clases gozaban de privilegios con respecto a otras, eran consideradas y valoradas como mejores por su actividad (como el clero) o por su nacimiento (como la nobleza). El orden feudal establecía una clara distinción jerárquica en la cadena de vasallaje, donde los vasallos debían obediencia a sus señores feudales y debían prestarle juramento de fidelidad a través de una ceremonia ritual llamada homenaje.
Con la Revolución Francesa se abolió el orden feudal y los privilegios, estableciéndose la igualdad jurídica de todas las personas. En la actualidad se mantiene el concepto de jerarquías en ciertos ámbitos por razones organizacionales, donde se necesita mantener la relación mando-obediencia para fines de control y eficacia. Así vemos que hay jerarquías en los organigramas laborales (categorías gerenciales, administrativas, operacionales) en el ámbito militar, en la iglesia católica (máxima jerarquía, el Papa), en las escuelas, etcétera.


2. Definición de Jerarquía

La jerarquía es la forma de organización que se le asignará a diversos elementos de un mismo sistema, que pueden ser indistintamente personas, animales o cosas, ascendente o descendente, por criterios de clase, poder, oficio, autoridad, categoría o cualquier otro de tipo que se nos ocurra, aún siendo el más arbitrario, pero que tienda y cumpla con un criterio de clasificación. Esto implica que cada elemento estará subordinado al que tenga por encima suyo, con la excepción, claro está, de aquel que ocupe el primer lugar en la jerarquía.
Por ejemplo, en el reino animal es donde mejor establecidas y claras parecen reconocerse las jerarquías; un pájaro, jamás (realmente jamás…) intentaría pasar por sobre el poder de un gato, su inmediato antecesor en la cadena de jerarquías que se define en la pirámide alimentaria. Este ejemplo sencillo de relación entre especies se percibe también a nivel intraespecífico. Esto significa, en términos simplificados, que las jerarquías caracterizan a la conducta de los animales gregarios. De este modo, los insectos sociales están organizados en una estructura por la cual sólo una pareja está preparada para reproducirse, con una reina que desova centenares de individuos estériles que cumplen la función de obreros y soldados. Por otra parte, los mamíferos gregarios, como los lobos, también se rodean de una estructura jerárquica en la cual existen líderes definidos. A diferencia de las sociedades de insectos, que son rígidas y muy asimétricas, los grupos sociales de mamíferos se caracterizan por su movilidad, esto es, por la sustitución en caso de incapacidad o deficiencia física de los líderes.
También, el término de jerarquía, es desde hace unos cuantos años, ampliamente común y utilizado en la jerga de la gestión de las organizaciones para hacer alusión de la cadena de mando que generalmente observan estas y que va en orden descendente desde los puestos más altos o jerárquicos, en los que encontramos al presidente, directores y gerentes, siguiendo por los intermedios, como puede ser algún empleado profesional calificado pero que no ostenta un grado de decisión tan alto como los jerarcas recién nombrados. Por último a los subordinados o empleados que no ostentan ningún tipo posibilidad de gestión. En las empresas, entonces, será la jerarquía la que establecerá las relaciones de autoridad entre jefes y empleados y sobre la cual se determinará la estructura organizacional.
En un formato similar se definen las estructuras militares, en las que la jerarquía forma parte del orden cotidiano. La posibilidad de escalar posiciones en estas organizaciones depende de múltiples factores, pero, de una forma u otra, se trata de jerarquías móviles con la posibilidad de crecimiento en la escala. Las jerarquías de la Iglesia se organizan de un modo comparable, en la cual la posibilidad de crecer depende de numerosas variables.
Es tema de debate entre los sociólogos la definición de la existencia de jerarquías innatas en las sociedades humanas, dado que la mayor parte de las estructuras jerárquicas se fundamentan en modelos elaborados. Se postula que parte del comportamiento de los seres humanos tiene bases biológicas, por lo cual se presume cierta tendencia a la organización en jerarquías que surgiría de la propia naturaleza. Se requiere aún mucha investigación para llegar a conclusiones definitivas.
Concepto de Jerarquía publicado en: Jerarquía

3. Concepto de Jerarquía

Jerarquía es un orden de elementos de acuerdo a su valor. Se trata de la gradación de personas, animales u objetos según criterios de clase, tipología, categoría u otro tópico que permita desarrollar un sistema de clasificación.
La jerarquía, por lo tanto, supone un orden descendente o ascendente. El concepto suele estar asociado al poder, que es la facultad para hacer algo o el dominio para mandar. Quien ocupa las posiciones más altas de la escala jerárquica, tiene poder sobre los demás.
Las empresas son organizaciones jerárquicas. En una estructura simplificada, el dueño es quien ocupa el lugar más alto de la jerarquía: nadie toma decisiones sin su consentimiento. Detrás se ubican los gerentes, los jefes de divisiones y finalmente los empleados sin nadie a cargo. Estas divisiones jerárquicas suponen que quienes se encuentran en las categorías inferiores deben obedecer a sus superiores.
El gobierno de un Estado también tiene una organización jerárquica, aunque matizada por la obligación de respetar diversas normativas y procedimientos constitucionales. En una república presidencialista, el presidente es quien ordena a los ministros; estos, a su vez, pueden mandar a los secretarios.
En el mundo animal, la jerarquía se suele establecer a través de la fuerza y las agresiones. Los animales más fuertes logran establecer un orden de dominación sobre otros individuos de la misma especie, quienes acatan esta jerarquización de las relaciones.
Jerarquía, por último, se utiliza como sinónimo de valor en el lenguaje cotidiano: “Todos los equipos necesitan jugadores de esa jerarquía”, “Un pintor de esta jerarquía no puede exponer cada tres o cuatro años”.