Cuál es el Significado de Placer - Concepto, Definición, Qué es Placer

Definición de Placer


1. Significado de Placer

El placer es el gusto, la satisfacción o la sensación agradable que un individuo siente respecto de la realización de alguna actividad. Para mí es realmente un placer agasajarlos con esta comida.
También, la palabra placer es empleada para expresar diversión y entretenimiento. Se trata de un viaje de placer en el cual me desconectaré por completo de mis obligaciones laborales.
Por tanto, el placer resulta ser siempre una sensación o sentimiento de tipo positivo, porque quien lo vive o sienta, manifestará una situación de agrado y de euforia.
Normalmente, el placer aparecerá en nuestras vidas una vez que se haya satisfecho de manera plena alguna de las necesidades básicas de nuestro organismo, por ejemplo, la sed con alguna bebida, el hambre a partir de una comida apetitosa, o cualquier otra necesidad que si bien no debe ser considerada como básica pero que de todas maneras reporta una situación de satisfacción plena para por ejemplo el alma o el intelecto, como ser el descanso para contrarrestar el sueño y la fatiga, el sexo, para la libido, el entretenimiento para el aburrimiento, conocimientos científicos o no científicos para satisfacción de la ignorancia, la curiosidad y el desarrollo del espíritu y diversos tipos de artes para satisfacer a la necesidad de cultura.
Entonces, nos encontramos con que existen diferentes tipos de placeres: placer físico (procede del disfrute de condiciones vinculadas a los órganos de los sentidos), placer psíquico (procede de la satisfacción que genera en el individuo el recuerdo de aquello divertido, gracioso), placer estético (procede de la contemplación de lo bello), placer intelectual (se produce tras la ampliación de los conocimientos), placer lúdico (resulta de la práctica y goce de los juegos), placer emotivo (surge del amor, de la amistad, de los afectos familiares) y placer de la contemplación (se produce durante la contemplación de algo bello, asombroso, insólito).
Cuando nuestro organismo se encuentra experimentando cualquier tipo de placer suelen estar presentes las siguientes sustancias: endorfinas, dopamina, serotonina y oxitocina.
Por su lado, la expresión a placer se usa frecuentemente para referir la total satisfacción respecto de algo o que no existe impedimento u obstáculo alguno para la realización de tal o cual acción. Podes pintar a placer en mi escritorio, no hay nada que se dañe.


2. Definición de Placer

Proveniente etimológicamente del vocablo latino “placere”, la palabra placer significa gustar o agradar. Quien siente placer, se siente pleno, satisfecho, ya sea física, psíquica, material o socialmente.
El fundador de la corriente filosófica utilitarista, Jeremy Bentham, consideró que cuanto más alejado del dolor se encuentra el gozo o placer, es más puro. Los hay de mayor y de menor intensidad, algunos perdurables y otros efímeros, y de acuerdo a su extensión pueden ser para uno solo o para pocos, o para una gran cantidad de personas. Ejemplos: “sentí gran placer con la visita de mi hijo” o “el placer de los alumnos del colegio fue inmenso cuando les repartieron libros y cuadernos”.
De todos modos el placer es subjetivo. Hay personas que sienten placer en leer un libro y otras que lo encuentran aburrido; pudiendo decirse lo mismo del encuentro con amigos, de viajar, etcétera. Hay quienes sienten placer por las cosas espirituales y otras por las materiales, llamados comúnmente, placeres mundanos. El filósofo Epicuro, padre del hedonismo, valoraba todo lo que fuera agradable a los sentidos, pero ponía por encima de ello a los placeres que alimentaban el espíritu. Los placeres debían ser disfrutados con prudencia para evitar las consecuencias negativas de los excesos, que llevan a la antítesis del placer, que es el dolor.
Los utilitaristas opinaron que es la ignorancia la que hace que las personas no puedan disfrutar de los placeres del intelecto.
El cristianismo rechaza los placeres materiales, no así los espirituales, buscando el fin último y como placer supremo, servir al Creador, y vivir eternamente en el paraíso.


3. Concepto de Placer

Placer es un concepto que refiere al deleite o regocije que se experimenta al hacer o lograr alguna cosa que provoca agrado. Por ejemplo: “Siento placer cada vez que vengo a comer a este restaurante”, “Para mi, abrir un libro y empezar a leer una nueva historia es un placer”, “No me genera placer ver cómo el esfuerzo de mi padre no rinde ningún fruto”.
Se puede entender al placer como aquello positivo que se siente al satisfacer una necesidad o conseguir un objetivo. Existen, por lo tanto, múltiples fuentes de placer de acuerdo al contexto. Aquello que provoca placer se conoce como placentero.
Las relaciones sexuales, en este sentido, pueden calificarse como placenteras. Las personas suelen disfrutar al estimular sus órganos genitales, por lo que el sexo provoca placer físico.
La ingesta de una comida que nos gusta también puede considerarse como un placer. Cuando el alimento ingresa al paladar, e incluso antes a través de la vista y el olfato, podemos sentir algo agradable que surge de los sabores y aromas.
Otros placeres no son físicos, sino que resultan más bien simbólicos. Tener un hobby como coleccionar sellos postales; jugar a un videojuego; leer un libro; dibujar; o escuchar música son algunas actividades que pueden producir placer.
Cuando una persona persigue el placer como principal finalidad de su existencia, se dirá que es hedonista. El hedonismo es la doctrina que siguen aquellos que viven para maximizar los placeres y minimizar el dolor. Hay que destacar, sin embargo, que ciertas posiciones morales consideran que el hedonista es egoista porque no piensa en los problemas del prójimo, sino que sólo privilegia su placer.