Cuál es el Significado de Protección Ambiental - Concepto, Definición, Qué es Protección Ambiental

Definición de Protección Ambiental


1. Significado de Protección Ambiental

El lugar donde vivimos, cercano y lejano, nuestro hogar, que compartimos con plantas y animales, y ellos y nosotros mismos, conformamos el ambiente, y por ello debemos cuidarlo, protegerlo, ya que si seguimos deteriorándolo, como hasta el momento, ese preciado tesoro que asegura nuestra existencia, sucumbirá.
La protección ambiental, consiste en el conjunto de medidas que se toman a nivel público y privado para cuidar nuestro hábitat natural, preservándolo del deterioro y la contaminación. Impedir o limitar la tala de árboles, dar un mejor tratamiento a los residuos, prohibir la caza de animales en peligro de extinción, reducir el consumo de energía, de pesticidas, de combustibles y otros contaminantes, minimizar los ruidos, no arrojar basura, reciclarla, son algunas de esas medidas, que en la práctica y ante la falta de conciencia de la población, deben imponerse por vía legal con las consiguientes sanciones, para quienes violen las normas de protección.
La educación escolar para aprender a valorar el ambiente y conocer la forma de cuidarlo es muy importante para que desde pequeños se tome conciencia de la gravedad del problema, que ha generado entre otras consecuencias graves, el calentamiento global, la lluvia ácida, la pérdida de la biodiversidad, la contaminación hídrica, inundaciones, la desertificación, etcétera.
Cada persona o un grupo de ellas que destinan parte de su tiempo a prevenir o corregir los daños que adviertan en el planeta, estarán contribuyendo a la protección ambiental. El Estado a través de sus agentes está obligado a realizar las gestiones necesarias para la protección ambiental, pues es parte de su política, ya que entendida esta actividad como orientada hacia el bien general, éste no podrá obtenerse si el ambiente está enfermo.


2. Definición de Protección Ambiental

Conservación ambiental, conservación de las especies, conservación de la naturaleza o protección de la naturaleza son algunos de los nombres que se conocen las distintas formas de proteger y preservar el futuro de la naturaleza, el medio ambiente, o específicamente algunas de sus partes: la flora y la fauna, las distintas especies, los distintos ecosistemas, los valores paisajísticos, etc. Con el nombre de conservacionismo se designa al movimiento social que propugna esa conservación. Una de sus vertientes es el movimiento ecologista.
Pero tambien es el uso racional y sostenible de los recursos naturales y el ambiente. Entre sus objetivos encontramos garantizar la persistencia de las especies y los ecosistemas y mejora de la calidad de vida de las poblaciones, para el beneficio de la presente y futuras generaciones. Pero sabemos que esto se ha visto privado principalmente por el consumo excesivo del ser humano, por la contaminación, por el descuido de nuestros ríos, especies y toda la naturaleza. Algunos problemas ambientales que podemos definir son, - Deforestación - Contaminacion - La basura
El ser humano,a medida que avanza está destruyendo las pocas y últimas áreas salvajes o naturales que quedan; está extinguiendo especies de plantas y animales; está perdiendo germoplasma valioso de especies y variedades domésticas de plantas y animales; está contaminando el mar, el aire, el suelo y las aguas, y el medio ambiente en general.De seguir este proceso, las generaciones futuras no podrán ver ya muchas cosas que hoy tenemos el placer de ver. Es más, el ser humano no sólo está empobreciendo su entorno y a sí mismo, sino que está comprometiendo su propia supervivencia como especie. La conservación de la naturaleza se da por razones económicas, científicas, culturales, éticas, sociales y legales.
1. Por razones económicas, es el desarrollo con uso razonable de los recursos naturales es más rentable en el largo plazo que aquél que destruye los recursos naturales. La degradación de los recursos conlleva a pérdidas económicas para el país.
2. Razones científicas de mucho peso justifican la conservación del medio ambiente. La conservación de áreas naturales, con su flora y su fauna, preserva importante material genético para el futuro, ya que todas las especies domésticas derivan de especies silvestres y estas son muy buscadas para renovar genéticamente el ganado y los cultivos actuales. Muchos cultivos son afectados por enfermedades y plagas por debilitamiento genético. El retrocruce con especies silvestres les devuelve la resistencia.
3. Muchas áreas deben ser conservadas por razones culturales, con las poblaciones humanas que contienen. En la sierra y en la Amazonía se han desarrollado grupos humanos con técnicas y manifestaciones culturales de gran importancia, que no deberían desaparecer. Música, danza, idioma, arquitectura, artesanías, restos históricos, etc., son aspectos importantes de la riqueza de un país y forman parte de su patrimonio.
4. Por razones éticas o morales el hombre no tiene derecho a destruir su ambiente y la biodiversidad. La naturaleza, los recursos naturales, la cultura y, en general, todo el ambiente, son patrimonio de una nación y de la humanidad entera. Los recursos naturales y el medio ambiente son patrimonio de la nación, y el Estado es el encargado de conservar el bien común, con participación de los ciudadanos.
5. Por razones sociales la conservación del medio ambiente también se justifica. El saqueo de los recursos naturales, la contaminación y el deterioro del medio ambiente repercuten en las sociedades humanas en forma de enfermedades, agitación social por el acceso a la tierra, al espacio y a los alimentos; y son generadores de pobreza y crisis económica.
6. Las razones legales que justifican la conservación están en la Constitución Política, en los tratados internacionales y en la legislación.
La conservación de la naturaleza y de los recursos naturales se basa esencialmente en tres aspectos:
• Ordenar el espacio y permitir diversas opciones de uso de los recursos. • Conservar el patrimonio natural, cultural e histórico de cada país. • Conservar los recursos naturales, base de la producción.


3. Concepto de Protección Ambiental

El rápido crecimiento de la población y la expansión de la agricultura y la industria han contribuido a un deterioro ambiental, especialmente en la zona costera, donde se concentra más de la mitad de la población de Israel y la mayor parte de su industria. Para combatir la polución de la franja costera del Mediterráneo y el Mar Rojo, Israel ha adoptado un multifacético programa de inspección, legislación, ejecución de la ley, limpieza de playas y cooperación internacional, principalmente dentro del marco del Plan de Acción Mediterráneo.
Bajo condiciones de escasez de agua y desarrollo intensivo, la disminución de la calidad del agua es un problema crítico. Las principales causas de la contaminación de las aguas subterráneas son los fertilizantes químicos, los pesticidas, la penetración de agua de mar y aguas servidas domésticas e industriales. Se ha otorgado alta prioridad al tratamiento de aguas servidas para impedir sus efectos sobre el medio ambiente y la salud pública y para desarrollar una fuente adicional de agua para la irrigación agrícola. Un plan de administración de aguas recientemente aprobado estipula la desalación de aguas servidas y salinas, la mejora del tratamiento de aguas servidas para su reutilización y la producción y conservación eficientes de agua. Se ha iniciado un programa de rehabilitación de ríos contaminados con el objetivo de transformarlos en fuentes de agua dulce con valor ecológico y recreativo. La calidad del agua potable es supervisada estrictamente.
Los factores que afectan la calidad del aire incluyen la producción de energía, los transportes y la industria - los tres han aumentado dramáticamente en los últimos años. El uso de combustible de poco sulfuro para la producción de energía ha ayudado a reducir considerablemente las concentraciones de dióxido de sulfuro, pero las emisiones de contaminantes relacionadas con el aumento del tráfico de vehículos han aumentado significativamente. Se han introducido la gasolina sin plomo, los conversores catalíticos y el gasóleo de bajo contenido de sulfuro para mitigar el problema. Un sistema de vigilancia a nivel nacional brinda información actualizada acerca de la calidad del aire en todo el país. Israel también cumple las resoluciones internacionales referentes al agotamiento del ozono y los cambios climáticos.
El acelerado crecimiento de la población y la expansión de la agricultura y la industria han contribuido a un deterioro ambiental, especialmente en la zona costera, donde se concentra más de la mitad de la población de Israel y la mayor parte de su industria. Para combatir la polución de la franja costera del Mediterráneo y el Mar Rojo, Israel ha adoptado un multifacético programa de inspección, legislación, imposición de las leyes, limpieza de playas y cooperación internacional, principalmente dentro del marco del Plan de Acción Mediterráneo.
Bajo condiciones de escasez de agua y desarrollo intensivo, la degradación de la calidad del agua es un problema crítico. Las principales causas de la contaminación de las aguas subterráneas son los fertilizantes químicos, los pesticidas, la intrusión de agua de mar y la infiltración de aguas servidas domésticas e industriales en los acuíferos. Se ha otorgado alta prioridad al tratamiento de aguas servidas para impedir sus efectos sobre el medio ambiente y la salud pública y para desarrollar una fuente adicional de agua para la irrigación agrícola. Un plan de administración de aguas recientemente aprobado estipula la desalación de aguas servidas y salinas, la mejora del tratamiento de aguas servidas para su reutilización y la producción y conservación eficientes de agua. Se ha iniciado un programa de rehabilitación de ríos contaminados con el objetivo de transformarlos en fuentes de agua dulce con valor ecológico y recreativo. La calidad del agua potable es supervisada estrictamente.
Los factores que afectan la calidad del aire incluyen la producción de energía, los transportes y la industria; los tres han aumentado dramáticamente en los últimos años. El uso de combustible de bajo contenido en azufre para la producción de energía ha ayudado a reducir considerablemente las concentraciones de dióxido de azufre, pero las emisiones de contaminantes relacionadas con el aumento del tráfico de vehículos han aumentado significativamente. Se han introducido la gasolina sin plomo, los conversores catalíticos y el gasóleo de bajo contenido de azufre para mitigar el problema. Un sistema de vigilancia a nivel nacional brinda información actualizada acerca de la calidad del aire en todo el país. Israel también cumple las resoluciones internacionales referentes al agotamiento del ozono y los cambios climáticos.
El rápido aumento de la población, del nivel de vida y del consumo han llevado a significativos aumentos de los desperdicios sólidos, del orden del 4 - 5% anual. La mayoría de los vertederos de basura ilegales del país han sido eliminados en los últimos años y reemplazados por rellenos sanitarios que no constituyen una amenaza ambiental. Se está tratando de implantar un sistema integrado de administración de los desperdicios sólidos que incluya la reducción, el reciclaje, la recuperación y la incineración. Recientes regulaciones de reciclaje facilitarán el paso a una tecnología con poco o nada de desperdicios.
El manejo de sustancias peligrosas “de la cuna a la tumba” se basa en someter todos los aspectos de su producción, utilización, tratamiento y eliminación a la obtención de permisos, la reglamentación y la supervisión. La insistencia en el cumplimiento de las leyes, la elaboración de un plan nacional de preparación para respuesta coordinada de emergencia ante accidentes, y el mejoramiento del vertedero nacional de desechos tóxicos y peligrosos permitirán reducir al mínimo los peligros potenciales para la salud y el medio ambiente.
La primera prioridad em este campo es la aplicación rigurosa de la legislación ambiental, junto con la educación, desde el jardín de infantes hasta la universidad. El público ayuda a hacer respetar las leyes ambientales evitando arrojar basuras y velando por el bienestar de los animales. Los ciudadanos están facultados para denunciar violaciones de las leyes correspondientes. Se están usando cada vez más instrumentos económicos para promover la calidad ambiental, ya sea en forma de beneficios financieros a las industrias que invierten en la prevención de la contaminación, o bien en forma de impuestos y multas a quienes contaminan. Se invierten esfuerzos en la conservación de recursos y la prevención de la contaminación en todos los sectores económicos.