BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Cuál es el Significado de Amor Platónico - Concepto, Definición, Qué es Amor Platónico

ADS

Amor Platónico – Su Definición y Conceptos 


Concepto de Amor Platónico

1. Concepto de Amor Platónico

El amor, a pesar de tratarse de un tema tan abstracto y complejo a la hora de definirlo, podría decirse que es aquel conjunto de sentimientos que ligan a una persona con otra, o bien, a las cosas, ideas, entre otras alternativas.
Si bien especialmente el amor se encuentra vinculado directamente a lo que podríamos denominar como amor romántico, es decir, aquel amor que implica una relación pasional entre dos personas, también es correcto de aplicarse a otro tipo de relaciones tales como el amor familiar, el que se siente entre amigos y otros tantos, siempre en todos los casos, se tratará de un sentimiento que provoca un gran afecto y estima por quien es el destinatario de nuestro amor.
Ahora bien, una vez descripto y con el panorama más claro respecto de qué es el amor, nos ocuparemos de un tipo de amor, conocido popularmente como amor platónico.
El amor platónico es aquel que se forma una imagen ideal de la persona que se ama sin llegar a establecer con ella ningún tipo de relación real más que la platónica, es decir, todo pasa por los pensamientos, jamás se concreta nada en el amor platónico. Juan hace años que siente amor platónico por su profesora de Historia.
Aquel amor inalcanzable que por diversas circunstancias no puede materializarse y en el que puede haber un componente sexual, pero que se da de manera mental, imaginativa, pero no físicamente es un amor platónico. En esta forma de amor la ilusión es la base sobre la cual se sostiene el amor y por sobre todas las cosas le concede especial importancia a lo espiritual más que a lo físico y pasional.
Si bien la denominación del concepto fue tomado de la doctrina del filósofo griego Platón, en realidad, en la concepción actual y que comúnmente se le da al mismo muy poco tiene en realidad que ver con el concepto que Platón construyó sobre el amor.
Platón, en sus famosos Diálogos, sostenía que el amor al conocimiento, a la sabiduría y a la belleza es lo que según este filósofo se encuentra en el origen del amor, lejos de todo tipo de alusión pasional. Un individuo, pensaba Platón, encontrará el amor cuando tenga una visión cercana a la que se tuvo como alma en la cual se apreciaba sobre todas las cosas la belleza mientras se contemplaban las ideas, en tanto, esa luz sobre la belleza se encontrará en el cuerpo de la persona que se ama o que se empieza a amar. La visión del alma del otro es lo que Platón consideraba como amor profundo.

2. Definición de Amor Platónico

Amor platónico es una expresión que, en su uso común, pretende referirse a la visión filosófica que tuvo Platón acerca del amor, aunque la malinterpreta por completo (cf. El banquete). Esta denominación popular tiene como significado el amor no correspondido o imposible que, por ello, persiste como un ideal, inalcanzable. Esto, sin embargo, es radicalmente diferente de la concepción platónica del eros o amor, y constituye una vulgarización inaceptable de su teoría (basta leer el diálogo "El banquete" o "El simposio" para comprobarlo).
Propiamente hablando, y según la filosofía de Platón, tal como él se expresa al respecto en la obra El banquete, el amor es la motivación o impulso que lleva al conocimiento de la Forma de la Belleza, así como a la contemplación de la misma. Esta orientación se produce en un proceso gradual que comienza con la apreciación de la apariencia de la belleza en una persona (i. e., la belleza puramente física), continúa con la belleza física en general, y luego avanza hacia la apreciación de la belleza espiritual (la del carácter, la del alma), la de la belleza de las leyes y las costumbres en la sociedad, la que se encuentra en las artes y las ciencias, etc. Todos estos pasos deben finalmente superarse hasta alcanzar el punto cúlmine del proceso: el conocimiento apasionado, puro, y desinteresado, de la esencia de la Belleza en-sí, que se mantiene incorruptible y siempre igual a sí misma, el conocimiento de la Idea de la Belleza en cuanto es lo único que es bello en sí mismo y por sí mismo, y en cuanto aquello que es causa de que todo lo bello sea bello. En esto consiste la "idealidad" del amor platónico: no en tener un amor inalcanzable, sino en amar las Formas o Ideas eternas, inteligibles, y perfectas. No hay en absoluto elementos sexuales, sencillamente porque el auténtico amor para Platón no es el que se dirige a una persona sino el que se orienta hacia la esencia trascendente de la Belleza en-sí.
El concepto moderno de amor platónico fue desarrollado en las investigaciones que Marsilio Ficino llevó a cabo al sintetizar el platonismo en la época Renacentista, por orden de Cósimo de Médici, gobernante de Florencia. «Su 'neoplatonismo' se basó en dos ideas fundamentales: la jerarquía neoplatónica de las sustancias y la teoría del amor espiritual. La primera postulaba la idea de una jerarquía de las sustancias, o de una gran cadena de seres, desde la forma más baja de la materia física (las plantas), hasta el más puro espíritu (Demiurgo, el dios de Platón), en la cual los humanos ocupaban una posición central, o intermedia. Eran el vínculo entre el mundo material y el mundo espiritual, y su supremo deber era ascender hacia la unión con el Demiurgo, la cual, constituía el verdadero fin de la existencia humana. La teoría de Ficino respecto al amor platónico, o espiritual, afirmaba que, al igual que la gente está unida en su común humanidad gracias al amor, de esa misma forma todas las partes del universo se mantienen unidas por los lazos del amor compasivo» (Spielvogel, 2003). Lo anterior, basándose en los Diálogos de Platón.


3. Significado de Amor Platónico


Platónico es un adjetivo que procede de Platonĭcus, un término de la lengua latina. Por lo general se aplica a aquel amor que se desarrolla a partir de un ideal o de la imaginación, sin que exista intimidad sexual.
El amor platónico resulta imposible de concretar o materializar: por eso permanece como algo idílico, que nunca puede alcanzarse. El ejemplo más tradicional del amor platónico es el que se siente por una figura de Hollywood o por una estrella de rock. La persona que siente este amor está encandilada por la imagen que recibe, a través de los medios de comunicación, del famoso en cuestión. Este tipo de amor platónico suele estar basado en la apariencia física.
La ilusión es lo que sostiene la existencia de un amor platónico. Como no puede materializarse, sigue vigente a partir de la imaginación del sujeto. Si dicho amor llegara a concretarse físicamente o a desarrollarse de otra forma, dejaría de ser considerado como platónico.
Es importante destacar que el adjetivo platónico procede de Platón, uno de los filósofos griegos más importantes de la antigüedad. Para Platón, el amor real es aquel que se siente por el conocimiento. Esto quiere decir que el amor entre dos seres humanos surge a partir del descubrimiento mutuo y de conocerse entre sí.
De este modo, es fácil advertir que lo que entendemos hoy por amor platónico es bastante diferente a las ideas del propio Platón sobre el amor. Mientras que el amor platónico se basa en un ideal y en la fantasía, el amor al que hacía referencia Platón exigía conocer a la otra persona en profundidad.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada