Cuál es el Significado de Autocracia - Concepto, Definición, Qué es Autocracia

Definición, Concepto, Significado, Qué es Autocracia


Concepto de Autocracia

1. Concepto de Autocracia

Autocracia es un concepto político. El término procede del griego autos (uno mismo) y kratos (gobierno o poder). Designa al sistema de gobierno cuya autoridad recae sobre una sola persona sin ningún límite: el autócrata (el que gobierna por sí mismo).
La concepción absolutista de la soberanía definió la monarquía absoluta de Luis XIV en la Francia del siglo XVII, pero el término autocrático se aplica particularmente al régimen de los zares de Rusia, cuyo poder no estaba condicionado teóricamente por ningún cuerpo intermedio, ley, tradición o usos y costumbres que debieran respetar.
El republicanismo aplica el término autocracia como sinónimo de monarquía (que significa "gobierno de uno"), aunque el concepto no es adecuado para designar a las modernas monarquías constitucionales, parlamentarias o limitadas.
Su uso más habitual es como parámetro de participación en el poder político, en contraposición a otros como oligarquía o democracia.
La democracia es una estructura de poder construida de abajo hacia arriba; la autocracia organiza al Estado de arriba hacia abajo.
Hermann Heller

2. Definición de Autocracia

El concepto de autocracia es un concepto político que se utiliza para designar a aquellos tipos de gobiernos en los cuales el poder se concentra en una sola persona y que, por lo tanto, no se permite la participación de otros individuos o grupos sociales. La autocracia fue muy característica de diferentes momentos de la historia de la Humanidad y aunque hoy en día la forma de gobierno más común es la democracia, esto no impide que algunos personajes políticos se impongan sobre los restantes poderes para mantenerse en su lugar por tiempo indefinido. La palabra autocracia proviene del griego para el cual el término autos significa “uno mismo” y kratos significa “gobierno”. Esto nos da a entender que la autocracia es el gobierno de uno solo.
La autocracia es un tipo de gobierno que, tanto de manera buscada o no, se convierte en el gobierno de una sola persona. Esa persona puede ser de diferente origen: militar, profesional, sindical, etc. Es decir que esto no es un elemento determinante ya que a lo largo de la historia las diferentes autocracias han contado con líderes de diferente extracción social. Sin embargo, un elemento sin dudas determinante es la personalidad y el carácter de quien se convertirá en líder: siempre debe ser una persona de un carácter fuerte y decisivo, cuyos planes o decisiones son impuestos con firmeza. Además, para que una autocracia pueda desarrollarse no debe existir ningún tipo de oposición o al menos la misma debe ser muy débil. Esta es la razón por la cual todos los gobiernos autocráticos demuestran tolerancia cero y represión hacia aquellos que muestran disentimiento respecto de las políticas y decisiones tomadas.
Otro elemento interesante de las autocracias es que las mismas pueden generarse dentro de otros tipos de gobiernos, por ejemplo como sucede con los gobiernos autocráticos que surgen dentro de formas democráticas. Este es el caso de líderes que surgen y se erigen como parte de una propuesta partidaria, elegida a travé de elecciones libres y democráticas pero que, una vez llegado al poder, ese líder se convierte en una persona centralista y autoritaria.

3. Significado de Autocracia

La autocracia, del griego, “auto”, que significa por sí mismo, y “cracia” que se traduce como gobierno, es aquella forma política cuyo gobierno es ejercido por una sola persona, que se otorga sí misma poderes ilimitados, siendo semejante a la dictadura, pero que tiene diferente aplicación práctica. En la Antigua Roma, la Dictadura era una magistratura que se establecía con carácter excepcional, por no más de seis meses, con todos los poderes, pero con el fin de restablecer el orden, temporariamente. Una vez concluido el fin, desaparecía.
Modernamente las dictaduras militares que tomaron el poder en América Latina, también lo hicieron bajo el pretexto de restablecer el orden y luego convocar a elecciones democráticas, pero muchas no cumplieron ese objetivo. En estos casos el gobierno estuvo en manos a veces de una persona pero también de un conjunto de ellas, como ocurrió con las Juntas militares que gobernaron la república Argentina ente los años oscuros, entre 1976 y 1983.
En cuanto a la tiranía, puede ser más asimilable a la autocracia, ya que es una deformación de la Monarquía, que es el gobierno de uno, pero en el caso de la tiranía el gobernante actúa no en vistas al interés común sino al suyo personal.
La monarquía rusa que ejerció el poder entre los siglos XVII y XIX puede ser calificada típicamente de autocracia. Se trató del régimen zarista, con poder no solo político, sino también económico y religioso, o sea total, sin sujeción a leyes, lo que hacía que el pueblo tuviera hacia el poder estatal una sujeción incondicional. El poeta inglés Robert Southey (1774-1843) usó el nombre de autocracia para calificar el gobierno de Napoleón Bonaparte.