BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Cuál es el Significado de Contrato - Concepto, Definición, Qué es Contrato

ADS

Definición, Concepto, Significado, Qué es Contrato


Contrato – Definición de Contrato, Concepto de Contrato, Significado de Contrato

1. Concepto de Contrato

Un contrato es un acuerdo privado entre partes reconocido jurídicamente. Las partes que pueden participar pueden ser físicas o jurídicas. Cada país tiene su propia ordenación en lo que respecta a este tópico, más en general priman las similitudes sobre las diferencias.
La utilización de contratos puede rastrearse hasta la civilización romana. En este contexto, pueden distinguirse los contratos verdaderos de los cuasicontratos, siendo los primeros acuerdos expresos entre partes, mientras que los segundos eran acuerdos tácitos. También puede distinguirse los contratos unilaterales, que obligaban a una de las partes, de los bilaterales, que obligaban a las dos. Algunos cotratos existentes en Roma eran: transactio, que era un convenio en que las partes acordaban extrajudicialmente no proseguir con un litigio; aestimatum, que constistía en que una parte reciba objetos para venderlos o devolverlos al cabo de un tiempo; depositum, que era un depósito que el depositario debía devolver cuando lo requería el depositante; locatio conductio, que era lo que hoy se conoce como arrendamiento; pignus, que consiste en una prenda en la que un deudor entrega como pago al acreedor la realización de un determinado acto o sevicio; societas, que era un contrato en que dos personas para compartir ganancias y perdidas en una tarea.
El contrato reúne las condiciones de todo acto jurídico. Así, las personas involucradas deben considerarse capaces y deben ofrecer su consentimiento libre de toda presión, pudiendo, pudiendo servir de objeto toda cosa comerciable. Además, puede ser de carácter oral o escrito. En el caso de ser escrito, sus partes incluyen: título, que indica la clase de contrato; cuerpo sustantivo, que señala a las partes; exposición que vincula sucesos relevantes; cuerpo normativo, que incluye a las cláusulas normativas; cierre, que consiste en una fórmula que muestra la forma de realizar el acuerdo; y finalmente, los anexos, que explican algunos aspectos del contrato.
En general, puede decirse que un contrato es la representación jurídica de una disposición natural del hombre a consensuar con su igual distintos pactos que representen beneficios mutuos. La larga tradición de esta forma jurídica, que se remonta miles de años en el tiempo, parece avalar esta idea.


2. Definición de Contrato

Contrato es un acuerdo voluntario entre dos partes, llamadas deudor y acreedor. Cada parte puede estar constituida por más de una persona, o sea que puede haber más de un deudor y/o más de un acreedor vinculados por el contrato. Pertenecen al género de los actos jurídicos, caracterizándose por ser bilaterales.
El contrato hace nacer para el o los deudores, una obligación, llamada contractual, por la fuente de la que surge, por la cual debe cumplir a favor del acreedor, una prestación. Esta prestación puede consistir en un dar (entregar algo en propiedad o establecer sobre una cosa un derecho real) en un hacer (por ejemplo construir una casa) o en no hacer (abstenerse el propietario de molestar al inquilino durante la vigencia del contrato) o en entregar algo en tenencia (por ejemplo dar una casa en alquiler).
Los acreedores, a su vez, pueden convertirse en deudores, cuando se trata de obligaciones de prestaciones reciprocas. Por ejemplo, el comprador de una casa, debe el pago del precio al dueño, que es el acreedor, pero una vez que pague, se convertirá en acreedor, y el dueño en deudor, de entregar la propiedad.
Los contratos pueden ser consensuales, que quedan terminados, y comienzan a surtir sus efectos, con el acuerdo de las partes, como ocurre en una compra venta, o pueden ser reales, cuando comienzan a tener efectos a partir de que se entregue la cosa, como ocurre por ejemplo en un mutuo (préstamo de consumo) por ejemplo cuando se presta dinero por un tiempo.
Cuando el deudor no cumple con su obligación, nace para él la responsabilidad contractual, y podrá ser demandado por el acreedor para su cumplimiento, o para que repare el perjuicio ocasionado por su incumplimiento, salvo que alegue que le fue imposible, probando el caso fortuito o la fuerza mayor que se lo impidieron. Por ejemplo, que no pudo pintar la pieza para la que fue contratado pues se fracturó un brazo accidentalmente.
El objeto de los contratos debe ser lícito y las partes deben poseer capacidad de contratar. En ciertos contratos se requieren formalidades. Por ejemplo en la compra venta de un inmueble se requiere escritura pública.
Si bien el contrato se considera ley entre las partes, por razones de equidad no pueden convenirse en ciertos contratos algunas cláusulas. Por ejemplo, en el contrato de trabajo deben respetarse las normas vigentes, por ejemplo sobre el límite máximo de horas de trabajo, y en la duda este tipo de contratos se resuelven en su interpretación a favor del trabajador.


3. Significado de Contrato

Un Contrato (del latín Contractus) es un acuerdo por lo general plasmado en papel o por lo menos establecido por escrito en el que las partes involucradas deben asumir la responsabilidad de cumplir cada una de las condiciones ahí dispuestas. Los contratos se realizan entre personas que quieren fundar sociedades, empresas, organizaciones o instituciones en las que se le adjudica cierta responsabilidad a cada quien, poniendo así en marcha los pasos y funciones que se establecen en dicho contrato. Los contratos pueden ser de diversos tipos: Contratos de trabajo, contratos de compra – venta, contratos de arrendamiento, inclusive, el matrimonio se puede considerar un contrato legal entre dos personas, ya que en este se establecen las condiciones bajo las cuales el hombre y la mujer deben convivir.
Un contrato laboral, indica a cada una de las partes (empleado y empleador) cuales son las funciones de este dentro de la empresa donde ejercerá la labor que se le sea asignada. Al empleado se le deja por escrito en este, cuales son las funciones que este debe desempeñar, cuales son las herramientas que debe utilizar, el horario en el que debe laborar y las condiciones bajo las cuales ejecutara la acción. EL contrato por su parte también debe especificar cuáles son los beneficios que el empleador debe cumplir con el trabajador, haciendo hincapié en el salario que recibirá, los beneficios de seguros sociales que tendrá, los derechos que tiene el trabajador dentro de la empresa y las condiciones bajo las cuales el empleado se sienta seguro y respetado. Existen leyes en muchos países que regulan los estatutos bajo los cuales los contratos laborales se celebran, a fin de otorgar a cada una de las partes una justa remuneración y servicio prestado.
Los convenios en forma de contrato por lo general ir firmados con una rúbrica de todos los involucrados, en algunos casos, poseen sellos en los que se evidencian membresías y códigos de aceptación por parte de entes superiores. Todo esto con el fin de establecer la legalidad y dar a entender que las partes interesadas están de acuerdo con todo lo estipulado en el contrato.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS