Cuál es el Significado de Pizza - Concepto, Definición, Qué es Pizza

Pizza – Su Definición y Conceptos


Concepto de Pizza

1. Concepto de Pizza

La pizza es un pan plano horneado, cuya base habitualmente es elaborada con harina de trigo, sal, agua y levadura, y generalmente cubierto de queso mozzarella, salsa de tomate u otros ingredientes locales como son: el salami, los champiñones, las tiras de cebolla, el jamón y aceitunas entre otros. Es original de la cocina napolitana (Italia) y su popularidad ha hecho que se extienda por todo el mundo en una infinidad de variantes. Sin embargo, hasta la actualidad, la pizza napolitana ha sido la única, para la que se ha reconocido una denominación de origen propia de la Unión Europea, denominada Especialidad Tradicional Garantizada (o sus siglas en italiano, STG, Specialità Tradizionale Garantita). Este reconocimiento se obtuvo el 4 de febrero de 2010 a propuesta de la "Associazione Verace Pizza Napoletana".
Se trata de un plato de elaboración artesanal en la mayoría de los casos, aunque la industria alimentaria ha ido presentando desde los años cincuenta, poco a poco versiones de este plato como un alimento confort en los estantes de los supermercados. En la actualidad existen diversas franquicias que elaboran y distribuyen este alimento a domicilio.
El origen más aceptado se sitúa en la antigua Italia, donde se acostumbraba hacer pan de forma circular y, luego del cocinado, cortarlo en porciones como en las pizzas actuales. Entonces es posible deducir que el origen de la pizza se debe al agregado de ingredientes extras sobre este tipo de pan como es el queso gouda.
Los antiguos griegos cubrían el pan plano con aceite, hierbas aromáticas y queso. Los romanos desarrollaron la placenta, un pan plano untado con queso y miel saborizado con hojas de laurel.
La pizza moderna se desarrolló hacia el siglo XVII en la ciudad de Nápoles, lugar donde existen las primeras referencias documentales acerca de los orígenes de una especie de tarta con tomate. En 1889 se le agregó el queso.
Se dice que en la época del rey Fernando I (1751-1825), la reina había prohibido la pizza en la corte. Pero Fernando, a quien le fascinaba, burlaba la orden disfrazándose de plebeyo para visitar a escondidas un barrio pobre de Nápoles donde se preparaba esta comida. Con el tiempo confesó su gusto y la pizza se convirtió en un gran éxito en toda Italia.
Según el Nuovo Dizionario Etimológico della Lingua Italiana, de Manlio Cortelazzo y Paolo Zolli, la palabra "pizza", que se utilizaba en el año 997 en latín medieval de la ciudad de Gaeta y posteriormente fue hallada en el pueblo Penne D’Abrazo en el 1195, procede de Alemania. En el antiguo alemán bizzopizzo (Bissen en el idioma alemán actual) significaba mordisco y trozo de pan. En el siglo XII pizzo se convierte en pizza e indica "un pequeño pan redondo y tierno", típico de los pueblos lombardos.
Sin embargo, los panes planos son una tradición por todo el Mediterráneo. Quizás este pan que tenía un antiguo origen persa, fue introducido en la Magna Grecia (Italia meridional) por los primeros colonos griegos. En el siglo III a. C., la primera historia de Roma, escrita por Catón el Viejo, menciona una «masa redonda aderezada con aceite de oliva, hierbas y miel, horneada sobre piedras». Se han encontrado evidencias posteriores que datan del 79 d. C. en los restos de Pompeya. Las excavaciones arqueológicas han sacado a la luz tiendas con una gran similitud a una pizzería moderna.
En castellano, la palabra pizza ha sido reconocida por la Real Academia Española (RAE) como un extranjerismo que no tiene sustituto previsto.

Selección de ingredientes

Se pueden utilizar carnes, verduras, pescados y numerosos quesos en la preparación de la pizza. El uso de la salsa de tomate no es obligatorio, de hecho, tradicionalmente, se habla de "pizze rosse" o pizzas rojas y de "pizze bianche" o pizzas blancas según los ingredientes se coloquen sobre una capa de salsa de tomate o directamente sobre la masa de la pizza.

Preparación

Se pueden añadir ingredientes frescos a las pizzas preelaboradas y congeladas, aun cuando éstas no sean pizzas margarita, sino que tenga ya sus ingredientes se pueden añadir otros más, como un extra de mozzarella, tomate fresco, pimientos o condimentarla con albahaca, orégano, ajo o pimienta y aceite de oliva.
La masa de la pizza fresca puede conservarse durante unas horas en un lugar fresco y no excesivamente seco. En las pizzerías es común tener varias bases de pizza ya conformadas listas para poner el resto de ingredientes y hornear. Los ingredientes, especialmente la salsa de tomate, al tener elevada humedad ablandarían la masa si no se pusieran justo en el momento de hornear la pizza.
En la mayoría de los países desarrollados las pizzas se venden en supermercados como alimento congelado o ultracongelado. Se ha utilizado toda clase de tecnología alimentaria para crear sabrosas pizzas congeladas. Los principales obstáculos han sido evitar que la salsa se mezclara con la masa y producir una corteza que se pudiera congelar y recalentar posteriormente quedando crujiente pero no dura o rígida. Tradicionalmente, la masa está prehorneada y el resto de los ingredientes han sido precocinados aunque, últimamente, han comenzado a aparecer pizzas con todos los ingredientes crudos. La ultracongelación permite pizzas con la masa fina pero crujiente al no mezclarse los ingredientes que pueden ser frescos y conservan mejor sus propiedades nutritivas y sabor.

2. Definición de Pizza

Mundialmente se conoce como Pizza a la masa de pan que observa la misma forma de una torta, sobre la cual se coloca tomate, queso y cualquier otro ingrediente adicional a gusto y que se cocinará en el horno o en un horno de pizza, aquellos especialmente creados para tal menester.
Lo más común es que a la masa se la elabore con harina de trigo, agua y levadura, tal como sucede con el pan y como bien mencionábamos se la cubra con salsa de tomate y queso, aunque en la actualidad existen una multiplicidad de ingredientes que se le pueden agregan a la elaboración tradicional de masa, salsa de tomate y queso, como ser salami, tiras de cebolla, de jamón, huevo picado, aceitunas, anchoas, entre otros.
La pizza es una comida original que proviene de la cocina Napolitana, Italia pero que increíblemente se ha difundido tanto que hoy en día es una típica comida en cualquier parte del mundo, no solamente en Italia, aunque claro, aquí, los dueños de la creación dicen ser los que mejor la preparan.
Si bien este es un tipo de comida artesanal, su enorme difusión a lo largo y lo ancho del planeta ha hecho que incluso sea posible comprarla en las góndolas de los supermercados. Diferentes empresas se dedican a su elaboración masiva, ya sea en la presentación de pre pizza, la cual requerirá de la adición de queso y cualquier otro ingrediente que se le quiera sumar, ya que llega pelada, solo la masa y la salsa, o en su defecto, también se consigue en el supermercado congelada, con todos los ingredientes. Requiriendo únicamente horneado directo.
El origen de la misma se cree es realmente ancestral, ya que los persas podrían haber comido este tipo de pan plano; por otra parte, también hay historias acerca de la fascinación que la pizza provocaba en el monarca Fernando I en el siglo XVIII y como ello fastidiaba a la reina que incluso llegó a prohibirla.
Para obtener una buena, crocante y deliciosa pizza, además de los ingredientes mencionados, será clave dejar levar la levadura y el amasado que se le de a la misma.
En muchos lugares del mundo, especialmente en la Argentina, es fenomenal la cantidad de restaurants y de casas de comidas que se dedican a su elaboración de manera exclusiva y que ofrecen el servicio de pedido telefónico y de delivery, de entrega a domicilio sin cargo, haciendo que no sea necesario ir hasta el lugar a ordenarla y saborearla.

3. Significado de Pizza

La pizza es una de las comidas más populares del mundo. Sus orígenes se encuentran en Italia, sobre todo en la región de Nápoles, donde comenzó a prepararse la versión moderna de este plato.
Aunque hay múltiples variedades, lo habitual es que la pizza se cree a partir de un pan chato, con forma de disco, amasado con agua, sal, levadura y harina. Dicho pan se cubre con salsa de tomate y, tras una primera etapa en el horno, se le añade queso y casi cualquier otro ingrediente que uno desee. Entre los más frecuentes, se hallan el jamón, la panceta o tocino, las rodajas de tomate fresco, la cebolla y las aceitunas. Para condimentar la pizza, es habitual que se emplee orégano, ají molido y un chorro de aceite de oliva.
Por ejemplo: “Esta noche vamos a ir a comer pizza a la casa de Martín”, “Mi pizza preferida es la que lleva queso provolone”, “Ayer cenamos una pizza mitad con jamón y mitad con palmitos”.
La pizza puede prepararse en cualquier casa, cocinándose en un horno doméstico. Hay quienes, tras el amasado y los primeros minutos en el horno, optan por guardar la pizza para terminar de prepararla y degustarla en otra ocasión. La pizza, en esta etapa, se conoce como prepizza y puede congelarse.
Existen muchos restaurantes especializados en pizzas, algunos de los cuales se han constituido como cadenas con presencia en todo el mundo. Es muy común que las pizzerías (tal como se conocen a estos locales gastronómicos) cuenten con reparto a domicilio.