Definición de Ego ‒ Significado de Ego

Definición, Concepto, Significado, Qué es Ego


Ego – Definición de Ego, Concepto de Ego, Significado de Ego

1. Concepto de Ego

Para la Psicología el ego reviste aquella instancia psíquica en la cual una persona se reconoce como un yo único y toma conciencia de su propia identidad.
En este caso, el ego, será tomado como el punto de referencia que desempeña la función de mediar entre el mundo que nos rodea, los ideales que surgen de nuestro super yo y los instintos que manifiesta el ello.
En tanto, será en la psicología que desarrolló el Psicólogo Sigmund Freud que el término ocupa un lugar trascendental, ya que el mismo es una de las tres personas diferenciadas que según Freud conviven en el ser humano. Si bien no todas las corrientes de la psicología abonan esta teoría, Freud creía firmemente en que la mente del hombre se encuentra conformada tanto por elementos conscientes como por los inconscientes.
De acuerdo a la psicología freudiana el ello, se encuentra compuesto tanto por los deseos como por los impulsos; el super yo o super ego, en tanto, se encuentra conformado por la moral y todas aquellas normas que un sujeto respeta y sabe que debe hacerlo, de una sociedad; y el yo, o sea el ego, representa el equilibrio que le permite al hombre satisfacer sus necesidades dentro de los parámetros sociales.
Entonces, el ego tiende a evolucionar con la edad, por esto intentará conciliar los deseos del ello de la manera más realista posible y acercándolos a las exigencias que manifiesta el super yo. El yo, mayormente, cambia con el transcurrir del tiempo y depende del mundo externo.
Por otro lado, en el lenguaje corriente y coloquial, la gente suele emplear el término ego para referir situaciones en las cuales se observa un evidente exceso de auto estima; la persona que presenta este tipo de característica suele manifestar muchísimo aprecio por si misma. Generalmente, este sentido del término suele connotar una cuestión de tipo negativa.

2. Definición de Ego

El ego es, para la psicología, la instancia psíquica a través de la cual el individuo se reconoce como yo y es consciente de su propia identidad. El ego, por lo tanto, es el punto de referencia de los fenómenos físicos y media entre la realidad del mundo exterior, los ideales del superyó y los instintos del ello.
Para el psicoanálisis freudiano el ello (id) está compuesto por los deseos y los impulsos. El superyó (superego), en cambio, está formado por la moral y las reglas que un sujeto respeta en la sociedad. El yo (ego), por último, es el equilibrio que permite que el hombre pueda satisfacer sus necesidades dentro de los parámetros sociales.
Aunque algunas corrientes rechazan esta división de la mente en tres personas diferenciadas, para Sigmund Freud la personalidad humana está compuesta tanto por los elementos concientes como por los impulsos inconscientes.
El ego, que evoluciona con la edad, intenta cumplir con los deseos del ello de manera realista y conciliándolos con las exigencias del superyó. El yo, por lo tanto, cambia con el paso del tiempo y de acuerdo al mundo externo.
Freud cree que el ego trasciende el sentido de uno mismo para convertirse en un sistema de funciones psíquicas de defensa, funcionamiento intelectual, síntesis de la información y memoria, entre otras. El yo supone el primer paso del propio reconocimiento para experimentar alegría, castigo o culpabilidad.
En el lenguaje coloquial, por último, se suele hacer referencia el ego como exceso de autoestima. Por ejemplo: “Este actor tiene tanto ego que, en algún momento, va a chocar contra una pared”.

3. Significado de Ego

“Ego” es la palabra en latín para decir “yo“, y en el español se utiliza ampliamente para definir conceptos como el de la identidad personal. Se trata de algo complejo, ya que es analizado de forma distinta desde puntos de vista aparentemente alejados como el biológico, el psicológico y el humanista, de tal forma que existen una multitud de significados y análisis distintos en función del contexto bajo el que se le utilice.
Bajo la óptica de la psicología, el ego es aquello que hace que una persona sea consciente de su propia existencia e identidad, y de que puede relacionarse con el medio. Constituye uno de los pilares fundamentales de la psicología, y se considera al ego como factor clave en muchas experiencias de la vida.
De acuerdo al psicoanálisis, y más en concreto bajo la óptica de los estudios de Sigmund Freud, el ego está compuesto por dos partes principales: una que nos permite percibir todo aquello que nos rodea y otra que incluye todas aquellas ideas que habitan en nuestro incosciente en relación a lo que vivimos.
En filosofía, una explicación en extremo sencilla definiría al ego, o al yo, como el reflejo de la realidad de cada uno de los individuos que se expresan, además de definir a todo individuo en calidad de persona. En la filosofía moderna, multitud de autores han usado al ego o al yo como un concepto base en sus teorías. Por ejemplo, Descartes lo utilizó a la hora de escribir su ahora inmortal frase “Pienso, luego existo“, mientras que Schopenhauer la consideraba como la expresión de la voluntad material o inconsciente del individuo.
En campos relativamente menos complejos, en la antropología el ego o yo es el punto de vista desde el cual se desarrollan todos los parentescos de un individuo. En la lingüística, para algunos estudiosos el yo es un indicativo de la persona, funcional cuando existe una relación con otra persona.