Cuál es el Significado de Juicio - Concepto, Definición, Qué es Juicio

Definición y Conceptos de Juicio

Juicio – Definición de Juicio, Concepto de Juicio, Significado de Juicio

Concepto de Juicio

Palabra que proviene del latín iudicium, acto mental por el que se afirma o niega un predicado con respecto a un sujeto. El que haya afirmación o negación es esencial para que exista juicio. De ahí que no puedan considerarse tales una interrogación, un deseo, una interjección etc. Facultad en virtud de la cual el hombre puede distinguir el bien del mal y lo verdadero de lo falso.
En derecho, es el acto procesal en el cual un juez dictamina algo ajustado a derecho; en sentido estricto, fase del proceso en la que el juez estudia las pretensiones de las partes, verifica las pruebas y, como consecuencia de ello, adopta una resolución.
Los juicios se clasifican en ordinarios y especiales; los primeros son destinados a resolver las cuestiones suscitadas en su ámbito (civil, penal, laboral, administrativo), proponiéndose quien lo inicia la consecución de una declaración con fuerza de cosa juzgada, que confiere la posible exigencia de su ejecución.
Los juicios especiales se limitan a ciertos asuntos (procesos sumarios), simplifican las fases de un juicio (juicios monitorios), pretenden una ejecución general (juicio por concurso), o son de naturaleza mixta o inquisitorios (matrimonio, filiación, etc).
Con independencia de su denominación, los juicios se clasifican por la naturaleza de la sentencia que se desea obtener, en declarativos (constatación judicial de una determinada relación o situación jurídicamente relevantes), de ejecución o ejecutivos (su fin es la realización del contenido de la sentencia declarativa) y cautelares (mantenimiento de la situación, sin prejuzgar el fondo del asunto).
Según la lógica tradicional (aristotélica), un juicio es la relación de afirmación o negación de un concepto respecto de otro. Se expresa bajo la forma de un enunciado verbal (proposición), en el que uno de los conceptos hace de sujeto, el otro de predicado, y el verbo, de cópula o enlace entre ambos.
Un rasgo característico del juicio es su propiedad de ser verdadero o falso. Los juicios son divididos en sintéticos y analíticos, a priori y a posteriori, entre otras clasificaciones. Según su cualidad pueden ser negativos y afirmativos, y según su cantidad, universales y particulares.

Significado de Juicio

La palabra juicio es un término de uso extendido en nuestro idioma y que admite varias referencias.
En el ámbito del derecho, sin dudas, la referencia más popular, el juicio consiste en una discusión jurídica entre las partes intervinientes y cuya difusión y resolución se somete al conocimiento de un juez o tribunal, capacitado especialmente para resolver sobre la cuestión. O sea, en un juicio, básicamente, se resuelve un conflicto entre partes que presentan intereses contrapuestos. Cada parte será representada por un letrado que tendrá la misión de conseguir que la posición de su defendido sea reconocida por sobre la de la otra parte.
Mientras tanto, el juez o tribunal, es quien tiene la potestad de definir cuál de las dos partes es la que se haya dentro de la ley o norma. Una vez que escucha a cada parte, a los testigos, y aprecia pruebas, dictará una sentencia.
Por otra parte, la palabra juicio también la empleamos para denominar a la facultad de nuestro entendimiento que es capaz de discernir y de valorar cuestiones.
También, el juicio es una valoración, una opinión, que se vierte acerca de situaciones o de hechos. Las mismas pueden causar en los otros aprobación, o bien desacuerdo. A mi juicio no te hicieron bien la coloración del cabello.
Asimismo, al juicio se lo considera una facultad propia de nuestra alma a través de la cual es posible discernir entre lo bueno y lo malo y entre aquello que es falso y lo que no lo es.
En tanto, en el lenguaje coloquial, la palabra juicio se usa para expresar la salud mental, la cordura y la sensatez que dispone una persona al actuar y comportarse en su vida, mientras tanto, este sentido del término se opone al de locura, que es aquel estado de la razón en el cual existe una pérdida o un deterioro de las facultades mentales.
Una expresión muy común en este sentido es la de estar alguien en su sano juicio y que usamos cuando se quiere expresar que un individuo se halla en facultades mentales coherentes para actuar conforme.