Cuál es el Significado de Piojo - Concepto, Definición, Qué es Piojo

Definición, Concepto, Significado, Qué es Piojo


Concepto de Piojo

1. Concepto de Piojo

Los ftirápteros (Phthiraptera), comúnmente conocidos como piojos, son un orden de insectos neópteros, sin alas, ectoparásitos de aves y mamíferos, que incluye unas 3.250 especies.1 Sus huevos se llaman liendres, que los piojos adhieren al pelo o plumas de su huésped.
Tienen desarrollo heterometábolo paurometábolo. Son todos ectoparásitos obligados de aves y mamíferos, a excepción de los monotremas (el ornitorrinco y los equidnas) y algunos órdenes de euterios, como los quirópteros (murciélagos) y folidotos (pangolines).
Son altamente específicos con el huésped muchas especies incluso prefieren lugares específicos en el cuerpo de su huésped. Mientras los piojos pasan su vida entera sobre el huésped, han desarrollado adaptaciones que los habilitan para mantener un contacto cercano con él. Estas adaptaciones son reflejadas en su tamaño (de 0,5 a 8 mm), patas y garras fuertes para agarrarse firmemente al pelo, piel y plumas, sin alas e inflados dorsoventralmente. Se alimentan de restos de piel (epidermal), partes de plumas, secreciones sebáceas y sangre. Su color varía de beige pálido a gris oscuro. Si se alimentan de sangre, pueden ser considerablemente más oscuros. Los piojos no saltan pero pueden ser contagiados por contacto, pues suelen trasladarse de un huésped a otro.
La pediculosis es el término médico de la infestación con piojos. El rastro más antiguo de infestación por piojos en humanos es de 6900 a 6300 A.C en las momias egipcias. Los piojos siguen estando vigentes y de manera creciente y es usual encontrar tasas de infección del 5 al 20% en colegios de países desarrollados. Esto es debido a básicamente dos razones principales: resistencia a insecticidas e incremento de los viajes.
En los últimos años la pediculosis ha pasado a ser un fenómeno tan frecuente que ya casi no llama la atención, pasando de ser una enfermedad que se ocultaba, a constituirse en un hecho casi habitual en la vida del niño en etapa escolar.
Pero esta forma de ver las cosas puede originar diversas consecuencias en el chico, desde afectar su rendimiento escolar, hasta producir serios daños en el organismo. Es necesario entonces conocer al enemigo contra el cuál luchamos, para establecer las estrategias más adecuadas para su control y su erradicación.
Los piojos han parasitado al hombre desde tiempos tan remotos que están incorporados a la tradición de todos los pueblos del mundo, por lo que han recibido nombres propios en todos los idiomas y dialectos. Constituyen un problema siempre vigente, pronto a rebrotar y a extenderse con inusitada rapidez cada vez que hay catástrofes naturales, guerras, miserias o hambrunas. Unas y otras resultan sinónimos de momentos y circunstancias difíciles, pues tal vez haya pocos índices sanitarios para denunciar la vida precaria y en pobres condiciones de higiene. Por ello se debe considerar que el problema no se presenta aislado, sino que depende de otros factores sobre los cuales necesariamente habrá de actuar. La distribución de la pediculosis es cosmopolita. La falta de higiene, la promiscuidad, el hacinamiento y las migraciones favorecen su desarrollo. Suelen aparecer pequeñas epidemias familiares y su incidencia ha mostrado un importante aumento durante la última década. Esto afecta a todas las razas y especialmente a las mujeres. La pediculosis del cuero cabelludo predomina entre los escolares.

2. Significado de Piojo

¿Qué niño no ha tenido, alguna vez, piojos en su cabeza? Se trata de una molestia que los padres tratan de evitar pero que, por lo general, tarde o temprano aparece en la vida de los chicos que están en edad escolar.
Los piojos son insectos que miden unos dos milímetros y que carecen de alas. Estos animales son parásitos externos que se alimentan de la sangre que extraen de aquellos organismos que se convierten en sus huéspedes.
Debido a su gran capacidad de reproducción y su capacidad para pasar de un huésped a otro, los piojos pueden resultar difíciles de combatir. Se alojan en la cabeza de los seres humanos, adhiriéndose al cabello. También pueden vivir entre el pelaje de otros mamíferos y en las plumas de las aves.
La presencia de piojos en una persona se conoce como pediculosis. Existen diversos productos químicos que buscan eliminar los piojos y sus huevos (denominados liendres), para que la cabellera del individuo vuelva a estar libre de estos parásitos. Otra tratamiento habitual consiste en pasar un peine fino entre el pelo para que los piojos queden atrapados entre las cerdas.
Es importante destacar que la pediculosis es muy común y no suele traer grandes complicaciones al individuo. Por lo general, el único síntoma es la picazón, producida por la propia presencia de los piojos. Cuando la persona se rasca, puede llegar a lastimarse, lo que sí supone un potencial riesgo de infección. Por eso lo ideal es evitar rascarse y acudir a los productos diseñados específicamente para combatir a los piojos.
Los Piojos, por último, es el nombre de una famosa banda de rock argentina que estuvo activa entre 1988 y 2009.

3. Definición y Qué es Piojo

Existen tres especies de piojos que infestan a seres humanos:

Piojo de cabeza, (capitis del humanus de Pediculus).
Los adultos son alargados, generalmente 1,0-2,0 milímetros de largo, color rojizo con los márgenes oscuros. Sus piernas son iguales en longitud y cada una tiene una garra para agarrar el pelo. Así, los piojos de cabeza no pueden saltar, o volar, pueden arrastrarse solamente.

Las formas no maduras (ninfas) son similares en aspecto a los adultos pero son mucho más pequeñas. La hembra del adulto es más grande que el macho. Ella pega sus huevos grisáceo-blancos (liendre) al eje del pelo.

Las liendres se pueden encontrar dondequiera en la cabeza, incluyendo los dobleces del cuello, las cejas, pestañas, detrás de los oídos, y en la corona. La hembra puede llegar a poner entre 80 y 100 huevos. Una vez puesto el huevo pasan entre 7 y 10 días hasta que nazcan las linfas. Hay tres estadios linfales o estadios juveniles que tardan para llegar a adultos entre 9 y 11 días.

El piojo vive 30 a 40 días.

Piojo del cuerpo, (corporis del humanus de Pediculus).
La diferencia principal entre este piojo y el piojo de cabeza es que el piojo del cuerpo es más grande que el piojo de cabeza, en promedio de 2,0-4,0 milímetros de tamaño y no tiene los márgenes oscuros típicos del piojo de cabeza. Lo más importantemente, estos piojos viven en la ropa de una persona, sin embargo, vuelven al cuerpo a la alimentación.

A semejanza de los piojos de cabeza, una infestación del piojo del cuerpo puede reflejar higiene pobre.

Piojo del cangrejo,( Pthirus pubis).
El más pequeño de los tres piojos es generalmente 0,8-1,2 milímetros o menos de longitud. Es fácil de reconocer la forma del cuerpo y las piernas distintas, que dan a este insecto su nombre común. Las piernas son desiguales en longitud y se modifican especialmente para agarrar el pelo.

El piojo del cangrejo es más sedentario en naturaleza que las otras dos especies y prefiere un área donde el pelo es más denso; es decir, áreas púbicas, aunque se han encontrado en bigotes, cejas, y barbas. Sin embargo, los últimos ejemplos son raros. En algunas situaciones, se han encontrado niños con infestaciones en sus cejas. Las infestaciones de estos piojos pueden causar que la piel del área infestada desarrolle una pigmentación morada.
Según lo mencionado anteriormente, las tres especies necesitan sangre humana para sobrevivir, y deben permanecer en la proximidad cercana al cuerpo humano o –en el caso del piojo de cuerpo– a la ropa del individuo infestado.

Hay controversia en cuanto a cuánto tiempo un piojo puede vivir afuera del cuerpo humano, sin embargo, se cree actualmente menos de 24 horas, dependiendo de condiciones ambientales tales como humedad relativa y temperatura. La salida del huevo ocurre generalmente en el plazo de 7-10 días, dependiendo de condiciones ambientales.

Los piojos se deben controlar, de acuerdo a parasitólogos y químicos farmacéuticos que han asesorado al Ministerio de Salud de Chile, mediante el uso de lociones o cremas lavables de permetrina al 1% o una solución de deltametrina al 0,02% más piperonil butóxico al 2,5%.