Cuál es el Significado de Mormón - Concepto, Definición, Qué es Mormón

Definición, Concepto, Significado, Qué es Mormón


Mormón – Definición de Mormón, Concepto de Mormón, Significado de Mormón

1. Concepto de Mormón

El mormonismo es una secta cristiana que se fundó en Estados Unidos en el año 1830, y mormón es su seguidor o fiel, que profesa esas creencias, destinadas a restaurar las verdades de Cristo, expresadas en el Evangelio, y desvirtuadas tras el paso del tiempo.
Joseph Smith, halló, oculto en la tierra, por indicación del ángel Moroni “El libro del mormón”, basado en las revelaciones que le aportaron Dios y su Hijo, ante sus plegarias en pos de la Verdad, que realizó inspirado por las epístolas de Santiago, en un lugar que hoy se conoce como “Arboleda Sagrada” en un bosque neoyorquino.
Joseph tenía tan solo 14 años en ese entonces, y una gran confusión por la cantidad de iglesias que nacidas del movimiento protestante, hacían que el joven no supiera cual era la religión que lo identificaba.
Junto al Texto encontró dos piedras que le ayudaron a descifrar lo que el Libro de Oro decía, y luego se lo devolvió al ángel, por eso nunca pudo confirmarse su existencia, salvo por la fe .
Este libro junto a la Biblia y otros dos libros “Doctrina” y “Asambleas” conforman su doctrina. Smith fundó la primera iglesia mormona, el 6 de abril de 1830, con el nombre de Iglesia de Jesucristo de los Santos del Último Día, nombre con que se reconocen sus fieles (Santos del ultimo día), aunque la gente los llama en general, mormones, en referencia a su profeta.
Creen en el milenarismo o quiliasmo, que supone que Cristo, volverá a la Tierra para combatir y erradicar el Mal, gobernando por mil años, antes del Juicio Final. Esto está basado en el libro del Apocalipsis. Entre las virtudes más valoradas están la tolerancia y el trabajo.
La poligamia fue aceptada por Smith y llegó a tener 46 esposas, y sufrir por ello la prisión. Fue asesinado en 1844.
A la muerte de Smith, sus seguidores, los mormones se asentaron, dirigidos por Brigham Young, (que también practicó la poligamia) en UTA, donde fundaron en 1847, SALT Lake City. La poligamia en el grupo fue abolida en 1890.


2. Definición de Mormón

Un mormón es un miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Si bien se les conoce popularmente como mormones (debido a una de las escrituras que usan llamada el Libro de Mormón), el nombre por el cual ellos se identifican es de “santos de los últimos días” o “SUD”. Los mormones, según como se les conoce en la actualidad, existen desde 1830, cuando la Iglesia de Jesucristo SUD fue establecida como organización religiosa.
Como indica el nombre de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la fe los mormones se centra en Jesucristo y su adoración es hacia Dios el Padre en el nombre del Hijo. Consideran al Padre como un ser amoroso y justo, que desea guiar a sus hijos para volver a vivir con él en un reino celestial, y a Jesucristo, como el ser que dio su vida por los seres humanos, para que éstos puedan arrepentirse de sus pecados y ser limpios para ir al reino de Dios. Jesucristo sería el único mediador entre Dios y los hombres. También creen en el Espíritu Santo, como el ser que permite la comunicación entre el Padre y sus hijos, quien revela la verdad de todas las cosas y quien guía a los hombres para hacer lo bueno. Creen que tanto el Padre como el Hijo tienen cuerpos de carne y huesos, pero perfectos, mientras que el Espíritu Santo es un ser espiritual para que su influencia pueda morar en las personas.
Los mormones también creen en el Plan de Salvación. Este consiste en que todos los seres humanos vivían antes con Dios en una vida preterrenal. En aquel lugar habrían sido sólo espíritus pero Dios, con un cuerpo tangible, deseaba que fueran como Él, por lo que preparó un plan. Los que aceptaron ese plan serían mandados a la tierra para obtener un cuerpo y enfrentarse a distintas experiencias que los harían crecer y perfeccionarse. Los que no aceptaron, que serían un tercio de los hijos espirituales de Dios, habrían sido expulsados de ese lugar junto con Satanás, sin la posibilidad de un cuerpo ni de experiencias terrenales. Una vez en la tierra, las personas deben actuar por fe y seguir los mandamientos de Dios para volver a su reino, pero esta vez como seres perfectos. Eso se cumpliría mediante el sacrificio de Jesucristo que otorga la resurrección, con cuerpos perfectos e inmortales, y el perdón, si las personas cumplen con su parte.
Muy importantes también son los profetas para el mormón. Serían los hombres escogidos por Dios, para actuar en su nombre y enseñar a las personas. Para ello, deben tener el Sacerdocio, que es el poder y la autoridad que Dios dada los hombre para actuar en su nombre. Primero Adán, y más adelante otros como Enoc, Noé, Abraham, Moisés, etc. La función profética habría continuado hasta Jesucristo y los Apóstoles que fueron perseguidos y muertos. En ese momento, Dios habría quitado su autoridad, debido a los pecados de las personas. La oscuridad espiritual habría continuado hasta que en 1820, Dios llamaría a José Smith como un nuevo profeta, después de siglos sin ellos, y le habría dado la autoridad para restaurar la Iglesia primitiva de Jesucristo, con profetas y apóstoles. Hasta la fecha ha habido 16 profetas desde José Smith; el actual profeta y presidente de la Iglesia SUD es Thomas S. Monson, con dos consejeros y 12 Apóstoles.
Un mormón se rige por la enseñanza de los profetas, antiguos y actuales, y también por cuatro libros que consideran sagrados: la Biblia, el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla de Gran Precio. De todos ellos, el Libro de Mormón es el que más los representa, aunque creen que todos estos libros son uno solo. Para ellos, el Libro de Mormón es la clave de su religión, que prueba la veracidad de la Iglesia SUD como la Iglesia dirigida por Jesucristo en la actualidad. De hecho, constantemente invitan a todas las personas a leer el libro y a preguntar a Dios mismo si ese libro es verdadero por medio de la oración.
Los mormones se reúnen los domingos, que es el Día de Reposo. En este día, tratan de dedicar sus acciones a Dios, asistiendo a la Iglesia, realizando servicio, compartiendo como familia, visitando enfermos, etc. Cada domingo realizan la Santa Cena, recordando a Jesucristo con pan y agua. La Santa Cena es lo principal en todo el día de reposo y se preparan toda la semana para participar de ella dignamente.
La dignidad de los llamados SUD, se obtiene al cumplir los mandamientos. Además de los 10 mandamientos, los mandamientos más característicos que siguen son: la palabra de sabiduría, mandamiento dado en Doctrina y Convenios como revelación al profeta José Smith, que enseña que el cuerpo es un templo de Dios y por lo mismo, evitar toda sustancia impura y dañina para el cuerpo como el cigarro, el alcohol, el café, el té y las drogas perjudiciales. Además, fomentan el deporte y el buen dormir. También está el pago de los diezmos, mandamiento dado en Malaquías 3:8-11, que enseña dar el 10% de los ingresos de una persona. Este dinero es el que se ocupa para la construcción de las capillas y templos, su mantenimiento, los diversos materiales que se usan y regalan, etc. El diezmo no debe ser ocupado por ningún miembro de la Iglesia, sea líder o no, ya que eso constituye una falta grave que requiere excomunión. Para ayudar a las personas necesitadas, los mormones ayunan una vez al mes, absteniéndose de todo alimento sólido y líquido, durante 24 horas. Además de ayunar, se da una ofrenda de ayuno equivalente a lo que la persona ahorró al ayunar o lo que desee dar. Los ayunos, los diezmos y otras ofrendas, se hacen en forma privada con el líder local. También, es muy importante para los mormones, apoyar a sus respectivos gobiernos y cumplir las leyes de sus respectivos países.
Finalmente, algo que caracteriza al mormón es el matrimonio. Lo consideran el mandamiento más sagrado, que les permite llegar a lo más alto después de esta vida. Para ello, los mormones se preparan viviendo la ley de castidad, que enseña a no tener relaciones sexuales fuera de los vínculos legales del matrimonio. Además, no ven pornografía ni participan en ninguna actividad que fomente la sexualidad antes del matrimonio o con otras personas con las que no estén casados. Después de un matrimonio civil, los mormones realizan una ceremonia muy sagrada que se efectúa en los templos, que son los edificios más sagrados para los SUD. En el templo sellan el matrimonio por la eternidad, para volver a encontrarse después de la muerte. Una de las enseñanzas más fuertes de los mormones es a fortalecer la familia. Creen que es el pilar de la sociedad y el mejor refugio contra el mal. Por eso, acostumbran a realizar oraciones como familia, a leer juntos las escrituras y hacen muchas actividades como la “noche de hogar”, que realizan cada lunes o una vez a la semana, para hablar, enseñarse mutuamente, cocinar, divertirse, etc.
El mormón, o santos de los últimos días, cree en el bautismo por inmersión, es decir, sumergiéndose en el agua, desde la edad de 8 años. Normalmente, los centros de reuniones o capillas, están provistas de pilas bautismales en donde se realiza la ceremonia. Actualmente, más de 13 millones de personas son mormones, es decir, pertenecen a la Iglesia de Jesucristo SUD, distribuidos en casi la totalidad de los países del mundo.


3. Significado de Mormón

El movimiento de los Santos de los Últimos Días, es una agrupación religiosa cristiana de tipo restauracionista. Sus miembros aseguran que aceptan las enseñanzas de Jesucristo, tal como fueron restauradas por Joseph Smith (hijo). La base de su doctrina la constituyen la Biblia, el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y La Perla de Gran Precio, estos dos últimos textos basados en las revelaciones de su profeta.

Mormonismo

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días son conocidos popularmente como mormones, por causa de la más conocida de sus escrituras sagradas (el Libro de Mormón); si bien, el nombre con el que ellos mismos se identifican es el de "santos de los últimos días". Los aspectos culturales, religiosos e ideológicos de esa Iglesia y muy rara vez los demás grupos del movimiento, son conocidos generalmente como el mormonismo. El sitio de internet mormon.org y sus otros dominios, por ejemplo, son propiedad de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. En 2004 la iglesia con sede en Salt Lake City, consiguió con éxito registrar el término Book of Mormon: Another Testament of Jesus Christ en inglés en EE. UU.

Breve historia

De acuerdo con esta tradición religiosa, después de la crucifixión de Jesucristo y de la muerte de sus apóstoles, y ante la persecución y la hostilidad organizadas provenientes dentro del Imperio romano, la iglesia que Cristo había establecido, rápidamente, comenzó a cambiar y, para el siglo cuarto, poco se asemejaba a la Iglesia original de Cristo. A la muerte de los apóstoles y la pérdida de la revelación constante en la Iglesia siguió un largo período llamado "la gran apostasía", entendiendo durante ese período de tiempo perdieron las verdades del Evangelio.4
En la primavera de 1820, en los Estados Unidos de América, un joven de 14 años llamado Joseph Smith, confundido por la cantidad de grupos religiosos que había en esa época, decidió preguntarle a Dios (por medio de oración) a que grupo debía unirse. Como consecuencia de su oración Dios Padre y su Hijo Jesucristo se le aparecieron en una gloriosa aparición, en un lugar al que los santos de los últimos días llaman "La Arboleda Sagrada", lo cual puso en marcha los acontecimientos que llevarían a lo que han dado a llamar la "Restauración" de la antigua Iglesia de Jesucristo en la Tierra.
Joseph Smith nació en 1805, en Sharon, Vermont, en el noreste de los Estados Unidos. Más tarde se mudó con su familia a la comunidad rural de Palmyra, Nueva York, donde, en 1820, se había producido un despertar religioso. Confundido por las afirmaciones conflictivas de las diversas religiones, Joseph acudió a la Biblia en busca de guía espiritual, y allí encontró lo que consideró un desafío: el de "preguntarle a Dios" por sí mismo (véase en Santiago 1:5).
Los santos de los últimos días declaran al mundo entero que en un bosque en Palmyra, Nueva York (que ahora se denomina: La Arboleda Sagrada), cerca de la granja familiar, Joseph se arrodilló a orar, y allí, en ese lugar apartado, Dios y su hijo Jesucristo se le aparecieron al joven y le dieron instrucciones. Se le mandó que no se uniera a ninguna de las iglesias que existían y se le dijo que Dios restauraría a la tierra la Iglesia que organizó originalmente Jesucristo con todas sus verdades y la autoridad del sacerdocio. Diez años más tarde, después de una serie de revelaciones y de apariciones a Joseph Smith y a otras personas, la Iglesia de Cristo se organizó, oficialmente el 6 de abril de 1830, en Fayette, Nueva York.

Primera visión

16 [...] vi una columna de luz, más brillante que el sol, directamente encima de mi cabeza; y esta luz gradualmente descendió hasta descansar sobre mí.
17 No bien se apareció, me sentí libre del enemigo que me había sujetado. Al reposar sobre mí la luz, vi en el aire encima de mí a dos Personajes, cuyo fulgor y gloria no admiten descripción. Uno de ellos me habló, llamándome por mi nombre, y dijo, señalando al otro: Éste es mi Hijo Amado: ¡Escúchalo!
A lo largo de su vida, José Smith compartió y subsecuentemente escribió en repetidas ocasiones sobre una experiencia en su juventud, en la que vio a Dios el Padre y a Jesucristo, como seres separados, quienes le informaron que la verdadera iglesia se hallaba perdida y sería restaurada por medio de él, y que se le daría autoridad para organizar y liderar la verdadera Iglesia de Cristo. José Smith y Oliver Cowdery afirman que los ángeles Juan el Bautista y los apóstoles Pedro, Santiago y Juan los visitaron en 1829 dándoles autoridad para restablecer la Iglesia de Cristo (Juan el Bautista les confirió el Sacerdocio Aarónico o Menor y Pedro, Santiago y Juan les confirieron el Sacerdocio de Melquisedec o Mayor)

Organización oficial

Este movimiento empezó con un pequeño número de creyentes en pueblos del oeste de Nueva York: Fayette, Manchester y Colesville, llamándose "Iglesia de Cristo". La iglesia se organizó el 6 de abril de 1830 como institución legal bajo el nombre de Iglesia de Cristo. Ya para 1834, las publicaciones iniciales de la iglesia la refería como la "Iglesia de los Santos de los Últimos Días", y en 1838 Joseph Smith anunció que había recibido de Dios una revelación en la que oficialmente se cambiaría el nombre a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, por ende el nombre de la Iglesia al ser dado por revelación, se considera sagrado.

El Libro de Mormón

En las siguientes visiones se indicó a José Smith dónde encontrar unos antiguos registros escritos sobre planchas de oro, que contenían un compendio histórico de la "América antigua". En tal compendio se afirmaba que un profeta llamado Mormón había compendiado, hacia el año 344, los registros de los descendientes de un grupo de inmigrantes provenientes de Israel que habían llegado navegando hasta América 600 años antes de Cristo y que habían dado origen en todo o en parte a los pobladores amerindios encontrados allí por los colonizadores posteriores.
Smith dijo que Moroni, hijo de Mormón, escondió posteriormente las planchas en una colina, actualmente conocida como cerro Cumorah, en el Estado de Nueva York, y añadió que en 1823, el propio Moroni, en forma de ángel, se le apareció para decirle dónde estaban escondidas las planchas y que Dios quería que las tradujese. El libro incluye, también, el relato referente a la visita que Jesús de Nazaret habría realizado al continente americano después de su resurrección. El libro se publicó por primera vez como el Libro de Mormón en 1830 en inglés y hacia 1886 en español.

Disensión

Para fines de la década de 1830, William Law y otros Santos de los Últimos Días en puestos de liderazgo, acusaron públicamente a Joseph Smith de ser un falso profeta, dando como resultado una disensión en la iglesia. Muchas de estas personas más tarde volvieron a la iglesia aún bajo el liderazgo de Joseph. Otros formaron nuevas iglesias alrededor de otros líderes.
Después del asesinato de Joseph Smith a manos del populacho en Carthage, Illinois, algunos miembros con prominencia en la iglesia sostenían ser el sucesor legítimo de Smith, dando como resultado una crisis de sucesión, gran parte del Quórum de los Doce Apóstoles de la iglesia por revelación divina llamaron como Profeta a Brigham Young; mientras que varios grupos apostataron y se dividieron creando así sus iglesias basadas en sus propias creencias. La crisis dio lugar a varias disensiones permanentes, así como la formación ocasional de pequeñas denominaciones religiosas, algunas de las cuales han dejado de existir.