BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Definición de Nueces

ADS

Nueces - Su Significado, Definición y Concepto

Definición de: Nueces

La nuez, cuyo nombre científico es Juglans regia, es un fruto oleaginoso proveniente del nogal y originario del sureste de Europa y de China.
Los principales países productores: EEUU, Turquía, China, Ucrania, Irán, Italia y Francia, producen nueces durante todo el año y éstas se comercializan con o sin cáscara.
Se consumen como tentempiés, en ensaladas, en postres y en confitería y cuando las nueces aún no están maduras se utilizan para la producción de aceite.
A la hora de comprar nueces, deben de eliminarse las que se mueven en su cáscara.
La nuez fresca es frágil, debe conservarse en el frigorífico y consumirse rápidamente. Por el contrario, se desaconseja guardar en la nevera la nuez seca ya que el frío entumece el aceite y provoca una pérdida de sabor.

Dietética

Todas las cantidades indicadas corresponden a 100 gr de nueces.
La nuez fresca contiene 20% de agua y la seca 3 a 5%.
La nuez, como los demás frutos oleaginosos, es muy rica en grasas (60 gr) de las cuales el 90% son ácidos grasos insaturados (mono y poli-insaturados).
La nuez tiene un alto contenido en proteínas (10 a 15 gr), éstas contienen todos los aminoácidos esenciales aunque son deficitarias en metionina y cistina (como las legumbres) y en lisina (como los cereales).
La nuez es relativamente pobre en carbohidratos (4 a 10 gr).
La nuez es un alimento muy energético, pues 100 gr aportan alrededor de 600 kilocalorías de las cuales más del 80% corresponde a las grasas o lípidos.
Las nueces contienen una cantidad importante de fibra dietética (más de 5 gr), ésta se compone sobre todo de fibra soluble en su mayor parte pectinas.
La nuez contiene una excelente concentración de minerales y de oligoelementos. Es muy rica en potasio (690 mg), en fósforo (510 mg), en magnesio (130 mg), en calcio (44 a 6! mg), en hierro (2,4 mg) y otros oligoelementos como cinc, cobre, etc
Estos frutos secos son también ricos en vitaminas, pues contienen vitamina E (7 mg) que acompaña las grasas y vitaminas del grupo B: B1 (0,4 mg), B6 (0,7 mg) y B9 o ácido fólico (155 microgramos)
Por su riqueza en ácidos grasos esenciales (ácido linolénico y ácido linoleíco), en fibra dietética, en minerales, en oligoelementos y en vitaminas, las nueces constituyen un excelente complemento nutricional.
Nueces y Enfermedades Cardiovasculares
Según estudios recientes, los frutos oleaginosos (nueces, avellanas y almendras) son beneficiosos para la salud del sistema cardiovascular, concretamente el consumo diario de una ración (25 a 50gr) de nueces reduciría el riesgo de enfermedad coronaria, debido a:
su perfil lipídico: la relación: Ácidos Grasos Insaturados / Ácidos Grasos Saturados es del 7,4, con más del 60% de ácidos grasos poli-insaturados (ácidos linoléico y linolénico), con más del 20% de ácidos grasos mono-insaturados (ácido oleico) y un porcentaje muy bajo (menos del 10%) de ácidos grasos saturados, perjudiciales para la salud.
la acción del magnesio: una deficiencia en este mineral constituye un factor de riesgo cardiovascular debido a un aumento de la susceptibilidad de las células a las peroxidaciones; las nueces tienen un alto contenido en magnesio y además éste tiene una excelente biodisponbilidad.
Su contenido en fibras dietéticas, las nueces son ricas sobre todo en fibras solubles.
Las nueces, al ser ricas en grasas insaturadas y ser carentes de colesterol, son recomendadas en una dieta baja en colesterol; siempre y cuando se tenga en cuenta el aporte global de calorías y de lípidos a fin de respetar el equilibrio del régimen.
En una dieta hipocalórica estricta, los frutos oleaginosos, muy energéticos, no son aconsejados; pero en una dieta de adelgazamiento más suave, se pueden introducir en pequeñas cantidades como complemento dietético dentro de una dieta equilibrada.
Sin embargo, las nueces deben de eliminarse en las dietas pobres en potasio o en fibra.
En conclusión, las nueces tienen un valor nutritivo excelente, por lo que en cantidades moderadas deberían formar parte de una dieta sana y variada.

Concepto de: Nueces

Razones para comer nueces cada día:


Habilidades neuronales. Añadir nueces a una dieta sana mejora el desempeño de tareas que requieren habilidades motoras o del comportamiento en personas de edad avanzada, debido a que mejora la conexión entre neuronas gracias a su contenido en polifenoles y otros antioxidantes, tal y como probaron recientemente neurocientíficos de la Universidad de Boston (EE UU).

Corazón sano. Seguir una dieta mediterránea enriquecida con 30 gramos de frutos secos, al menos la mitad de ellos nueces, reduce en un 30 % el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y, concretamente, disminuye en un 49 % la posibilidad de sufrir un ictus o accidente vascular cerebral, tal y como se desprende de una investigación española que se acaba de publicar en The New England Journal of Medicine.

Mejor humor y menos barriga. Según un estudio reciente de la Universidad de Barcelona publicado en Journal of Proteome Research, las personas con síndrome metabólico que incorporan a su dieta nueces y almendras experimentan, en un plazo de 12 semanas, un aumento importante de los niveles de serotonina. Esta sustancia que mejora la transmisión de señales nerviosas, reduce la sensación de hambre, disminuye la concentración de sustancias relacionadas con la inflamación, combate la obesidad abdominal y la hipertensión, mejora la salud cardíaca y nos pone de buen humor.

Súper antioxidante. Por su parte, Joe Vinson y sus colegas de la Universidad de Scraton (EE UU) han demostrado que la nuez es el fruto seco con más antioxidantes, por encima de los cacahuetes, los pistachos o las almendras. Para obtener beneficios visibles para la salud, Vinson recomienda comer 7 nueces al día, una dosis suficiente para reducir el riesgo de padecer diabetes, problemas cardiovasculares y cáncer.

Contra el alzhéimer. Un estudio dado a conocer hace poco en la revista Neurochemical Research sugería que el extracto de nueces (el fruto seco una vez eliminada su fibra) tiene efectos protectores contra el estrés oxidativo y la muerte celular que se producen en el cerebro de los enfermos de alzhéimer. Y todo gracias a su contenido en ácido alfa-linolénico (ALA), un ácido grasos omega-3 de origen vegetal.

Significado de: Nueces

Las nueces, seguramente, todos podríamos coincidir en que son el fruto del árbol que conocemos como nogal. Pero no. Aunque nos resulte cotidiano llamarlas así, específicamente el fruto del nogal no es en sentido botánico una nuez, sino una drupa. ¿Entonces qué son las nueces? Las nueces son frutos secos, de cáscara muy dura, que poseen dentro sólo una semilla-son monospermos-, y por ser indehiscentes, no retiran su cáscara de manera natural o se parten al alcanzar el estado de maduración.
Dentro de la categoría de las “nueces”, podemos encontrar al menos tres variedades que seguramente han comido o al menos conocen de sólo escucharlas: bellotas, castañas y avellanas. Las bellotas nacen de árboles de la especie de los quercus, como por ejemplo, el roble, y son las preferidas de unos pequeños animalitos: las ardillas.
La avellana, por su parte, nace de un árbol que lleva el nombre de avellano y se utilizan para el uso comestible, sobre todo, en pastelería, ya que pueden consumirse crudas o cocidas, y a su vez, extraer de ellas un aceite sabroso y perfumado que se utiliza en repostería y confitería. Por último, las castañas son muy características del hemisferio norte, donde se las ha utilizado como alimento principal durante períodos de miseria y pobreza. Al igual que las avellanas, pueden consumirse crudas, cocidas, asadas, e incluso en países como Francia es muy común encontrar en las tiendas y supermercados los tradiciones dulces de castañas.
Las drupas de nogal, esas que nosotros comúnmente denominamos “nueces” a secas, son originarias de Persia y China. Cualquiera de las variedades que hasta ahora hemos nombrado tienen muchas propiedades que las hacen totalmente recomendables en la dieta alimentaria de cualquier persona. Principalmente, poseen aceites y grasas que no son de aquellas grasas que resultan dañinas, y además son una fuente riquísima de vitamina E. Muchos aseguran que unos treinta gramos por día de consumo de frutos secos en la dieta diaria, favorecen de manera exponencial el organismo, y en este sentido, nada mejor que las nueces que hemos nombrado para incluirlas, incluso tienen muchas más propiedades nutritivas que otros frutos secos como los maníes, el pistacho o las almendras.
Los principales productores de nueces, a nivel mundial, son Estados Unidos (la mayor producción se encuentra concentrada en la zona de California), Irán, Turquía, Italia, China, Ucrania y Francia, que producen nueces durante todo el año, y además pueden ser comercializadas ya sea con o sin cáscara (nueces peladas)

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS