Definición de Proyección Financiera

Proyección Financiera - Su Significado, Definición y Concepto

Definición y Concepto de Proyección Financiera

Definición de: Proyección Financiera

Todo plan de negocio debe contener un apartado relativo a las proyecciones financieras, debido a que pronostican los resultados económicos-financieros futuros de la empresa respecto a sus operaciones.
Además a través de las proyecciones financieras, se pueden generan diversos escenarios en los que el negocio puede variar, teniendo diferentes estimaciones de los resultados, permitiéndole al emprendedor identificar los posibles riesgos que pueden impactar en su negocio e implementar estrategias que amortiguen los efectos negativos.
Las proyecciones financieras tienen entre otras funciones y usos:
- Demostrar la fiabilidad y estabilidad del proyecto de cara a la financiación por parte de terceros (bancos, entidades de crédito, estado, etc. La proyección de estados financieros es fundamental en el mundo empresarial, y especialmente en las pequeñas y medianas empresas porqué cuando se demuestra que existe una oportunidad de negocio, resulta más factible adquirir los recursos necesarios para acometer el proyecto.
- Búsqueda de otros socios para acometer nuevos proyectos o expandirse
- Búsqueda de subvenciones del estado o de entidades privadas La duración de las proyecciones financieras depende del tipo de negocio y de los mercados, en el que se desarrolle la actividad..
En mercados maduros y estables los periodos de proyección son más extensos, puesto que tienen que abarcar un periodo tan amplio que de una imagen completa del negocio y de su actividad. Por ejemplo, una empresa energética, considera periodos de proyección de entre 8-10 años.
Por su parte los mercados más flexibles, o cíclicos deben considerar periodos de proyecciones más cortos entre tres, cinco y siete años, en la práctica estos son los periodos de proyección que más se utilizan.

Concepto de: Proyección Financiera

La noción de proyección se emplea de distintas maneras. En este caso, nos interesa su acepción como aquella planificación o previsión que se lleva a cabo en ciertos contextos. Financiero, por su parte, es lo que está vinculado a los negocios, los bancos y la bolsa.
Estas definiciones nos permiten comprender la noción de proyección financiera. Se trata del análisis que se desarrolla para anticipar cuáles serán las eventuales ganancias o pérdidas de un proyecto comercial. A partir de una proyección financiera, un empresario o un emprendedor cuentan con información valiosa para tomar decisiones sobre sus negocios.
La proyección financiera permitirá determinar cuál es el nivel de gastos que puede soportar el negocio, qué monto es conveniente invertir para su desarrollo y cuándo el negocio en cuestión sería rentable si se cumplen las expectativas de ventas, por ejemplo. Los resultados de la proyección incluso podrían indicar que no es conveniente llevar a cabo el negocio.
Lo habitual es que las proyecciones financieras se realicen en base a diferentes escenarios. De este modo, el empresario podrá ir definiendo estrategias para uno u otro contexto.
Las proyecciones financieras son muy importantes a la hora de solicitar financiamiento para un proyecto. Supongamos que un emprendedor se reúne con posibles inversores para solicitar fondos. Este emprendedor realiza una proyección financiera para demostrar que, si recibe el dinero necesario para poner en marcha su proyecto, obtendrá ganancias que permitirán a los inversores recuperar su dinero en pocos meses e incluso obtener utilidades en menos de un año.