BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Definición de Raro

ADS

Raro - Su Significado, Definición y Concepto

Definición y Concepto de Raro

Definición de: Raro

La palabra raro, proviene etimológicamente del latín “rarus” y alude a aquello que esta fuera de lo que estamos acostumbrados a observar, de lo que nos resulta habitual y conocido. Lo raro no se ajusta a nuestros esquemas o modelos, nos sorprende, para bien o para mal. Lo desconocido puede asustarnos, y en este caso solemos apararlo de nosotros, hacerlo a un lado, discriminarlo. En otros casos, lo raro puede ser muy valioso, como sucede con las piedras preciosas o los héroes.

Con respecto a cosas naturales que nos resultan raras, pueden ser: que llueva en el desierto, que nieve en Buenos Aires, o que nazcan siameses.
Culturalmente solemos calificar como raro que alguien vea una nave espacial, que alguien salga sin abrigo en zonas polares, que se produzca una manifestación multitudinaria sin incidentes o que alguien dedique su vida a estar al servicio de los demás.
Personas o animales raros son aquellos que no se comportan del modo que solemos observar, o tienen un aspecto extravagante. Ejemplos: “Ese perro es muy raro, no tiene instinto guardián, a pesar de ser una raza de custodia, no ladra ni se inmuta con la presencia de extraños” o “Es raro ver a un niño que prefiera la compañía de adultos y no le guste jugar” o “Es raro que no te guste esta comida típica” o “Esa mujer es rara, se viste como hace un siglo atrás”.
La cantidad y la calidad de casos que determinan que un fenómeno sea común, o por el contrario, raro es subjetivo, pues lo raro es muy escaso y distinto, términos que no tienen precisión.

Concepto de: Raro

El término raro es un adjetivo calificativo que sirve para caracterizar a un elemento o persona como distinto, diferente, extraño. Normalmente, se considera raro a todo aquello que no sigue las reglas o parámetros comunes. Por ejemplo, es raro que un hombre vista polleras o que un auto tenga forma de televisor. La condición de rareza puede ser social (es decir, compartida por toda la sociedad) o bien individual (es decir, un parámetro perteneciente a una persona particular en relación al modo que ella tiene de entender el mundo o la realidad).
Cuando hablamos de un elemento o persona como raro se tiende a denotar cierto tinte despectivo o peyorativo. Esto tiene que ver básicamente con el hecho de que el ser humano pone ante todo cierta desconfianza o recelo sobre aquello que no entiende o que considera diferente. Lamentablemente, esta actitud es la que ha dado lugar a todos los movimientos racistas y xenófobos de la historia que consideraban que todo aquel que fuera raro era peligroso, amenazante y por tanto debía ser exterminado. En otras palabras, aquel que es raro imprime cierto temor o deconfianza en el resto de las personas que se guían por los parámetros socialmente establecidos.
El término de raro también puede aplicarse a elementos diferentes, únicos, originales, en cuyo caso más que de raro se habla de rareza. Una rareza puede ser una pieza única dentro de un estilo o un elemento muy particular que desentona con el promedio de los demás elementos. Por ejemplo, una lámpara de otra época puede ser hoy en día una rareza ya que seguramente el diseño y la tecnología sean completamente diferentes. Esta noción de rareza tiene un tinte más positivo que la anterior utilización mencionada que se le otorga a la palabra raro. Aquí, la rareza es la que le imprime un valor único al objeto.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada