Definición de Respiración

Respiración - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Respiración y su Importancia

Todos los Seres Vivos que habitan el planeta realizan un conjunto de funciones básicas que recibe el nombre de Ciclo de Vida, teniendo por un lado a la Alimentación como la forma en la cual se incorporan alimentos que mediante sus nutrientes permiten saciar las Necesidades Energéticas diarias, teniendo además a la Relación tanto con individuos de su misma u otra especie como con el medio o entorno que los rodea, y por último la Reproducción que permite continuar con un linaje o una especie a través de engendrar nuevos individuos.

A su vez, estas acciones pueden clasificarse en Actos Voluntarios siendo éstos los que se realizan en forma consciente, dirigiendo voluntad que puede o no estar condicionada por factores externos, y por otro lado tenemos los Actos Involuntarios, siendo estos últimos propios del organismo y que no pueden ser controlados sino que son Funciones Biológicas.
Entre estas funciones, una de las necesarias para poder vivir es justamente la Respiración, teniendo principal funcionamiento en los órganos del Aparato Respiratorio y pudiendo ser realizada de distintas formas dependiendo de como está constituido y distribuido en la especie de ser vivo que estudiamos.
La principal finalidad que tiene la Respiración es la necesidad de incorporar Oxígeno a nuestro cuerpo, el cual es transportado hacia los Pulmones que contienen en su interior a los Alvéolos Pulmonares donde el mismo es llevado luego a hacia la sangre y en conjunción con el Sistema Circulatorio distribuido a través de todo el cuerpo.
En esta zona también se produce un Intercambio Gaseoso a través de los capilares sanguíneos que recibe el nombre de Hematosis, donde se absorbe el Oxígeno hacia la sangre y a su vez se libera el Dióxido de Carbono que también está presente en el aire y que es tóxico para el organismo.
La necesidad de incorporar Oxígeno radica en el cumplimiento de las Necesidades Energéticas, ya que esta sustancia es necesaria para la obtención de energía para que nuestro cuerpo funcione, como también a la Formación y Reparación de Tejidos que ocurre a nivel muscular como también a nivel celular, interactuándo con los Azúcares o Almidón que es obtenido mediante la ingesta de alimentos como principal fuente de energía.
Por otro lado, existen a su vez Organismo Anaeróbicos que no realizan funciones respiratorias relacionadas al Oxígeno, sino que cuentan con un metabolismo que funciona mediante fermentaciones, generalmente generando productos que químicamente responden a la estructura de Alcoholes o Ácidos.

Concepto de: Respiración y Qué es

La respiración es la acción y resultado de respirar; es un proceso mediante el cual los seres vivos absorben y expulsan el aire tomando parte de las sustancias que lo componen.
También es referido al proceso por el cual las células liberan la energía almacenada de alimentos; por medio de una oxidación donde los nutrientes se combinan con el oxígeno del aire para liberar energía útil, y como subproductos también se produce dióxido de carbono y vapor de agua, ésta es conocida como “respiración celular”.
Los animales, al igual que las plantas, necesitan energía para cumplir con todas sus funciones: relación, nutrición, reproducción, circulación, crecimiento, síntesis y metabolismo, y dicha energía es la producida en la respiración.
Los organismos que están formados por una sola célula; es decir, los unicelulares, obtienen el oxígeno directamente del ambiente que los rodea (respiración directa); mientras que los organismos pluricelulares incorporan el oxigeno a través de estructuras anatómicas especializadas, llamadas en su conjunto “aparato respiratorio” (respiración indirecta).
La respiración en los diversos organismos puede ser anaeróbica (ausencia de oxigeno), aeróbica (presencia de oxigeno), cutánea (en la piel), bronquial, traqueal y pulmonar.
El hombre, como todos los vertebrados terrestres, realiza el intercambio de gases en la respiración por medio de membranas delgadas y húmedas que forman sus pulmones, a los cuales les llega el aire a través de las vías respiratorias (fosas nasales, faringe, laringe, tráquea y bronquios).
Al respirar se producen dos acciones principales: la inhalación o inspiración en el cual el aire entra a los pulmones y el proceso inverso o de salida constituye la exhalación. En cada ciclo de inhalación y exhalación los pulmones se expanden y se contraen. El tipo de aire que se inhala es diferente del tipo de aire que exhala, esto se debe a que al respirar se producen cambios muy complicados dentro del cuerpo.
De igual manera, que existe la respiración natural también existe a la artificial. Esta última es un conjunto de técnicas que se usan para que una persona que ha dejado de respirar vuelva a hacerlo por sí misma, ésta consiste en introducir y extraer el aire de los pulmones de dicha persona por medios mecánicos (respiradores artificiales) o por otra persona (boca a boca).

Significado de: Respiración y sus Usos

1. Acción y efecto de respirar: mediante la respiración, los seres vivos toman del aire el oxígeno que necesitan para vivir.
2. Aire que se respira: abre las ventanas, que siento que me falta la respiración.
3. Entrada y salida libre de aire en cualquier recinto cerrado: me tuvieron encerrado en un zulo sin ningún tipo de respiración durante dos días.

Modismos
Respiración acelerada. La que excede de veinticinco inspiraciones por minuto.
Respiración artificial. Procedimiento médico que posibilita que una persona exánime por algún accidente pueda respirar por medios artificiales. Véase Respiración artificial.
Respiración boca a boca. La que se efectúa aplicando la boca sobre la del paciente y espirando fuerte para distender los pulmones.
Respiración cutánea. Cambio de gases entre la piel y la atmósfera, insignificante en el hombre.
Respiración dividida. Tipo respiratorio caracterizado por la existencia de una pausa entre la inspiración y la expiración.
Respiración externa. La que se efectúa en los pulmones con el aire inspirado del exterior.
Respiración interna. Intercambio de gases entre los capilares y los tejidos de todo el cuerpo.
Respiración pueril. Mayor intensidad de los sonidos respiratorios, tal y como ocurre en la infancia.
Respiración sincopal. Aquella en la que cada ciclo está separado del siguiente por un intervalo cada vez más largo hasta la detención final.
Respiración suplementaria. Mayor actividad de un pulmón cuando la del otro ha disminuido.
Sin respiración. [Uso figurado] Muy asombrado, impresionado, asustado o cansado.

Sinónimos
Aspiración, inhalación, respiro, espiración, suspiro, inspiración, aliento, resuello, resoplido, hálito, ventilación, respiradero.

Antónimos
Asfixia, ahogo, ahogamiento, congestión.


(1) [Fisiología] Respiración.

Fenómeno de intercambio gaseoso entre un organismo vivo y su entorno, mediante el cual toma oxígeno (O2) y desprende anhídrido carbónico (CO2) y agua.

En la mayoría de los animales multicelulares, sobre todo en los más cercanos a los vertebrados, se realiza en unas estructuras llamadas órganos respiratorios, tales como branquias o pulmones.

En los animales más evolucionados, el movimiento de gases a través de los tejidos vivos se realiza a través de un fenómeno de difusión pasiva. El intercambio gaseoso respiratorio tiene lugar a través de dos movimientos de fluidos convectivos. Por una parte está el intercambio respiratorio de gases o agua del medio externo a través de las superficies respiratorias externas, conocido como ventilación y por otro, el transporte de fluido celómico o sangre a través de las superficies internas de los órganos respiratorios, o circulación. Son procesos activos que se desarrollan por movimientos ciliares o musculares.

En los animales vertebrados y en muchos invertebrados el medio interno circulante contiene pigmentos respiratorios, como por ejemplo hemoglobina y hemocianina, los cuáles unen reversiblemente O2, CO2 y protones, y aumentan el intercambio gaseoso.

La respiración, en general, puede ser externa, si se realiza a través de la piel o mediante evaginaciones corporales denominadas branquias, como las que han desarrollado los animales marinos; o puede ser interna, si se realiza en el interior del organismo por medio de branquias internas, tráqueas o pulmones, es decir, estructuras encerradas en cavidades corporales que protegen de la desecación de los órganos respiratorios; este tipo de respiración es propia de la mayoría de los organismos terrestres.

Por otra parte, en el mundo animal existen diferentes tipos de respiración, según el tipo de organismo y el ambiente en el que viva. Éstos son respiración traqueal, cutánea, branquial y pulmonar. Todos ellos están incluidos en un tipo de respiración denominada aerobia, puesto que el aceptor final de los electrones es el oxígeno, y los organismos con este tipo de respiración solo son capaces de vivir en presencia de oxígeno molecular. En la respiración anaerobia el aceptor final de electrones es un compuesto inorgánico diferente del oxígeno; este tipo de respiración solo tiene lugar en algunas bacterias. (Véase Respiración celular).

En los vegetales, al igual que en los animales, la respiración expulsa a la atmósfera dióxido de carbono, consumiendo al mismo tiempo oxígeno; en un sentido más amplio y desde un punto de vista más celular, la respiración vegetal consiste en el desarrollo de un proceso metabólico productor de energía, que se realiza en las mitocondrias, y el proceso respiratorio es más intenso cuanto más energía necesita la planta.

En los vegetales inferiores se produce una simple difusión de los gases a través de los tejidos, mientras que en los vegetales superiores la captación del oxígeno se realiza en las hojas, a través de los estomas, los cuales poseen un mecanismo de apertura y cierre, y también se produce en algunas partes leñosas de las plantas.

La respiración es un proceso oxidativo en el que se pierde CO2, y puede considerarse como un fenómeno inverso a la fotosíntesis. Durante el día, la fotosíntesis se ve mas favorecida por la presencia de luz solar, sin embargo durante la noche, la fotosíntesis queda anulada por falta de luz y se favorece la respiración.

Respiración traqueal

El proceso más simple de respiración es la respiración traqueal, propia de la mayoría de los artrópodos terrestres, como los Miriápodos y especialmente de los insectos. En este caso, el aparato respiratorio está formado por unos tubos denominados tráqueas, cuyas paredes están reforzadas de quitina para mantener la consistencia, y que se ramifican en el interior del cuerpo con extensiones cada vez más pequeñas que llegan al interior de las células. Las tráqueas se abren al exterior por medio de los estigmas o espiráculos, situados en el mesotórax y en el metatórax, o también a los lados de los anillos abdominales.

Con estas estructuras se consigue que el aire penetre a través de los estigmas, los cuales se cierran tras el paso del aire; posteriormente, la contracción del abdomen ayuda a que el aire avance por el sistema ramificado de tráqueas, consiguiéndose que el aire llegue hasta las células; luego, los estigmas se abren para que salga el aire cargado de dióxido de carbono.

Este sistema de respiración se ahorra la necesidad de un sistema circulatorio en el que los pigmentos de la sangre se encarguen de repartir el oxígeno a las células, pues aquí el oxígeno llega directamente a las células. La desventaja es que no permite que los animales alcancen un gran tamaño.

Respiración cutánea

Intercambio de gases entre la piel, que funciona como órgano respiratorio, y el ambiente; para ello es necesario que la piel se mantenga constantemente húmeda, y los animales que presentan este tipo de respiración, como numerosas especies de anfibios, tienen una piel muy vascularizada y con gran cantidad de glándulas mucosas que la mantienen húmeda.

Además de los anfibios, en los que la respiración tegumentaria puede ser insuficiente y por ello presentan también pulmones, este tipo de respiración es única en muchos tipos de invertebrados, y en algunos peces, como la anguila, la respiración cutánea es suficiente cuando la temperatura no supera los 15 ºC.

Respiración branquial

Respiración que se realiza mediante unos órganos denominados branquias, capaces de utilizar el oxígeno disuelto en el agua. Es propia de numerosos invertebrados acuáticos, de los peces y de los estados larvarios de los anfibios.

El aparato branquial puede ser externo o interno. Las branquias externas no necesitan que el animal haga circular el agua, pero pueden sufrir daños más rápidamente que las internas, las cuales suelen acompañarse de sifones y diferentes sistemas de conducción del agua.

Uno de los tipos de branquias más simples son las que presentan las estrellas de mar; éstas tienen en la superficie del tegumento unas evaginaciones transparentes, hinchadas de líquidos, que son las branquias o pápulas, y que corresponden a expansiones corporales que atraviesan las placas esqueléticas de los pies ambulacrales. En los gusanos anélidos, el intercambio respiratorio se realiza a través de branquias externas, y los moluscos tienen las branquias en la cavidad paleal. En los crustáceos se da siempre una respiración branquial, a excepción de un pequeño grupo de isópodos terrestres, y las branquias son modificaciones de los apéndices (exopodios), a modo de proyecciones plumosas y generalmente cubiertas por el caparazón. Sin embargo, los isópodos anteriormente mencionados desarrollan en los exopodios estructuras especiales llamadas tubos aeríferos.

En los vertebrados las branquias son faríngeas, pero las hendiduras branquiales de los elasmobranquios (rayas y tiburones) están descubiertas, mientras que en los peces óseos u osteíctios las branquias están cubiertas por un opérculo. El mayor desarrollo del aparato branquial se encuentra en los peces Teleósteos.

Respiración pulmonar

Respiración que se realiza mediante los pulmones. El intercambio de gases se hace con el sistema circulatorio y no con el medio externo al organismo.

Es propia de los vertebrados aéreos, tales como mamíferos, aves y reptiles, y de los anfibios adultos. Sin embargo, algunos invertebrados, como los caracoles gasterópodos, arañas y escorpiones también son pulmonados, pero se trata de un pulmón sin mecanismo de ventilación que opera por simple difusión; por lo tanto, son poco eficaces.

Algunos peces, como los Dipnoos, también poseen pulmones, pero son complementarios de las branquias, y el pulmón presenta una ventilación muy primitiva; en ellos el pulmón recibe el nombre de vejiga natatoria, órgano que presentan actualmente muchos peces Teleósteos y en los que cumple función respiratoria e hidrostática. De hecho, se piensa que en los dipnoos (que datan del Devónico) está el origen biológico de la respiración pulmonar.

Los pulmones más evolucionados poseen cavidades internas vascularizadas, con muchos lóbulos y pliegues que aumentan la superficie interna respiratoria y mejoran la ventilación.