Definición de Temperatura

Temperatura - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Temperatura y su Importancia

Se denomina temperatura a la energía interna de cualquier sistema que se rige por las leyes de la termodinámica. Esta energía que forma parte de la temperatura se denomina cinética, que es la energía producida por el movimiento, que a su vez genera calor, y este calor permite indicar la temperatura de un cuerpo determinado. La temperatura de un cuerpo puede ser medida mediante un aparato especial diseñado y desarrollado para tal fin: el termómetro. Las partículas, mediante el movimiento, generan calor, lo cual se traduce de manera inmediata en variaciones de la temperatura del cuerpo.

Como decíamos antes, la temperatura se mide entonces con aparatos especialmente diseñados para medirla, y esos aparatos se denominan termómetros. El termómetro está calibrado, según la escala a la cual pertenezca para medir la temperatura. Dentro del Sistema Internacional de Unidades, la unidad de medida de la temperatura es la escala Kelvin, cuyo símbolo es K. Ésta unidad de medida es utilizada en ámbitos científicos, pero no de manera cotidiana. Sin embargo, en ámbitos cotidianos las escalas utilizadas son otras: en Europa y América Latina se utiliza la escala Celsius, cuyo símbolo es C; mientras que en Estados Unidos la escala de medición de temperatura es Farenheit, simbolizada con la letra F.
En este sentido, la temperatura, como propiedad física de todo cuerpo, indica ausencia o presencia de calor. A su vez, es una propiedad intensiva, porque la cantidad no depende del tamaño del sistema o cuerpo, sino que se trata de una propiedad inherente a ese cuerpo o sistema, sin importar la cantidad o tamaño de las partículas del material que la componen.
Los seres humanos y muchos animales tienen la capacidad de regular su temperatura de manera natural, es decir, no necesitan de ninguna fuerza ni voluntad para adaptarse al ambiente externo, si no que realizan este proceso de manera involuntaria. Por ejemplo, si estamos acostumbrados a vivir en un lugar donde la temperatura gira alrededor de los 25 grados, y nos trasladamos a un espacio donde la temperatura roza el grado cero, nuestro cuerpo comenzará a adaptarse por metabolismo natural a ese ambiente. En cambio, otros cuerpos, como algunos insectos, deben voluntariamente lograr la regulación de temperatura. Por ejemplo, un insecto para sobrevivir a una temperatura de 40 grados, deberá trasladarse hasta encontrar un espacio alejado de los rayos del sol, como debajo de una roca, donde la temperatura pueda ser menor.

Concepto de: Temperatura y Qué es

La temperatura es aquella propiedad física o magnitud que nos permite conocer las temperaturas, es decir, nos da una acabada idea de cuanto frío o calor presenta el cuerpo de una persona, un objeto o una región determinada. Entonces, si le medimos la temperatura a un objeto caliente este tendrá una temperatura mayor. La temperatura está íntimamente relacionada con la energía interna del sistema termodinámico de un cuerpo, en tanto, esta energía, a su vez, está relacionada con el movimiento de las partículas que integran ese sistema, de lo que se desprende que a mayor temperatura de ese sistema sensible, la temperatura de ese cuerpo u objeto será mayor.
La única y más precisa forma de medir la temperatura es a través de un termómetro, el o los cuales pueden estar calibrados según diversas escalas de medición de la misma. La unidad de temperatura en el sistema internacional de unidades es el Kelvin, en tanto y fuera de un contexto científico nos encontramos con el uso de otras escalas como ser la escala Celsius o centígrada y en aquellos países de origen anglosajón la Fahrenheit.
Un concepto estrechamente vinculado al de la temperatura es el de sensación térmica, porque contrariamente a lo que muchos creen el calor o el frío que percibimos estará determinado por la sensación térmica que con la temperatura real. Por eso en épocas de mucho frío o de mucho calor, se suele prestar más atención y hacer mayor hincapié en la sensación de frío y de calor que impera más que en la temperatura real que capaz no nos dice realmente lo que nuestro cuerpo siente.
Entonces, la sensación térmica es la forma en la cual el cuerpo humano percibe la temperatura de los objetos y del entorno, aunque obviamente esta medición es mucho más compleja y estará supeditada y permeable a diferentes sensaciones, es posible simular en un termómetro la sensación térmica tal cual la percibe un cuerpo humano.

Significado de: Temperatura y sus Usos

1. [Física] Estado calorífico o nivel térmico del calor en un cuerpo.
2. [Familiar] Grado de calor del cuerpo humano o de los animales: pon el termómetro al niño para ver su temperatura.

Modismos
Temperatura ambiente. La de la atmósfera que rodea a un cuerpo.
Temperatura crítica. La máxima en que pueden coexistir las fases líquida y gaseosa de un fluido.
Temperatura de Curie. Temperatura a la que un material ferromagnético cambia a paramagnético.
Tener temperatura. Tener fiebre.

Sinónimos
Fiebre, calentura, décimas.

(1)[Física] Temperatura.

Función termodinámica de estado que representa el nivel de energía calorífica de los cuerpos, susceptible de ser comunicada del cuerpo que presenta mayor energía, llamado caliente, al de menor energía, llamado frío. Se define de forma puramente operacional mediante un criterio de medida y una escala termométrica. Esta energía calorífica es la manifestación de la energía cinética de las partículas, átomos y moléculas, de que está compuesto el cuerpo en cuestión.

Cuando se comunica energía calorífica de un cuerpo a otro, se emplea cierta cantidad de calor en efectuar un trabajo, normalmente de dilatación, y el resto en incrementar su temperatura, esta última componente relacionada directamente con aumentar la energía cinética, ya sea de traslación o de vibración, de los átomos y moléculas que lo componen.

Es, por tanto, la temperatura una magnitud intensiva con la que no es posible utilizar un patrón como unidad de medida. Por esta razón la medición de temperaturas deben basarse en la evaluación de otro tipo de magnitudes físicas cuando ganan o pierden energía calorífica, tales como el incremento o disminución de volumen o presión, la resistencia eléctrica de los metales conductores, la tensión de contacto de dos metales distintos o la susceptibilidad magnética de ciertas sales paramagnéticas.

La energía calorífica se transmite desde los cuerpos fríos a los calientes hasta que se alcanza un estado de equilibrio y cesa la transmisión. Aceptando la hipótesis de que este equilibrio se caracteriza por que la temperatura de ambos cuerpos es la misma, se puede enunciar el llamado por R. H. Fowler principio cero de la termodinámica: "dos sistemas en equilibrio térmico con un tercero están en equilibrio térmico entre sí", es posible entonces ordenar la temperatura de los cuerpos de forma gradual, de modo que cada uno esté más caliente que el que le precede, utilizando un mismo cuerpo patrón para realizar medidas de temperatura por contacto. Dado que, salvo casos excepcionales, un aumento de energía térmica se encuentra acompañado de un aumento de volumen, se puede tomar la diferencia de dilatación como medida de la diferencia de temperatura. Este cuerpo patrón o termómetro que se dilata se puede dividir arbitrariamente en un número igualmente arbitrario de partes iguales, definiendo una escala termométrica. Así, tomando como valor cero la temperatura del hielo fundente y como 100 la temperatura del agua en ebullición se establece la escala centígrada o Celsius. Fahrenheit adoptó como cero la temperatura fundente de una mezcla de agua y sal amoníaco y como 212 la temperatura del agua en ebullición.

Escalas termométricas.

Para definir una escala termométrica se elige una función cualquiera que establezca la correspondencia entre la magnitud física observada y la temperatura, t = f (x), que por comodidad suele tomarse lineal, t = af + b. La pendiente a y la ordenada en el origen b pueden determinarse definiendo arbitrariamente la temperatura de dos estados reproducibles de algún sistema patrón.

Escala termodinámica.

En una máquina térmica que siga un ciclo de Carnot parte del calor se transforma en trabajo y el resto se comunica del foco caliente al foco frío. Debido a la forma del ciclo, el cociente entre la parte comunicada entre focos y la total es independiente de los estados intermedios de las sustancias empleadas, y depende únicamente de las temperaturas inicial y final según la relación

Q/Q' = T/T'.

La identidad entre la escala termodinámica y la escala del gas perfecto se asegura atribuyendo a un punto físico determinado el mismo valor en ambas escalas. Con este fin, la conferencia general de pesos y medidas de 1954 decidió, de forma arbitraria, tomar como punto fijo el llamado punto triple del agua, aquel en el que coexiste en sus tres estados de agregación (sólido, líquido y vapor), que se verifica únicamente a una persión y temperatura determinadas, y asignar arbitrariamente el valor de 273,15 a su temperatura. Esta convención equivale a definir como unidad la fracción 1/273.15 de la temperatura termodinámica del punto triple del agua. La unidad así formada se llama Kelvin, y se representa por K, pudiendo obtenerse en relación a la temperatura centígrada mediante la relación

ºC = K - 273.15

El grado centígrado es igual al Kelvin, y la temperatura de fusión del agua es 0.01º C. Esta definición fue también adoptada por la conferencia general de pesos y medidas de 1968 como la Escala Internacional Práctica de Temperaturas.