Cuál es el Significado de Franquicia. Concepto, Definición, Qué es Franquicia


Definiciones y Conceptos de Franquicia

Definición de Franquicia

La franquicia es la práctica de utilizar el modelo de negocios de otra persona. La franquicia es una palabra de derivación anglo-francesa - de Franc- se utiliza tanto como un sustantivo o como verbo (transitivo). El diccionario de la Real Academia Española (vigésima segunda edición) lo define en su acepción segunda como una "concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial, otorgada por una empresa a una o varias personas en una zona determinada."
Una franquicia es un acuerdo entre el "franquiciador" o "franquiciante" y el destinatario o "franquiciado" por virtud del cual el primero cede al segundo la explotación de una franquicia. Hay varios elementos importantes que componen la "franquicia". Por una parte la marca comercial que distingue el franquiciador, un determinado "saber hacer" (o know-how) y la formación impartida a los franquiciados. A cambio de la cesión, el franquiciador recibe una regalía, royalty o canon que podrá retribuir la cesión de la marca comercial, el know-how cedido y la tasa de formación y asesoramiento.
La franquicia se concede, por lo general, por un período determinado y para un determinado "territorio". Puede ser una franquicia exclusiva o no exclusiva. Varios tangibles e intangibles, tales como servicios de apoyo nacionales o internacionales de publicidad, formación, y otros se hacen disponible comúnmente por el franquiciador. Los acuerdos suelen durar entre cinco y treinta años, con la posibilidad de cancelación o terminación anticipada mediante un preaviso. El incumplimiento de las cláusulas contractuales suele acarrear consecuencias graves para los franquiciados.
La franquicia ha existido por muchos siglos, pero no llegó a la fama hasta la década de 1930 en los Estados Unidos, cuando el establecimiento de la electricidad, los vehículos y, en la década de 1950, el sistema de la autopista interestatal ayudó a impulsar el establecimiento de franquicias, en especial la franquicia basada en venta de alimentos o establecimientos de servicios. Según la Asociación Internacional de Franquicias aproximadamente el 4% de todos los negocios en los Estados Unidos son franquicias.

Concepto de Franquicia

El concepto de franquicia es un concepto que se utiliza en el mundo de los negocios y que hace referencia a un tipo de actividad económica comercial que toma el modelo exitoso de alguna empresa y lo reproduce en otra región con el fin de obtener resultados ya probados y más o menos controlables. Las franquicias pueden ser muy benéficas pero también problemáticas: mientras que una franquicia otorga al emprendedor el nombre y la confianza que la marca ya posee sin que se deba empezar de cero, también se debe pagar lógicamente un derecho a poder usar el nombre de la empresa exitosa, lo cual en algunos casos puede ser bastante caro. Las franquicias se consideran un elemento característico del fenómeno de la globalización porque significa que una empresa particular puede ser reproducida bajo iguales condiciones en diversas partes del mundo.
La franquicia es básicamente tomar el modelo de una empresa exitosa y usarlo para que una persona comience su propio negocio. Así, el emprendedor paga el derecho de usar una marca, un nombre y una trayectoria que cuenta con propios clientes, lo cual lo libera de tener que crear todo un número de clientes propios. Además, las franquicias se suelen realizar con empresas o marcas que tienen un alto nivel de éxito y que son reconocidas a gran escala, por lo cual el emprendedor comienza su negocio con ciertos beneficios. Ejemplos claros de franquicias son las cadenas de comida rápida como McDonald’s, cafeterías como Starbucks o de otros servicios como Blockbuster.
Las franquicias permiten que una empresa surgida en un punto específico del planeta pueda ser reproducida exactamente igual en cualquier parte del mundo ya que la empresa madre se encarga de generar el mismo perfil, el mismo espacio, el mismo producto en todas partes del mundo, haciendo entonces que el nuevo emprendedor cuente con un producto o servicio confiable y reconocido.

Definición de Franquicia

El vocablo franquicia posee múltiples usos, aunque hay que decir que todas las acepciones se encuentran relacionadas. Se trata, por ejemplo, del permiso que le otorga a alguien los derechos para explotar un producto, una marca o una actividad. Esta concesión la puede dar una compañía a uno o más individuos en un área específica.
Al adquirir la franquicia, la persona puede explotarla comercialmente pero respetando una serie de términos y condiciones. De esta manera, se beneficia al contar con un negocio que suele ser reconocido por los consumidores. Las franquicias conservan la misma calidad de productos y servicios en todas sus sucursales. La tienda de comida rápida McDonald’s es una de las franquicias más conocidas y garantiza que el cliente dispondrá del mismo tipo de comida en cualquiera de sus restaurantes a nivel mundial.
El franquiciante es quien concede la franquicia al franquiciado. Para esto, lo autoriza a utilizar la licencia de una marca y sus métodos de negocio a cambio de una regalía o de una tarifa periódica.
Los equipos de la NBA, por ejemplo, son franquicias. A diferencia de los clubes que existen en la mayor parte del planeta, estos equipos son marcas cuyo dueño puede venderlas o mudarlas de una ciudad a otra. El objetivo de una franquicia de la NBA, por lo tanto, es obtener éxito deportivo, pero también beneficios económicos.
Por otra parte, una franquicia es la excepción con la cual se beneficia a alguien evitando el pago de los derechos correspondientes a los productos que ingresa o saca del país, o por el usufructo de un determinado servicio de alcance público. También se conoce como franquicia al costo mínimo del daño que acepta cubrir el asegurador al firmar un contrato de seguro.
Claves para escoger la mejor franquicia
Cuando se desea emprender un negocio o proyecto escoger el nombre adecuado para conseguir una buena promoción del mismo y por ende el éxito en tal emprendimiento, es fundamental. Existen muchos consejos que pueden ser útiles para tal acción, y aquí presentamos algunos de ellos.
Antes de empezar hay que tener presente que la inversión es algo prioritario a la hora de montar una empresa, pero también lo es saber mirar hacia el futuro y comprender qué actividad o sector en el mercado tendrá un espacio asegurado en el mundo mercantil y qué marca podrá tener el éxito medianamente asegurado. Para ello es fundamental que el emprendedor se informe detalladamente y no se deje arrebatar por las modas; tener acceso a datos del estudio del mercado es esencial para poder plantearse un emprendimiento factible.
Las posibilidades del emprendedor a la hora de escoger una franquicia son muchas, y con la crisis económicas se ha flexibilizado la financiación hacia proyectos que impliquen una seguridad de éxito, sobre todo aquellos que están respaldados por marcas de prestigio.
En una franquicia, la inversión es uno de los puntos de partida que deben contemplarse y analizarse detalladamente; la misma debe ajustarse a las necesidades del emprendedor, puesto que posiblemente de ella dependa para llevar a cabo sus planes empresariales. De todas formas, uno de los consejos más comunes es que se disponga de al menos un 30% en recursos propios a fin de evitar endeudarse excesivamente. Por otro lado, el negocio por el negocio no funciona; es necesario sentirse atraído al sector para poder recoger logros que vayan más allá de lo económico e inspirar seguridad a los consumidores.
El emprendedor debe conocer claramente las peculiaridades del sistema; por ejemplo si se monta una tienda dentro de una cadena las posibilidades de salir adelante son mayores al comenzar a formar parte de un negocio ya acreditado, reduciendo los riesgos. Sin embargo presenta desventajas como el recorte de la libertad, ya que se deben seguir ciertas reglas pautadas al inicio de la colaboración y el dueño de una tienda no tiene poder para realizar cambios, por apropiados que los considere. Por eso, es fundamental estar al tanto de todas las obligaciones que se adquieren, como el pago por regalías, las condiciones de asistencia, la previsión de resultados, y todo lo concerniente al nuevo emprendimiento.
Saber escoger el sector y la marca es clave para comenzar a paso apresurado y manifestar un crecimiento irrevocable; seguramente los sectores más firmes son los de la estética y la restauración. Los menos recomendables son aquellos que pueden asegurar éxito temporal, como es el caso del inmobiliario, el cual en los últimos años ha caído en picada.

Concepto de Franquicia

Una franquicia es una sucursal de una gran distribuidora de bienes y servicios. Las franquicias se conocen desde la antigüedad como la concesión que da el dueño de un negocio a un tercero con el fin de distribuir y obtener ganancias de la venta, teniendo estos derechos y permisos para la distribución de productos o servicios. De este derecho, no solo se obtiene el nombre de la distribuidora, sino que también el enlace para próximos negocios que se desarrollen.
El dueño de la central o “El Franquiciador” transfiere todos sus sistemas operativos, conocimientos técnicos, sistemas de comercialización, sistemas de formación, métodos de gestión y toda la información pertinente para que la sucursal comience a funcionar. También capacita al nuevo inversionista o “Franquiciado” y le proporciona formación y apoyo durante toda la vida del Acuerdo de Franquicia.
El Franquiciador ya con experiencia en la materia, le ofrece al Franquiciado la máxima garantía de ganancias, le indica las estrategias y mejores lugares para colocar el negocio, Su concepto debe tener un grado alto de sistematización. La franquicia debe brindar oportunidades, no generar problemas, es por eso que el dueño debe crear sistema que haga más fácil el trabajo de su nuevo socio, reflejando así experiencia y seguridad. Pero así como el Franquiciador debe garantizar que el Franquiciado este “Cómodo” también debe vigilar que la sucursal de su empresa cumpla con lo establecido en los acuerdos.
La palabra Franquicia viene ya de la Edad Media, significando un privilegio o un derecho. Entonces, el soberano o señor local, otorgaba el derecho a ocupar los mercados o las ferias, o para cazar en sus tierras. Con el tiempo las normas que rigen las franquicias se convirtieron en parte de la Ley Común de Europa. Este formato de negocio es uno de los más populares y sustentables del momento. Grandes empresas han sobrevivido los embates de la crisis económica gracias a la expansión que se genera a partir de la generación de distintos puntos de distribución.

Definición de Franquicia

La palabra franquicia proviene de “franco” pueblo bárbaro que ocupó Francia, y gozaban de privilegios, como el de no pagar impuestos. De allí que franquicia aluda a concesiones o libertades, especialmente de pagos o tributos, por ejemplo las franquicias aduaneras, para no pagar por la importación o exportación de productos.
El franchising o en castellano franquicia, es una estrategia que utilizan las empresas para expandirse, a través de laapertura de nuevos locales con su marca, en una determinada zona, pero que son depropiedad de otras personas. Esto les permite lograr el objetivo de posicionarse en el mercado sin inversiones (ya que los locales son de otros) y quedarse con unporcentaje de las ganancias de éstos.
La relación entre el dueño de la marca (llamado franquiciante) y el del local (llamado franquiciado), comercialmente independientes se estable de modo contractual y colaborativo. A través de este acuerdo, que en general tiene un plazo, el franquiciante entrega al franquiciado, la mercadería de su marca, ya impuesta en el mercado, lo que asegura un cierto prestigio, y la imagen que asemeja a ese local a todos los del resto de la cadena, para que se muestren unificados, como si fueran sucursales, a cambio de un porcentaje de las ventas. Puede convenirse que la venta sea de modo exclusivo o no. Comprende además de la marca, otras denominaciones comerciales, diseños, rótulos, modelos, etcétera.
Son ejemplos de esta modalidad empresarial, McDonald’s, Pizza Hut, Subway o Habana.
Además de estas franquicias comerciales, también las hay de servicios, industriales o de distribución.