Cuál es el Significado de Producto. Concepto, Definición, Qué es Producto

Que es: "Producto" ‒Definiciones y Conceptos-

Concepto de Producto en la Wikipedia Encyclopedia

Un producto es cualquier cosa que se puede ofrecer a un mercado para satisfacer un deseo o una necesidad. El producto es parte de la mezcla de marketing (también conocido como "Marketing Mix" o "Las cuatro P") de la empresa, junto al precio, distribución y promoción.
En marketing se entiende por producto
• Bienes o productos físicos: son todos los elementos tangibles.

• Servicios: son intangibles, son inseparables (se producen y consumen al mismo tiempo), son variables.
• Personas: se aplica a los profesionales de distintas áreas, por ej: actores.
• Lugares: como ciudades, países; parques o determinadas áreas geográficas.
• Instituciones: por ejemplo universidades, fundaciones, empresas (no sus bienes o servicios), etc.
• Ideas: abarca a proyectos de negocios, proyectos sociales, hasta proyectos internos dentro de una organización, también se comunican y venden.
• Experiencias: por ejemplo: travesía por una selva virgen.

Definición de Producto

producto2
El término producto, de acuerdo al contexto en el cual se lo utilice puede referir a diversas cuestiones.
Por ejemplo, a instancias del marketing, un producto será cualquier objeto plausible de ser ofrecido a un mercado que a través de él satisfacerá algún deseo o necesidad.
Pero un producto en este sentido es un poco más que un objeto físico, ya que el mismo reúne un conjunto de satisfacciones y beneficios que los consumidores percibirán inmediatamente cuando lo compran, ya que se suman atributos físicos, psicológicos, simbólicos y de servicio.
En un producto se podrán detectar fácilmente tres aspectos que lo definirán como tal, los esenciales, que son aquellos determinados por el uso, por la reducción de problemas que supone adquirirlos y por los beneficios psicológicos, como ser la mejora de la imagen, que pueden ofrecerle al consumidor.
Luego nos encontramos con aquellos beneficios tangibles que nos ofrecerá el producto, como ser la marca, la protección del embalaje y del envase y la información adicional que se puede encontrar en la etiqueta y por supuesto los atributos físicos que tiene el mismo.
Y finalmente los beneficios de servicio o de producto extendido, como ser la garantía, el mantenimiento, la instalación, la entrega y las condiciones de pago favorables a las disponibilidades del consumidor. Y entre los tipos de productos nos podremos encontrar con productos industriales, de compra, de consumo, ilegales, de conveniencia, de impulso, perecederos, entre otros.
Por otro lado, para la química, un producto es el resultado de una reacción química o cambio químico, en el cual una o más sustancias y como consecuencia de un factor energético, se transforman en otras sustancias. Las sustancias pueden ser tan solo elementos o bien compuestos. Un ejemplo es el de la formación del óxido de hierro, que surgirá de la reacción del oxígeno de aire con el hierro.
Además, el término producto ostenta una especial significación y participación en un contexto matemático porque así se denominará al resultado de una de las operaciones matemáticas por excelencia como es el caso de la multiplicación, es decir, la palabra producto es utilizada por una buena cantidad de gente como un sinónimo del término producto.
En tanto, cuando en lógica se habla de producto, de lo que se está hablando es del resultado de la conjunción de diferentes proposiciones que exigirá que cada una sea verdadera para que el producto lo sea también.

Definición de Producto


Del latín productus, se conoce como producto a aquello que ha sido fabricado (es decir, producido). Esta definición del término es bastante amplia y permite que objetos muy diversos se engloben dentro del concepto genérico de producto. De esta manera, una mesa, un libro y una computadora, por ejemplo, son productos.
El marketing establece que un producto es un objeto que se ofrece en un mercado con la intención de satisfacer aquello que necesita o que desea un consumidor. En este sentido, el producto trasciende su propia condición física e incluye lo que el consumidor percibe en el momento de la compra (atributos simbólicos, psicológicos, etc.). El producto no material, por su parte, se denomina servicio. Por ejemplo: una computadora (ordenador) y un módem son productos; la conexión a Internet es un servicio.
Los productos tienen un ciclo de vida. Cuando son lanzados al mercado, las empresas deben realizar grandes inversiones en publicidad para que la gente conozca el producto. Cuando éste alcanza el éxito, experimenta una fase de crecimiento. Después llega la etapa de madurez (la mayoría de los consumidores potenciales ya han comprado el producto) y, finalmente, la decadencia (la demanda se reduce al mínimo).
En las matemáticas, el producto es una noción aritmética que señala la cantidad resultante de una multiplicación: 8 x 4 = 32. En este caso, 32 es el producto de multiplicar 8 por 4.
Las cantidades que se multiplican reciben el nombre de factores. El multiplicando es la cifra a sumar, mientras que el multiplicador señala la cantidad de veces que hay que sumar el multiplicando.
Mercadotecnia y productos
En la mercadotecnia se habla de producto para referirse al conjunto de atributos tangibles fácilmente identificables donde se incluyen color, precio, fabricante, empaque, etc, y que poseen un nombre que cualquier persona puede comprender.
Los atributos de cada producto son aquellas características que motivan a consumidor a probarlo; por ejemplo, si se habla de automóviles uno de los principales atributos es la marca, pues un apasionado de Chevrolet difícilmente se compre un Ford. Pero además de la marca, los productos poseen otras cualidades que los distinguen aún más, como su diseño, color, tamaño y utilidad, y en este punto es necesario señalar que aunque entre dos elementos existan pocas diferencias, por mínimas que éstas sean, se habla de dos productos diferentes.
Un producto no necesariamente es algo físico y tangible; con que proporcione la satisfacción a los deseos de los clientes es suficiente. Puede tratarse por tanto de un servicio, una idea o incluso un lugar. Por ejemplo, el producto de un hotel es proporcionar beneficios en lo que respecta al descanso y los servicios relacionados.
Se dice que un producto es innovador cuando revoluciona la forma de entender una determinada actividad o servicio que posibilite, por ejemplo, una mejora en la calidad de vida de los consumidores; puede ser tanto un nuevo tratamiento contra el cáncer como productos que sustituyen a otros necesarios pero que no son del todo sanos, como ser las comidas ricas en sojas y vegetales como sustituto de las que llevan carne.
Los productos pueden clasificarse en tres grupos diferentes, teniendo en cuenta su durabilidad y tangibilidad:
* Bienes no duraderos: son productos tangibles que se consumen con el uso (bebidas, jabón, sal, etc);
* Bienes duraderos: aquellos productos tangibles que, si bien sufren un desgaste, no tienen un tiempo de vida limitado (refrigeradores, herramientas y ropa);
* Bienes de consumo: aquéllos que compran los consumidores finales para consumo propio;
* Bienes básicos: productos que los consumidores compran regularmente;
* Bienes industriales: los que se compran para ser utilizados en el manejo de una empresa. La diferencia entre éstos y los bienes de consumo radica en la finalidad por la se adquiere cada uno; por eso, un mismo producto puede convertirse en un bien industrial o de consumo: una freidora que se adquiere para uso familiar es un bien de uso, aunque si se la compra para utilizar en un restaurante se convierte en un bien industrial.

Definición de Producto

Producto
Un Producto es todo aquello que puede ser utilizado con un fin en específico. Es el resultado de una serie de procedimientos para armar, construir, fabricar y elaborar algún objeto con una función útil para las personas. Producto es una palabra netamente genérica la cual describe el logro de una cadena de pasos de fabricación. Existe un concepto matemático que no se aleja mucho de lo ya expuesto, pues un producto es todo aquel resultado de una operación cualquiera, la aplicación de las matemáticas en campos más específicos y técnicos nos muestran el producto como el proceso de multiplicación, sin embargo, esto puede ser considerado un modismo de aplicación. El producto también es la ganancia obtenida de un negocio, se mantiene la relación de este pues genera una ganancia estable, es una suma producto de una operación, por lo que todo lo resultado de esta es producto, es ganancia.

El marketing establece que los productos son los elementos fabricados con el destino de satisfacer al cliente. El producto es aquel elemento fundamental en las empresas manufactureras, las cuales producen grandes cantidades de productos con el fin de cubrir una demanda por parte del consumidor, es importante resaltar la innovación que se mantiene en constante movimiento en la relación del producto con el consumidor, esto sucede con el fin de mantener al cliente fiel al producto que la empresa distribuye, esto contribuye de varias maneras a las empresas, pues mantienen siempre joven la línea de producción y la fascinación del cliente por el producto. El marketing se encarga de la distribución de los productos, estos deben causar un impacto en la sociedad favorable para la realización de una cadena productiva de este, es importante mantener al cliente satisfecho con lo que se le está ofreciendo.
Desde un punto de vista más genérico obtenemos que los productos son extraídos de la naturaleza, es imperioso para una comunidad que intenta como sociedad manufacturar algo para desarrollar un producto, extraer del planeta los elementos necesarios para armarlo, nada resulta de la nada por lo que es necesario un control sistemático en la elaboración de productos, en este control se añade el propósito de devolverle a la tierra lo que le fue quitado, de la misma manera o de mejor forma, esto con el fin de mantener una estabilidad propia de la generación.

Concepto de Producto


El producto es el resultado material o inmaterial de un proceso creativo. El creador del producto puede ser la naturaleza, como la tierra de donde surgen los productos agrícolas o el hombre, que fabrica por ejemplo, utensilios. Algunos autores, sobre todo en materia religiosa, distinguen entre crear, que es algo que se realiza de la nada, como la creación del mundo, y producir, donde se utilizan materias primas ya existentes y creadas.
También se denomina producto a lo obtenido de la venta o alquiler de cosas o servicios.
El producto destinado al consumo es un bien (auto, bicicleta, carpetas, libros, pan) o servicio (atención médica, hotelería, turismo) que se ofrece en el mercado, destinado a su adquisición, uso o consumo gratuito o por un precio, para satisfacer necesidades de las personas. Es la oferta que realiza la empresa o persona oferente, por ejemplo un político, destinada a ser captada por la demanda de la clientela.
En el proceso de elaboración o fabricación de un producto tangible, deben establecerse cómo va a ser, o sea, sus características físicas, su envase o packaging, su calidad, su marca, y sus distintas presentaciones, por tamaño o características diferenciales: por ejemplo, jabones para piel grasa o seca, champúes para la caspa o para cabellos dañados o teñidos, etcétera. De todas estas cuestiones sobre el producto a elegir y sus condiciones para ser atractivo para la clientela, se ocupa el marketing.
En matemática, se denomina producto al resultado de la multiplicación.
En química se llama producto a las sustancias resultantes de la combinación de reactivos, como consecuencia de una reacción de tipo química.
En biología se dice que son productos de desecho los que no le sirven al organismo y son eliminados por él. Entre estos productos de desecho encontramos a la orina, al sudor, las heces y el dióxido de carbono.

Concepto de Producto


Producto es la cosa producida. Existe una gran cantidad de productos de distintas características y generalmente se utilizan para satisfacer alguna necesidad. En marketing y sobre todo, durante los últimos años, se ha categorizado como una de las cuatro variables importantes a considerar para lograr una estrategia comercial exitosa.
Tenemos tres sectores básicos de los cuales se obtienen productos: 1) primario, aquellos productos que provienen directamente de la agricultura, silvicultura y minería; 2) secundario, pertenecientes a la manufactura; y 3) terciario, relativos a los servicios.
Uno de los usos básicos más conocidos es el que refiere, en términos matemáticos, al resultado de la multiplicación de dos números o matrices. Encontraremos por ejemplo, que un producto de potencias, para multiplicar potencias de la misma base se deberá dejar la misma base y sumar los exponentes. Y para multiplicar varias potencias del mismo exponente, se multiplicarán las bases y se dejará el mismo exponente.
Para cualquier país, es importante conocer en qué estado se encuentra su “producto nacional”. Este, es el valor producido por una economía nacional (dentro o fuera de sus fronteras) durante un período determinado, generalmente un año.
El producto nacional suele calcularse a partir del producto bruto interno, es decir, del valor global de los resultados obtenido en el propio país, al que se suman los resultados obtenidos en el exterior del pais. De dichos datos puede establecerse si un año ha sido económicamente rentable o ha sufrido una caída productiva.
En la fabricación de los productos, se denomina producto acabado, a aquel que ha pasado por todos los procesos de fabricación y se halla dispuesto para ser vendido a otras empresas, al comercio o al consumidor final. Los productos acabados se contabilizan a un precio de costo en el balance anual, una vez inventariados.