Cuál es el Significado de Ductilidad - Concepto, Definición, Qué es Ductilidad

ADSBYGOOGLE

Ductilidad – Su Definición y Conceptos


Ductilidad – Definición de Ductilidad, Concepto de Ductilidad, Significado de Ductilidad

1. Concepto de Ductilidad

La ductilidad es una propiedad que presentan algunos materiales, como las aleaciones metálicas o materiales asfálticos, los cuales bajo la acción de una fuerza, pueden deformarse sosteniblemente sin romperse, permitiendo obtener alambres o hilos de dicho material. A los materiales que presentan esta propiedad se les denomina dúctiles. Los materiales no dúctiles se clasifican de frágiles. Aunque los materiales dúctiles también pueden llegar a romperse bajo el esfuerzo adecuado, esta rotura sólo se produce tras producirse grandes deformaciones.
En otros términos, un material es dúctil cuando la relación entre el alargamiento longitudinal producido por una tracción y la disminución de la sección transversal es muy elevada.
En el ámbito de la metalurgia se entiende por metal dúctil aquel que sufre grandes deformaciones antes de romperse, siendo el opuesto al metal frágil, que se rompe sin apenas deformación.
No debe confundirse dúctil con blando, ya que la ductilidad es una propiedad que como tal se manifiesta una vez que el material está soportando una fuerza considerable; esto es, mientras la carga sea pequeña, la deformación también lo será, pero alcanzado cierto punto el material cede, deformándose en mucha mayor medida de lo que lo había hecho hasta entonces pero sin llegar a romperse.
En un ensayo de tracción, los materiales dúctiles presentan una fase de fluencia caracterizada por una gran deformación sin apenas incremento de la carga.
Desde un punto de vista tecnológico, al margen de consideraciones económicas, el empleo de materiales dúctiles presenta ventajas:
• En la fabricación: ya que son aptos para los métodos de fabricación por deformación plástica.
• En el uso: presentan deformaciones notorias antes de romperse. Por el contrario, el mayor problema que presentan los materiales frágiles es que se rompen sin previo aviso, mientras que los materiales dúctiles sufren primero una acusada deformación, conservando aún una cierta reserva de resistencia, por lo que después será necesario que la fuerza aplicada siga aumentando para que se provoque la rotura.
La ductilidad de un metal se valora de forma indirecta a través de la resiliencia.
La ductibilidad es la propiedad de los metales para formar alambres o hilos de diferentes grosores. Los metales se caracterizan por su elevada ductibilidad, la que se explica porque los átomos de los metales se disponen de manera tal que es posible que se deslicen unos sobre otros y por eso se pueden estirar sin romperse.

2. Definición de Ductilidad

La ductilidad es una propiedad muy frecuente de encontrar en algunos materiales tales como aleaciones metálicas o material asfáltico, porque algunos de ellos al ser sometidos a la fuerza son capaces de deformarse pero no de romperse. Mediante esta acción es posible lograr alambres o hilos de metal.
Los átomos que componen los metales están dispuestos de una forma tal que hace que puedan deslizarse unos sobre otros y por tanto es que pueden estirarse sin romperse.
Si bien no es imposible que un material dúctil pueda romperse para llegar a tal momento debe haber soportado grandes deformaciones antes.
Ahora bien, vale indicar que no es correcto hablar indistintamente de dúctil y blando, dado que la ductilidad acontece únicamente cuando el material soporta una acción fuerte y se deforma y no se rompe.
Los materiales dúctiles son empleados en infinidad de situaciones como consecuencia de justamente esta condición, destacándose: la fabricación de plásticos.
En lo que respecta al uso de estos materiales, los mismos, siempre, padecerán deformaciones antes de quebrarse definitivamente. Los materiales frágiles se rompen sin aviso previo mientras que los dúctiles sufrirán antes de la deformación.
Cabe destacarse, que a aquellos materiales que disponen de tal propiedad se los conoce popularmente como dúctiles. Mientras tanto, a los materiales que se hallan en la vereda opuesta, es decir, que no son dúctiles, se los denomina frágiles, siendo la propiedad que los domina la fragilidad que hace que justamente se rompan con gran facilidad.
A la ductilidad de cualquier material se la puede valorar de modo indirecto a partir de la resiliencia. La resiliencia de un material es la energía de deformación presente en él y que podrá ser recuperada de un cuerpo deformado una vez que se interrumpe la fuerza que es la que ocasiona la deformación del mismo.
Por otra parte, en el lenguaje coloquial, también le atribuimos una referencia a la palabra que justamente está asociada a su referencia originaria y es para referir a aquella persona que se caracteriza por la blandura de su carácter y por demostrarse siempre conforme.

3. Significado de Ductilidad

Ductilidad es la cualidad de dúctil. Este adjetivo puede hacer referencia a algo acomodadizo, condescendiente, fácilmente deformable, que admite grandes deformaciones mecánicas o que mecánicamente puede extenderse con alambres o hilos.
Se conoce como ductilidad a la propiedad de aquellos materiales que, bajo la acción de una fuerza, pueden deformarse sin llegar a romperse. Estos materiales, como ciertos metales o asfaltos, se conocen como dúctiles. En cambio, los materiales que no poseen esta propiedad se califican como frágiles. Esto quiere decir que los materiales dúctiles pueden experimentar importantes deformaciones antes de romperse, mientras que los frágiles se rompen casi sin deformación.
Los materiales dúctiles toleran métodos de fabricación por deformación plástica y soportan una mayor cantidad de uso, ya que se deforman antes de romperse. Es necesario aplicar una gran fuerza para romper un material dúctil: sus átomos pueden deslizarse unos sobre otros, estirando el material sin romperse.
En otro sentido, se asocia la ductilidad a la capacidad de una persona de cumplir con éxito diversas tareas o funciones. Un jugador de básquetbol dúctil, por ejemplo, estará en condiciones de anotar puntos desde cualquier sector del campo, dar asistencias y conseguir rebotes.
Un empleado dúctil es aquel que puede cumplir con distintas obligaciones dentro de una misma empresa: “Juan siempre me sorprende con su ductilidad: ayer vendió decenas de productos, hoy está a cargo del pago a proveedores y mañana me ayudará a realizar una campaña de marketing”, “Lamento informarle que vamos a prescindir de sus servicios: necesitamos a alguien con más ductilidad para este puesto”.