Cuál es el Significado de Metano - Concepto, Definición, Qué es Metano

Definición de Metano



1. Significado de Metano

El metano (del griego methy vino, y el sufijo -ano) es el hidrocarburo alcano más sencillo, cuya fórmula química es CH4.
Cada uno de los átomos de hidrógeno está unido al carbono por medio de un enlace covalente. Es una sustancia no polar que se presenta en forma de gas a temperaturas y presiones ordinarias. Es incoloro e inodoro y apenas soluble en agua en su fase líquida.
En la naturaleza se produce como producto final de la putrefacción anaeróbica de las plantas. Este proceso natural se puede aprovechar para producir biogás. Muchos microorganismos anaeróbicos lo generan utilizando el CO2 como aceptor final de electrones.
Constituye hasta el 97% del gas natural. En las minas de carbón se le llama grisú y es muy peligroso ya que es fácilmente inflamable y explosivo. No obstante en las últimas décadas ha cobrado importancia la explotación comercial del gas metano de carbón, como fuente de energía.
El metano es un gas de efecto invernadero relativamente potente que contribuye al calentamiento global del planeta Tierra ya que tiene un potencial de calentamiento global de 23. Esto significa que en una media de tiempo de 100 años cada kg de CH4 calienta la Tierra 23 veces más que la misma masa de CO2, sin embargo hay aproximadamente 220 veces más dióxido de carbono en la atmósfera de la Tierra que metano por lo que el metano contribuye de manera menos importante al efecto invernadero.
El metano es el componente mayoritario del gas natural, aproximadamente un 97% en volumen a temperatura ambiente y presión estándar, por lo que se deduce que en condiciones estándar de 0 °C y una atmósfera de presión tiene un comportamiento de gas ideal y el volumen se determina en función del componente mayoritario de la mezcla, lo que quiere decir que en un recipiente de un metro cúbico al 100% de mezcla habrá 0.97 metros cúbicos de gas natural; el metano es un gas incoloro e inodoro. Como medida de seguridad se añade un odorífero, habitualmente metanotiol o etanotiol. El metano tiene un punto de ebullición de -161,5 °C a una atmósfera y un punto de fusión de -183 °C. Como el gas es sólo inflamable en un estrecho intervalo de concentración en el aire (5-15%). El metano líquido no es combustible.

Riesgos potenciales sobre la salud (seguridad)

El metano no es tóxico. Su principal peligro para la salud son las quemaduras que puede provocar si entra en ignición. Es altamente inflamable y puede formar mezclas explosivas con el aire. El metano reacciona violentamente con oxidantes, halógenos y algunos compuestos halogenados. El metano también es asfixiante y puede desplazar al oxígeno en un espacio cerrado. La asfixia puede sobrevenir si la concentración de oxígeno se reduce por debajo del 19,5% por desplazamiento. Las concentraciones a las cuales se forman las barreras explosivas o inflamables son mucho más pequeñas que las concentraciones en las que el riesgo de asfixia es significativo. Si hay estructuras construidas sobre o cerca de vertederos, el metano desprendido puede penetrar en el interior de los edificios y exponer a los ocupantes a niveles significativos de metano. Algunos edificios tienen sistemas por debajo de sus cimientos para capturar este gas y expulsarlo del edificio. Un ejemplo de este tipo de sistema se encuentra en el edificio Dakin, en Brisbane, California.


2. Definición de Metano

El metano llamado originariamente gas de los pantanos, porque nace en terrenos pantanosos y por descomposición de las sustancias orgánicas por la inexistencia de oxígeno en el aire; es un hidrocarburo, y dentro de ellos, el más sencillo, formado por cuatro moléculas de hidrógeno y una de carbono. Es también un alcano, pues entre los átomos de carbono hay enlaces múltiples. Estos enlaces se dirigen en el metano hacia los vértices de un tetraedro.
El metano, por ser un gas tiene facilidad para ser transportado por tuberías que pueden ser redes tan largas que atraviesen continentes, partiendo de los campos de petróleo donde se originan hasta su destino. La utilidad del metano en su combustión es que representa una gran fuente de calor. Se usa como combustible y es componente del gas ciudad en un 34 %, y del gas natural en más de un 90 %.
Como características, es incoloro, inodoro y también insípido, es insoluble en agua y su licuación resulta dificultosa.
El metano reacciona con los siguientes halógenos: flúor, cloro y bromo, produciendo una mezcla de halometanos y un haluro de hidrógeno. La mezcla con el flúor puede ocasionar una violenta explosión. Con el cloro y el bromo se requiere inicialmente aportar energía en forma de luz o calor, y la reacción es menos potente, sobre todo en el caso del bromo.
Es frecuente que en las minas de carbón se produzcan explosiones, ciando se mezcla con el aire en lugares cerrados, y da lugar al “gas grisú”.
Puede obtenerse de modo industrial a partir del gas natural o destilando la hulla (roca orgánica sedimentaria) o del cracking (desintegración) del petróleo.
Es perjudicial al ambiente pues contribuye al calentamiento global.