Cuál es el Significado de Bigote - Concepto, Definición, Qué es Bigote

Definición, Concepto, Significado, Qué es Bigote


File:Nietzsche187a.jpg

1. Concepto de Bigote

Se llama bigote al pelo que crece en la región de la cara comprendida entre el límite inferior de la nariz y el labio superior. Los pelos son netamente conspicuos en los hombres adultos como también lo suele ser la barba.
Este pelo que crece en la cara de los varones puede ir acompañado de barba y/o patilla según las preferencias del ente. En algunos casos sirve para cubrir defectos en la piel o cicatrices, o utilizarse simplemente como adorno o según la moda. Suele ser necesario cuidarlo y recortarlo regularmente.
Su nombre quizá proviene del término alemán "bei Gott" traducido como "¡Por Dios!", un juramento que hacían los soldados alemanes de nils, mientras se llevaban la mano a la zona facial comprendida entre el labio superior y el corte de la nariz. El bigote, normalmente es mucho más fino que el mostacho, que se define como un bigote grueso, y que sin embargo deriva del vocablo italiano "mostaccio".
Según el diccionario Crítico-etimológico de Joan Corominas, existía la costumbre extendida en toda Europa de blasfemar durante el siglo XV. Parece ser que los españoles relacionaron la blasfemia que proferían los barbados bajosajones al beber cerveza "Bi God" 'Por Dios ya' con los mostachos de los mencionados tudescos a través de una metonimia.

Historia

El bigote a través de la historia ha sido considerado símbolo de hombría y virilidad, pero también es indicativo de clase, sabiduría, autoridad o poder según el momento y la sociedad donde se le ubique.
El rasurado con cuchillas de piedra era tecnológicamente posible desde el Neolítico, aunque una de las representaciones más antiguas mostrando a un hombre afeitado y con bigote es la del mayordomo Keti, que vivió durante la dinastía VI (tercer milenio adC).
Estuvo de moda siglos atrás en los ejércitos de numerosas naciones, con gran variedad de estilos. En general, los hombres jóvenes y los de grados inferiores llevaban pequeños y menos elaborados bigotes; los oficiales de alta graduación y los veteranos, portaban espesos mostachos. En algunos países fue obligatorio, para los soldados, dejar crecer el bigote. El ejército británico, por ejemplo, prohibió el rasurado del labio superior, en todos los grados, desde el siglo XIX hasta que el reglamento fue abolido mediante una Orden del ejército de 6 de octubre de 1916.
En las culturas occidentales la mujer, generalmente, suele eliminar pelo facial.
La artista Frida Kahlo se pintó con bigote y barba. Esta imagen transgresora fue utilizada por algunos surrealistas en las artes.
En los años 1920 fue típico el estilo masculino de vestimenta negra, sombrero, bigote, y monóculo.

El bigote en nuestros días

Se divide en tres modalidades:
Mosquetero. Debe ser delgado, para lo cual se rasura el vello bajo la nariz de modo que crezca sólo un poco arriba del labio superior.
Este tipo de bigote tiene su origen en Francia. Según la apariencia y personalidad de quien lo lleva, confiere un gesto adusto y también un toque aristocrático y de autoridad, en la actualidad es llevado por el famoso actor estadounidense Burt Reynolds.
Revolucionario. Es amplio, grueso y sobrepasa las comisuras de los labios. Es un buen camuflaje para los hombres de boca chica. Es muy abundado y con volumen.
Algunos de los políticos que prefieren este estilo son el mexicano Porfirio Diaz así como el español Carod Rovira de ERC.
Corto. Es más angosto que las comisuras de los labios y con él se corre el riesgo de que parezca más chica la boca. Tiene que recortarse a diario, para que no pierda la forma. Un ejemplo típico es José María Aznar quien fuera presidente español, así como el entrenador de fútbol Bernd Schuster.


2. Significado de Bigote

El bigote es aquella cantidad de pelo que le nace a los seres humanos en la cara, más precisamente por sobre su labio superior. Tanto mujeres como hombres disponen de este rasgo velloso aunque es mucho más abundante en el caso de los hombres.
Cabe destacarse que el bigote presenta una connotación masculina, es decir, está aceptado como una marca distintiva y propia del varón, en tanto, eso no sucede con las mujeres, sino muy por el contrario, ya que aquella mujer que dispone de bigote no será para nada considerada como femenina.
Básicamente, porque el bigote está visto como un rasgo de masculinidad, símbolo de hombría y de la virilidad del varón en cuestión. Y en algunas culturas y sociedades hasta ha sido símbolo de poder y de sabiduría.
Por caso, las mujeres, suelen depilarse la zona con periodicidad para erradicar el bello que allí les sale.
Ahora bien, al hombre que no le gusta el bigote, también se lo debe rasurar con una asiduidad más recurrente que en el caso de la mujer. El hombre emplea herramientas especialmente destinadas para tal práctica, como las rasuradoras o máquinas de afeitar, mientras que la mujer se lo depila con cera o con pinzas.
Los hombres que gustan de usar bigote, normalmente, lo acompañan de patillas y de barba, asimismo, formadas por pelo como el bigote.
Vale mencionar que hay algunos hombres que usan el bigote no por una razón estética, de moda, sino para cubrir o disimular algún defecto físico en la zona.
Existen diversos tipos de bigotes, los hay frondosos, conocidos popularmente como mostacho, mientras que el término bigote se reserva para aquel más fino.
Entre los tipos de bigotes más usados y famosos se cuentan: mosquetero (es delgado por eso se rasura el vello debajo de la nariz; nació en Francia), revolucionario (se caracteriza por ser grueso, amplio y sobrepasar el límite de los labios), corto (es precisamente corto, no supera la comisura del labio), dalí (bautizado así por el talentoso pintor Salvador Dalí, es delgado y con puntas largas hacia arriba), imperial (las puntas están arqueadas para arriba), inglés(es delgado y está extendido hacia los lados), entre otros.
Y la otra referencia que se le atribuye al término, especialmente en el lenguaje corriente, es para indicar aquellos restos de bebida o bien de comida, que quedan suspendidos en el labio superior tras justamente ingerir alimentos o bebidas. Te quedó un bigote rosado del licuado, límpialo.