Cuál es el Significado de Nihilismo - Concepto, Definición, Qué es Nihilismo

Definición, Concepto, Significado, Qué es Nihilismo


Nihilismo – Definición de Nihilismo, Concepto de Nihilismo, Significado de Nihilismo

1. Concepto de Nihilismo

La corriente filosófica conocida como nihilismo es aquella que se basa en la presunción de que nada puede ser conocido, entendido o sabido ya que la vida no posee ningún tipo de significado a descifrar. Esto implica que el ser humano no está supeditado a los valores, creencias o parámetros de ningún ente superior ya que, de todas maneras, no puede conocerlo a ciencia cierta.
El término nihilismo proviene del latín, idioma en el cual nihil significa ‘nada’. De este modo, el nihilismo podría ser entendido como la negación de todo lo existente o, en otras palabras, la nada. Uno de los elementos más importantes y centrales de esta corriente filosófica es justamente la negación de varios aspectos de la vida humana, e incluso de la vida misma. Para los nihilistas, la vida no posee ningún significado digno de ser conocido, interpretado o descifrado, como tampoco lo tiene la moral, la religión, las formas políticas, etc.
El nihilismo es un fenómeno surgido principalmente en el siglo XIX a partir de los trabajos de diferentes autores entre los cuales Kierkegaard, Nietzsche y Heidegger son los más reconocidos. Cada uno de ellos realizó una interpretación diferente de este tipo de pensamiento pero en otras palabras podemos decir que los tres trabajaron sobre la vida y la falta de significado que esta tiene en un mundo tan complejo como el mundo postmoderno. Así, para los autores nihilistas nada de lo que pueda hacer el ser humano para revalorizar su identidad, sus particularidades, sus intereses o miedos puede ser útil ya que la vida ha perdido todo significado (o bien, nunca lo tuvo) y por tanto es imposible conocer o saber nada respecto de ella. En muchos sentidos, el nihilismo se relaciona con modos oscuros y sin sentido de entender la existencia humana en la Tierra.


2. Definición de Nihilismo

Nihilismo es un término que proviene del latín nihil, que significa “nada”. Se trata de la negación de todo principio religioso, social y político. El término fue popularizado por el novelista Iván Turgenev y por el filósofo Friedrich Heinrich Jacobi. Con el tiempo, pasó a utilizarse como burla de las generaciones más radicales y para caracterizar a aquellos que carecen de sensibilidad moral.
El nihilismo es una posición filosófica que niega los dogmas. Sostiene que la existencia humana no tiene, de manera objetiva, ningún significado o propósito esencial superior. Por eso se opone a todo aquello que predica una finalidad que no tiene una explicación verificable.
Los nihilistas desean abandonar las ideas preconcebidas y llevar una vida lúdica, con opciones de realización que no estén vinculadas a cosas que consideran inexistentes. Es importante tener en cuenta que el nihilismo no está vinculado al pesimismo o a la falta de creencias, sino que, al negar todo dogma, es una posición abierta a opciones infinitas.
Los filósofos suelen distinguir entre este nihilismo positivo y activo que propone nuevas alternativas del nihilismo negativo o pasivo, encarnado en ideas de negligencia y autodestrucción.
El nihilismo como expresión política está vinculado al anarquismo ya que rechaza las jerarquías, la autoridad y el dominio del hombre sobre el hombre. En algunos países, como Rusia, el movimiento cultural nihilista fue el origen de las agrupaciones políticas anarquistas que lucharon por la abolición del Estado.
El nihilismo también suele asociarse al punk, un movimiento cultural y musical que defiende la autogestión, critica a la Iglesia y se opone al consumismo.


3. Significado de Nihilismo

El máximo exponente del nihilismo es Nietzsche (1844-1900) que reactualizó una concepción ya vigente entre los antiguos escépticos griegos, y consiste en una postura filosófica opuesta a la metafísica y a la ontología, ya que el ser es concebido como una “nada” intrascendente. En efecto, la etimología, nos remite al latín, donde “nihil” significa “nada”.
No existe en la vida una finalidad posterior, una vida luego de la muerte, no hay valores ni autoridad a quien someterse, ni saberes irrefutables, especialmente lo que no son comprobables y pretenden instaurarse por la fe.
Es una ideología sin dogmas, abierta a muchas posibilidades, pues considera al mundo un devenir constante, al que el hombre debe arrojarse y no tratar de evadirlo; pero sin ataduras teológicas o políticas, preconizando en este caso, el anarquismo. El hombre debe encontrar su sentido en la tierra, destruyendo la idea de Dios, y haciendo surgir lo que llama “el hombre nuevo” o “superhombre”.
Para Nietzche la esencia vital es la voluntad de poder, si ésta no existe solo queda la nada, el nihilismo, que está representada por los pseudos valores que el hombre cree que son verdaderos, pero son una mentira, que se derrumba, pues el nihilismo activo demostrará su falsedad, y dará lugar a la aparición de valores nuevos.
A su vez, Martín Heidegger (1889-1976) al menos hasta la Segunda Guerra Mundial sostiene que el hombre busca refugio en una existencia no auténtica para escapar de la angustia que le produce la nada que representa su existencia finita. El hombre tendría una existencia autentica, si se aceptara como un ser destinado a morir.