Definición de Suerte ‒ Significado de Suerte

Suerte – Su Definición y Conceptos


Suerte – Definición de Suerte, Concepto de Suerte, Significado de Suerte

Definición de Suerte

La suerte es un encadenamiento de sucesos que es considerado como casual o fortuito. Quienes creen en la suerte, sostienen que las condiciones de vida pueden depender del destino o de la existencia y utilización de amuletos.
Por ejemplo: “Tuve tanta mala suerte que, cuando llegue a la playa, se largó a llover”, “Marcelo tiene mucha suerte: ayer encontró cien pesos en la calle”, “Julieta lleva un trébol de cuatro hojas en su bolsillo para atraer la suerte”.

La superstición cree que ciertos objetos o conductas traen buena suerte, como una herradura, un trébol de cuatro hojas, una pata de conejo, cruzar los dedos o tocar madera. Otras cosas, en cambio, generan mala suerte: un gato negro, romper un espejo, derramar sal o abrir un paraguas dentro un casa, entre otras cuestiones.
Para los racionalistas, la suerte no existe. Lo que se considera buena o mala suerte puede explicarse a partir de la aplicación de las leyes de la probabilidad. Si un balcón cae sobre la cabeza de una persona, no es mala suerte, sino que cualquier persona que pasara por debajo de dicho balcón tenía probabilidades de sufrir dicho accidente.
La razón también se opone a las falacias lógicas de los amuletos. Un sujeto cree que su gorra roja atrae la buena suerte y, cuando sale a la calle, encuentra dinero. Esa circunstancia podría confirmar la eficacia del amuleto para alguien supersticioso, pero es un simple hecho estadístico para los racionalistas.
La suerte también puede estar vinculada a las creencias espirituales. Para los creyentes, ciertos rituales o prácticas (como rezar) hacen que fuerzas sobrenaturales incidan en el mundo físico y favorezcan la suerte.

Significado de Suerte

Se le conoce como suerte a toda serie de sucesos que, combinados, producen un resultado afortunado o desafortunado. Para los que creen en ella, se trata de algo fuera del control humano, sin contemplaciones respecto a las intenciones o voluntad del individuo. En algunas culturas, la suerte es vista como una simple coincidencia aleatoria de eventos, mientras que en otras, es una fuerza casi sobrenatural, con fuerzas que determinan la forma en la que ocurrirán las cosas.
En la cultura occidental, independientemente de si exista o no, la suerte juega un papel importante en muchos aspectos. Por ejemplo, en algunos juegos se suele creer que el ganador es aquel que tiene la suerte de su lado. En el ajedrez, por decir algo, el ganador es el que diseña la mejor estrategia, pero en los dados el ganador será aquel que reciba la mejor combinación de dados de forma aleatoria.
En el ámbito espiritual, las religiones abrahámicas consideran que los eventos futuros son determinados por Dios, en función de los juicios que Él realice sobre el individuo. Sin embargo, en otras religiones, como las africanas, la suerte juega un papel esencial en la vida de la gente. Para los creyentes de estas religiones, los chámanes son capaces de darle buena o mala suerte a un individuo mediante la utilización de la magia.
Para los racionalistas y escépticos, cualquier referencia a la suerte como la causa de eventos no es más que una falacia lógica, ya que el que dos eventos estén uno después del otro, no quiere decir que el primero causó al segundo. Para los que sostienen esta postura, la suerte no es más que la probabilidad tomada de forma personal.
En el mundo, la suerte es representada con muchos símbolos distintos. Los más comúnes son el número 7, el trebol de cuatro hojas, la herradura y la estrella.