BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Definición de Acoso Laboral

ADS

Acoso Laboral - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Acoso Laboral y su Importancia

El concepto de acoso laboral designa a aquellas acciones de hostigamiento, generalmente desplegados por una autoridad, tal es el caso de un jefe, un supervisor, contra un empleado, y que tienen la misión de amedrentarlo para así someterlo mejor a sus designios o bien que el acosado renuncie al trabajo.

En aquellos casos que el acoso laboral provenga por parte de un jefe o un superior suele manifestarse de la siguiente manera: se le exige al empleado cumplir objetivos imposibles de concretar, se le aplican constantes obstáculos para que no pueda desarrollar al máximo su capacidad. Mientras tanto, vale mencionarse que es aceptable y normal que un jefe exija a su empleado o que lo reprenda si este no cumple con sus obligaciones, sin embargo, cuando las exigencias o el trato se vuelven violentos, alejados de la realidad estaremos ante un escenario laboral de acoso.
Cabe destacarse que también el acoso puede provenir de parte de un par, especialmente en aquellos empleos en los que existe una implacable competencia de capacidades y entonces a aquel que se perfila como una concreta amenaza para el crecimiento profesional de otro dentro de la empresa se lo comienza a molestar con comentarios y acciones para que decida retirarse de la contienda.
En tanto, el acoso, puede consistir de recurrentes comentarios con mala intención que pueden estar acompañados por la realización de alguna maldad, o en su defecto puede implicar constantes y exageradas críticas acerca del desempeño laboral.
El acoso laboral es una de las complicaciones más habituales con las cuales los empleados se encuentran hoy día y también es una de las más difíciles de resolver dado que generalmente prima el sentimiento de temor a perder el empleo si se denuncia el mal trato u hostigamiento.
Por otra parte, ser objeto de acoso laboral desencadenará en la persona que lo padece una enorme cantidad de problemas psicológicos y nerviosos tales como depresión, estrés y la aparición de otras tantas afecciones de carácter psicosomático.
Los especialistas en este tipo de situación recomiendan a aquellos que son objeto de acoso en el trabajo que no adopten una conducta de enfrentamiento agresiva y en su lugar que muestren una conducta resuelta y de respuesta ante al agravio pero jamás que roce la violencia.

Concepto de: Acoso Laboral y Qué es

Figura jurídica del ámbito penal y laboral, referida a la conducta encaminada a la obtención de contactos sexuales de cualquier tipo a cambio de un trato más favorable, o simplemente normal o menos perjudicial, para la persona acosada. Se produce siempre en el seno de una relación de tipo laboral, docente o análoga, y aprovecha la superioridad de una de las partes de la relación frente a la otra, que se encuentra desvalida y a merced de los requerimientos sexuales a cambio de la obtención del resultado laboral, académico o análogo. En realidad, hasta hace poco tiempo existían escasas referencias en las distintas legislaciones a este término, ya que en el Derecho penal estas conductas se encontraban cubiertas por los delitos de amenazas, violación y abusos deshonestos, agresiones sexuales, abusos sexuales y, más específicamente, la figura del estupro de prevalimiento. No obstante lo anterior, en la realidad social ha tomado tal pujanza que las legislaciones más modernas han procedido a su consideración criminal en cuanto que conducta atentatoria a la libertad sexual de las personas, siempre que exista petición para satisfacción de apetitos sexuales propios o ajenos, con abuso de la superioridad generada por una situación laboral, docente o análoga y bajo la amenaza de causación de un mal a la persona acosada.

Desde el punto de vista del Derecho laboral, contemplado como acción defraudadora de la buena fe contractual en el ámbito laboral y del derecho de igualdad de los trabajadores, comienza a introducirse en la legislación laboral el término acoso para calificar aquellas conductas discriminadoras de un trabajador por solicitud de comportamientos sexuales a cambio del mantenimiento de la relación laboral u obtención de algún beneficio en la misma.

En España, el Código Penal vigente recoge el acoso sexual por primera vez con rúbrica propia, y es delito autónomo dentro de los delitos contra la libertad sexual según el artículo 184, en el que se castiga al que solicita favores de naturaleza sexual para sí o un tercero con prevalimiento de una situación de superioridad laboral, docente o análoga y con el anuncio expreso o tácito de causación a la víctima de un mal relacionado con las legítimas expectativas que pueda tener en dicha relación, imponiéndose pena de privación de libertad o multa. En la legislación laboral se recoge también la figura del acoso sexual.

Significado de: Acoso Laboral y sus Usos

Es esperable que, en el ámbito del trabajo, cada persona actúe con responsabilidad, cumpliendo con sus obligaciones y desempeñándose en equipo con sus compañeros. Esto, sin embargo, no siempre ocurre. Un trabajador puede ser víctima de acoso laboral cuando otro empleado o su jefe se dedican a hostigarlo.
La lengua inglesa utiliza el concepto de mobbing para referirse a la presión desmedida y la violencia simbólica que se ejerce dentro del entorno laboral. La persona que sufre este acoso puede ser atormentada con comentarios malintencionados o escuchar de manera recurrente críticas exageradas sobre su desempeño o su capacidad. Por lo general, la intención del acosador es que la víctima renuncie al empleo o modifique su conducta, ya que ésta resulta contraria a sus intereses.
El acosador, por lo tanto, puede ejercer el mobbing contra alguien que aparece como una competencia o que podría desbancarlo de un lugar de poder. El acoso laboral también puede aparecer cuando el acosador pretende extorsionar a un trabajador.
Es importante diferenciar entre la presión normal que un jefe puede ejercer sobre un empleado y el acoso laboral. Si el responsable de una empresa no está conforme con el rendimiento de un trabajador, tiene derecho a hacérselo saber y hasta de sancionarlo. Sin embargo, si la autoridad falta el respeto (ya sea en privado o en público), exige el cumplimiento de metas imposibles de alcanzar o pone trabas al empleado para que no pueda desarrollar con eficiencia las tareas cotidianas, puede hablarse de acoso laboral.
Cabe destacar que la víctima de acoso laboral puede sufrir desde trastornos nerviosos (como depresión o estrés) hasta enfermedades psicosomáticas. Ante la imposibilidad de denunciar al acosador cuando éste es el responsable de la empresa y se desea conservar el trabajo, los expertos recomiendan adoptar una conducta asertiva que permita responder a los agravios pero evitando el enfrentamiento.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS