Definición de Actividad Económica

Actividad Económica - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Actividad Económica y su Importancia

Se denomina actividades económicas a todas aquellas actividades (conjunto de tareas) por medio de las cuales satisfacemos nuestras necesidades, y que generan ganancias dentro del mercado, para los productores de las mismas. De las actividades económicas nace la producción, y de ésta el consumo. Existen tres grandes tipos de actividades económicas: actividades primarias, actividades secundarias y actividades terciarias.

Las actividades primarias son la ganadería, la agricultura, la pesca, la minería y la explotación forestal; es decir, son aquellas relacionadas con los recursos naturales y la producción agropecuaria. Por medio de las actividades primarias se obtiene la materia prima, elemento imprescindible para la producción. Este tipo de actividades es menos redituable, con respecto a las demás actividades económicas.
Las actividades segundarias, son las que se ocupan de elaborar los productos, a partir de la modificación de la materia prima. Éstas están constituidas por la producción de energía eléctrica, la industria y la construcción.
Las actividades terciarias, a diferencia de las secundarias, no producen bienes tangibles, sino que se ocupan de la compra, venta o distribución de aquellos. Entre estas actividades hallamos, por ejemplo, el comercio, el transporte, la educación y los servicios.
Los factores de producción: naturaleza, trabajo y capital, son indispensables para las actividades económicas, pues son los recursos o medios que posibilitan el funcionamiento de la cadena económica productiva.
Las actividades económicas participan del mercado, en el cual el dinero es el medio de cambio, y es codiciado por todos los empresarios; los avances tecnológicos que poseen los productores influye en el éxito de sus bienes o servicios.

Concepto de: Actividad Económica

Son actividades económicas todos los procesos que tienen lugar para la obtención de productos, bienes y/o servicios destinados a cubrir necesidades y deseos en una sociedad en particular.
Para la economía y las finanzas, una actividad es cualquier proceso que ocurre de manera organizada con el fin último de generar productos, o también bienes y servicios, que en un contexto dado contribuirán al progreso económico de un grupo, sociedad o nación.
Las actividades económicas tienen el propósito de cubrir las necesidades humanas a partir del trabajo sobre los recursos disponibles en el planeta y, en ese sentido, contemplan un criterio no sólo económico y empresarial, sino también social y ambiental en la toma de decisiones.
Toda actividad que se precie de tal puede y debe ser segmentada en fases de producción (entendida como aquella que opera sobre la materia prima para el desarollo de cierto producto o bien), distribución (en términos de colocación de los productos en distintos puntos geográficos de la sociedad al alcance del consumidor) y consumo (es decir, la apropiación del bien por parte de un individuo o entidad).
Actividades económicas típicas en los distintos países del mundo son la agricultura y la ganadería, pero también la industria, el comercio, las comunicaciones, la investigación científica y casi cualquier actividad que involucre la producción de un bien a cambio de una devolución monetaria o de otro tipo.
Dentro de estas actividades, se considera sector primario al que comprende las actividades que se ocupan de obtener alimentos y materias primas del medio natural; sector secundario al que trabaja sobre las materias primas en ámbitos industriales; y terciario al que agrupa a los servicios de los cuales dispone una sociedad. En las economías más avanzadas el sector terciario suele ganar lugar por sobre el primario, el cual es predominante en economías en vías de desarrollo.

Significado de: Actividad Económica

Desde los comienzos de la humanidad que los Seres Humanos lograron entender, al igual que otros seres vivos, que la acción de la Relación con el medio como con otros individuos en su ciclo de vida iba a dar mejores réditos que llevar una vida en solitario, por lo que se alió a otros sujetos en pos de poder afrontar los peligros y adversidades que el medio que les rodeaba le presentaba.
Esta unión le permitió obtener Mayores y Mejores Recursos, pudiendo tener un mejor abastecimiento de sus necesidades como también la formación de Aldeas o Tribus que consistían en una comunidad que se encontraba en constante crecimiento, pudiendo inclusive tener contacto con otras comunidades, pudiendo ser hostiles o bien aliadas, teniendo un Intercambio de Bienes.
Fue allí cuando se introdujo de pleno el antecedente del concepto de Actividades Económicas, siendo estas todas las acciones que realizan los seres humanos con la finalidad de poder percibir o contribuir con Bienes y Productos, teniendo en cuenta un desgaste físico o bien el consumo de una Materia Prima que ha sido debidamente obtenida de distintas fuentes.
Si bien este concepto puede ser ligado al Comercio, es también aplicado a la industria terciaria de los Servicios, donde el intercambio se da por un lado por un arte, oficio o conocimiento de un individuo que obtiene un Bien Fungible como es considerado legalmente al Dinero, teniendo para ello el acuerdo de un plazo, condiciones de intercambio y calidades de lo que se busca intercambiar.
No debemos deshechar como Actividad Económica a la forma de pago de Intercambio de Bienes, siendo conocida comúnmente como Trueque ya que también persigue una finalidad de lucro y puede abarcar desde el Cambio de Objetos hasta inclusive la posibilidad de Ofrecer Servicios de cualquier índole a cambio de otros (por ejemplo, un trabajo de Plomería que se intercambia por un trabajo de Carpintería)
Cada una de estas actividades permite poder Solventar Necesidades Básicas por parte de los ciudadanos (desde el alcance a Servicios Sanitarios como a la Vivienda y Alimento) mientras que los ingresos que superen esta línea básica son considerados como Ganancias, las cuales pueden ser Puestas a Inversión a modo de generar una mayor cantidad de ingresos a futuro o bien guardarse y acumularse a modo de Ahorro o Resguardo ante cualquier factor aleatorio que surja y que necesite un fuerte gasto de dinero en forma imprevista.