Definición de Hotel

Hotel - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Hotel y su Importancia

Se designa con el término de Hotel a aquel edificio preparado y diseñado para albergar temporalmente a personas, especialmente a aquellos que se encuentran de viaje, ya sea por turismo o bien por alguna razón laboral y entonces, el hotel resulta ser la principal alternativa y también la más usada por estos para alojarse durante sus desplazamientos.

Por otra parte, los hoteles, no solamente le brindan a sus huéspedes, tal como se los denomina en la jerga hotelera a quienes se alojan en ellos, un lugar privado para dormir, bañarse y depositar aquellos objetos personales con los cuales viajan, sino que además, dependiendo por supuesto de la calidad que ostente el hotel en cuestión, le ofrecen a sus visitantes algunos servicios adicionales como ser guarderías, peluquerías, restaurantes, piscinas, spa, servicios de conferencia, entretenimientos y espacios para la práctica de deportes varios, los cuales contribuirán a hacer su estadía más placentera y relajada, para que no se extrañe tanto el hecho de no estar en casa.
Si bien puede haber variaciones de un país a otro, generalmente, los hoteles, se diferenciarán entre sí por el grado de confort, posicionamiento y el nivel de los servicios que ofrecen. Tal es así que con alguna que otra diferencia podremos encontrarnos con la siguiente clasificación: de 1 a 5 Estrellas, Letras de E a A, en Clases, de la cuarta a la primera y finalmente Diamantes y World Tourism.
De todas maneras no hay que ser un avezado entendido en estas clasificaciones para distinguir entre un hotel de alta categoría y otro de menor, ya que algunas cuestiones que saltarán a simple vista, como por ejemplo, el tamaño de las habitaciones, la presencia o no de piscina, de televisión, de servicio de cable, de internet, entre otras, nos permitirán definir el nivel de un hotel y su accesibilidad con respecto al presupuesto que manejamos.
De lo mencionado hacia el final del párrafo anterior, se desprende que por supuesto la tarifa de los hoteles dependerá del confort y el número de actividades y propuestas que ofrezcan, claramente, alojarse en los llamados hoteles de cinco estrellas no nos costará lo mismo que hacerlo en uno de dos estrellas, por ejemplo.
Por otro lado, pero relacionado al tema de los costes, tampoco resulta imposible para alguien que no cuenta con un enorme presupuesto alojarse en un muy buen hotel, esto puede llegar a ser factible gracias a las tarifas preferenciales que los mismos ofrecen, por ejemplo, en lo que se denomina como temporada baja, es decir, cuando no es la época vacacional en el país donde se encuentra el hotel en el cual nos gustaría alojarnos y como consecuencia de la poca afluencia de huéspedes que esto provoca, generalmente, las tarifas que se ofrecen son más bajas.
En la actualidad, gracias a las incontables posibilidades de transporte que tenemos los seres humanos que nos permiten trasladarnos a los más diversos lugares del globo terráqueo casi en un tiempo mínimo, la industria hotelera se ha desarrollado fenomenalmente multiplicando su oferta para todos los gustos. Así nos podremos encontrar con hoteles urbanos, hoteles low cost, hoteles de aeropuerto, hoteles boutiques, hoteles-apartamentos, hoteles familiares, posadas, hoteles balneario, hoteles casino, hoteles deportivos, hoteles rústicos, entre otras propuestas.

Concepto de: Hotel

Un hotel es un establecimiento que se dedica al alojamiento de huéspedes o viajeros. El término proviene del vocablo francés hôtel, que hace referencia a una “casa adosada”.
El hotel es un edificio equipado y planificado para albergar a las personas de manera temporal. Sus servicios básicos incluyen una cama, un armario y un cuarto de baño. Otras prestaciones usuales son la televisión, una pequeña heladera (refrigerador) y sillas en el cuarto, mientras que otras instalaciones pueden ser de uso común para todos los huéspedes (como una piscina, un gimnasio o un restaurante).
Existen diversas clasificaciones de hoteles de acuerdo a las comodidades y servicios que brindan al viajero. La más usual está compuesta por estrellas: un hotel de cinco estrellas es el que ofrece el máximo nivel de confort. Al otro extremo, los hoteles de una estrella sólo brindan un servicio básico.
Es posible distinguir entre distintos tipos de hoteles. Un apart-hotel es aquel que tiene la estructura necesaria para que el cliente pueda consumir alimentos dentro de la habitación (por ejemplo, al contar con horno y heladera). Los moteles son aquellos hoteles que cuentan con estacionamiento junto a la habitación, que tiene entrada independiente (es decir, no es necesario pasar por la recepción antes de ingresar).
Se conoce como hotel alojamiento o albergue transitorio al hotel que alquila sus cuartos por hora para brindar privacidad a las parejas que desean tener relaciones sexuales. Estos hoteles no requieren del registro de los pasajeros sino que basan su servicio en la discreción.

Significado de: Hotel

El origen de la palabra hotel, proviene del francés “hôtel”, varias fuentes afirman que el termino comenzó a utilizarse a finales del siglo XI para describir una “morada”, ya en el siglo XIX se utilizaba para designar cualquier lugar o establecimiento para huéspedes y viajeros; este vocablo a su vez viene del latín “hospitalis domus” que quiere decir “hospital para acoger a huéspedes”. Ahora bien se puede describir o definir como hotel al establecimiento o asentamiento en el cual se hospeda o se acoge a los huéspedes o viajeros, que pagan por su alojamiento, comida y otra serie de servicios brindado por dichos establecimientos.
Estas estructuras son creadas con el fin y objetivo de brindarles el mayor confort a sus huéspedes, que por diferentes motivos deben posar fuera de su entorno habitual o residencia por un tiempo determinado. Los hoteles ofrecen una serie de servicios básicos, que incluyen una cama, un cuarto de baño y un armario; aunque existen otros establecimientos que brindan mayores servicios aparte de los básicos, entre estos servicios comúnmente están la televisión, un refrigerador y sillas en el cuarto. Hasta algunos hoteles prestan otro tipo de instalaciones que pueden ser de uso común para todos los huéspedes, como una piscina, un gimnasio, un restaurante, etc.
Los hoteles usualmente poseen o están clasificados en una serie de categorías de acuerdo a los servicios, posicionamientos y comodidades que prestan al huésped; la forma más común de clasificarlos es por medio de estrellas, por ejemplo, un hotel de cinco estrellas es el que ofrece el máximo nivel de confort, todo lo contrario a los hoteles de una estrella sólo brindan un servicio básico. Cabe destacar que también pueden ser clasificados por letras, clases, diamantes y “World Tourism”, dependiendo del país, lugar o región en el cual se encuentren.