Definición de Explotación Forestal

Explotación Forestal - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Explotación Forestal y su Importancia

La Explotación Forestal es una actividad económica del sector primario que consiste en la tala de árboles de bosques y selvas naturales para obtener el máximo beneficio y aprovechamiento económico de éstos.

De los árboles se pueden obtener como productos forestales principalmente a la madera (fina, dura o blanda), seguido de la celulosa, pulpa de papel, resina, caucho, seda artificial, cera, entre otros, todos ellos son empleados como alimento o materia prima para fabricar numerosos artículos.
Esta actividad ha sido muy importante para el hombre a lo largo de sus años, desde la antigüedad éste hay tenido la necesidad de buscar la manera de subsistir, de satisfacer sus necesidades personales y necesidades directas de la población, por ello siempre ha utilizado la madera como combustible para cocinar y calentar, usando la leña en forma directa o para la elaboración de carbón vegetal.
De igual manera, la madera es utilizada para fines industriales, tenemos como ejemplos: en la industria de construcción, en la fabricación de muebles, de papel, telas sintéticas, medicinas, etc. Además, la explotación forestal ha sido necesaria para las actividades económicas agrícolas que requieren de áreas para sus cultivos y ganados.
Las zonas forestales más importantes a nivel mundial se ubican en los bosques de taiga de Estados Unidos, Canadá, Escandinavia y Rusia, y en las selvas ecuatoriales y tropicales de Brasil, África Central, Indonesia e Indochina.
La explotación forestal se relaciona o algunos la definen como silvicultura, la cual es el uso y cuidado de bosques con el propósito de satisfacer necesidades humanas, ésta nos enseña cómo velar los recursos forestales, enfocándose en el aprovechamiento racional de los bosques y las selvas para mejorar su regeneración, composición y desarrollo.
Cabe señalar que la explotación forestal genera consecuencias negativas a la naturaleza cuando se realiza en forma indiscriminada; la utilización de métodos de explotación inapropiados, la deforestación ilegal, y la falta de sensibilidad y de planes silviculturales, son causantes de la degradación de la vegetación, disminución de las reservas de madera y aceleración del proceso de erosión en los suelos, que los convierte en tierras estériles, no productivas.
Se han adoptado varios códigos de prácticas nacionales y regionales de explotación forestal, éstas pueden ser rentables y pueden reducir en medida considerable sus efectos medioambientales, es muy importante saber que los recursos forestales deben explotarse con criterio racional.

Concepto de: Explotación Forestal y Qué es

Del francés exploitre, explotar es un verbo que refiere a extraer utilidades o riquezas de una industria o negocio y a utilizar las cualidades de una persona o circunstancia de manera abusiva. La acción y efecto de explotar recibe el nombre de explotación.
Forestal, del latín forestālis, es lo perteneciente o relativo a los bosques y al aprovechamiento de la leña y otros recursos relacionados. Se conoce como silvicultura al cultivo de los bosques y a la ciencia vinculada a este cultivo.
La explotación forestal, por lo tanto, es la extracción de recursos de una superficie boscosa. Esta actividad suele llevarse a cabo para la obtención de madera, frutos o corcho.
Es importante tener en cuenta que la explotación forestal tiene serias consecuencias sobre los bosques. Si no se trata de una explotación controlada y responsable, la propia subsistencia del bosque está amenazada.
Muchas veces la explotación forestal implica la tala de árboles y la quema de grandes superficies. Esto supone literalmente la destrucción del bosque y genera el fenómeno conocido como deforestación.
Cuando se tala un bosque sin un plan de reforestación, el ecosistema sufre grandes daños y se pierde la biodiversidad. Además de las especies vegetales que son afectadas de manera directa, muchos animales se quedan sin su hábitat y hasta comunidades aborígenes se ven desplazadas. La explotación forestal también tiene consecuencias negativas para la absorción de dióxido de carbono y genera la erosión del suelo.
El control por parte de las autoridades y de la legislación, pues, es imprescindible para que la explotación forestal no sea insostenible.

Significado de: Explotación Forestal y sus Usos

La de la explotación forestal es una actividad extendida en nuestro planeta y que tiene como misión fundamental extraer determinados recursos de una extensión de bosque para así poder obtener productos como la madera, frutos, entre otros.
Cabe destacarse que la explotación forestal no es una actividad mala o dañina per se, sino que lo que es muy malo y realmente peligroso es la manera con la cual se la ejecuta, es decir, si la explotación forestal se realiza de una manera descontrolada y no atendiendo a cuestiones como la preservación de los recursos sí tendrá tremendas consecuencias para el medio ambiente y para la continuidad del ecosistema.
En aquellos casos en los que la explotación forestal consiste primeramente en la tala indiscriminada de árboles y la quema de extensas superficies verdes sí se estará cometiendo un absoluto ataque y destrucción del bosque en cuestión. En términos formales se conoce a esta acción como deforestación. Básicamente, la deforestación destruye toda la extensión del bosque y está generalmente provocada por la decisión humana de hacerlo, por ello es fácil de evitar si se lo quiere hacer, porque basta con la decisión de otro de no hacerlo.
De llevarse a cabo la explotación forestal se demanda que la misma esté organizada y guiada por un plan consciente y comprometido con la reforestación del área que corresponda, porque como bien indicábamos líneas arriba cuando esto no se produce de esta manera las especies vegetales desaparecen para siempre, los animales que allí residen pierden su hábitat natural y otra consecuencia gravísima es la absorción del dióxido de carbono que termina por erosionar el suelo y terminan volviéndose tierras para nada aptas para el cultivo.
Entonces, para evitar que este tipo de situaciones se sucedan o proliferen es necesario un control exhaustivo por parte del estado en aquellas áreas que corresponden a bosques, y asimismo de leyes de aplicación que castiguen duramente estas acciones cuando se producen.