Cuál es el Significado de Logística - Concepto, Definición, Qué es Logística

Definición de Logística

Logística

1. Significado de Logística

Del inglés logistics, la logística es el conjunto de los medios y métodos que permiten llevar a cabo la organización de una empresa o de un servicio. La logística empresarial implica un cierto orden en los procesos que involucran a la producción y la comercialización de mercancías.
Se dice, por lo tanto, que la logística es el puente o el nexo entre la producción y el mercado. La distancia física y el tiempo separan a la actividad productiva del punto de venta: la logística se encarga de unir producción y mercado a través de sus técnicas.
En las empresas, la logística implica tareas de planificación y gestión de recursos. Su función es implementar y controlar con eficiencia los materiales y los productos, desde el punto de origen hasta el consumo, con la intención de satisfacer las necesidades del consumidor al menor coste posible.
El origen de la logística se encuentra en el ámbito militar, donde la organización tendía a atender el movimiento y el mantenimiento de las tropas en campaña. En tiempos de guerra, la eficiencia para almacenar y transportar los elementos resulta vital. De lo contrario, los soldados pueden sufrir la escasez de medios para enfrentar la dureza de los combates.
A partir de estas experiencias, la logística empresarial se encargó de estudiar cómo colocar los bienes y servicios en el lugar apropiado, en el momento preciso y bajos las condiciones adecuadas. Esto permite que las empresas cumplan con los requerimientos de sus clientes y obtengan la mayor rentabilidad posible.


2. Definición de Logística

Por Logística se comprende la puesta en marcha, administración y el correcto funcionamiento de un emprendimiento, dentro de lo cual se desarrollan estrategias de coordinación y planificación. En tanto, la logística cuenta con una importante y determinante participación en diferentes ámbitos como ser el militar, el de los negocios, el comercio, entre otros.
Porque por ejemplo, en un comercio, las actividades inherentes a la logística serán el puente entre la producción y los mercados que mayormente se encuentran separados como consecuencia del tiempo y la distancia. O como en el caso de las empresas, que en estas, la logística, se ocupará principalmente de la gestión y la planificación de las actividades inherentes a los departamentos que la componen como ser el de compras, transporte, producción, almacenaje, mantenimiento y distribución, entre otros.
Tiempo atrás resultaba prácticamente imposible pensar en consumir algún producto que no se producía en un lugar relativamente cercano al cual vivíamos, los costos y el mantenimiento de ese producto, mucho más si se trataba de productos alimenticios, hacían imposible que podamos consumir en Argentina un producto hecho en Francia, en tanto, cuando los sistemas logísticos comenzaron a evolucionar y a perfeccionarse, consumo y producción pudieron separarse geográficamente sin ningún problema.
A instancias de la logística en el terreno más industrial, de empresa, está como premisa la mayor eficiencia posible en cuanto a la distribución y ubicación de los productos, considerando en este marco los tiempos y contextos más convenientes para llevar adelante la salida de los mismos. En tanto, para lograrlo, movilizará los recursos que sean necesarios, los humanos, consumibles, de electricidad, los necesarios para llevar a cabo la prestación (almacén, herramientas, camiones) y los servicios (transporte, almacén).
Se pueden identificar dos etapas básicas en cualquier logística. Por un lado la que optimizará un flujo de material constante a través de una red de enlaces de transporte y de centros de almacenaje y por el otro, la que se encargará de coordinar una secuencia de recursos para concretar un determinado proyecto.
Entre los principales males que buscará contrarrestar la logística se cuentan: evitar la escasez de productos, reducir al mínimo el costo de transporte, obtener un bien en un tiempo mínimo o en su defecto el almacenaje mínimo de bienes.